lunes, 6 de octubre de 2008

Espinas y Hojas Verdes...


Luego de una semana movidita, con dos internaciones en el interín y unos 5 días en Unidad Respiratoria, es una alegría poder escribirles nuevamente. Como les comenté por mail, los músculos que intervienen en la respiración están muy comprometidos por la debilidad muscular, y sumado a otros síntomas, llevó a que los médicos tomaran acción de urgencias y finalmente me hicieran ese tratamiento inmunosupresor que no quería: 3 pulsos diarios de corticoides (un pulso equivale a 1000 mg…y yo que no quería tomar los 20 mg diarios que tomaba!...en 3 días me hicieron 3000 mg!!. Luego me enviaron a casa con una dosis diaria de 40 mg).
Pero lamentablemente es muy poca la mejoría conseguida y no salgo aún de este cuadro de gravedad.
Una espina en particular que nos afectó mucho es la salud de Damita. Ella también tiene sus fuertes luchas y justo cuando me internaron tenían que hacerle un estudio delicado por unos problemas digestivos serios. Me daba mucha pena no poder acompañarla, pero Waldo se multiplicaba para atendernos bien a las dos, es un gran compañero. Los resultados hasta ahora son preocupantes y estamos esperando el informe final de una biopsia que tuvieron que hacerle durante el estudio. Sabíamos que el enemigo no nos dejaría disfrutar a cabalidad las metas alcanzadas por ella. Pero también tenemos la confianza de que si Jehová lo permite, con su ayuda podremos soportar espinas y piedras en el camino, por más dolorosas y duras que sean.
Aún así, ella sigue esforzándose en su ministerio, lo disfruta y es una gran ayuda en casa. Es una bendición.

Estoy muy triste porque no podré asistir a nuestra ansiada y necesitada Asamblea. Ahora estoy completamente sin defensas por el tratamiento y ni puedo recibir visitas (salvo que no estén ni resfriados y sean muy breves), ni fatigarme al hablar, aún por teléfono. Mientras una de las Doctoras me evaluaba le pregunté si podría asistir: “¡¡Ni loca!!”, me dijo…”Es muy reciente…y lo mismo no estás en condiciones de salir”. Aunque sea un ratito para el discurso de mi esposo quisiera ir…y al drama….y los 3 días!!...pero bueno…ojalá pueda conseguir el programa grabado. Pero nunca es lo mismo. Sé que Jehová sabe y conoce las limitaciones, pero no asistir a una asamblea es muy doloroso, me siento en falta. No sabemos cuántas Asambleas nos quedarán de este lado del Paraíso y me duele mucho no poder estar allí. Me estoy perdiendo hitos en nuestra historia teocrática… y yo sólo mirando. Duele mucho.

Algo positivo en medio de lo gris, fue conocer a Franco en la internación. Él también sufre de una grave distrofia muscular, pero ya está muy avanzada,está paralizado, le hicieron una traqueotomía, por allí apenas se le escucha un hilo de voz. Ya lleva 6 meses internado. Tiene 23 años. Ahora no pude levantarme como antes y predicar y animar a los demás pacientes. No sólo que estoy mucho más débil que antes, sino que, como ya no me quedan venitas que aguanten la medicación, esta vez un cirujano tuvo que hacerme una vía central en el cuello: anestesia local, bisturí y un catéter en la yugular interna para recibir el tratamiento. Andaba con dos frascos de suero todo el tiempo.

Así es que me quedé con las ganas de sentarme a la par de la cama de Franco y hablarle. Pero Damita llevó un artículo de los Jóvenes Preguntan, sobre por qué estoy tan enfermo. Fue muy gratificante verla tomar la iniciativa y acercarse a Franco y sus padres, predicarles brevemente y dejarles la publicación.

Como es una unidad de cuidados intensivos, sólo dejan pasar visitas una hora al almuerzo y a la cena para ayudarnos a comer. Y ver que esos poco momentos la mamá les leía para los tres…fue muy emotivo.

Al día siguiente de salir, Waldo y Damita fueron a visitarlo en el horario de visitas y le llevaron unas masitas dulces para la merienda y una cartita mía donde al fin pude decirle lo que quería. Les dejamos nuestros datos y teléfono y ellos nos dieron los suyos para poder saber cómo sigue. Rogamos que Jehová haga crecer esas semillas, sólo Él puede darles el consuelo y fuerzas necesarias. Por lo pronto, se pudo dar un testimonio a todos, incluido el personal médico y demás enfermos que amorosamente me enviaron su cariño.

Al salir del sanatorio una bocanada de aire fresco me envolvió y pude oír bien a los pájaros que anidan en los grandes árboles de un patio interior. Y en silencio, agradecida, disfruté de sus …

Hojas Verdes


La Primavera reclamó su turno al Invierno
Y los árboles que tiritaban sin abrigo
vieron lentamente cómo los verdes renuevos
surgían presurosos a vestirlos,
a poblar las ramas de follaje para albergar
los nuevos nidos y llevar al viento
los trinos nuevos.

Por más duro que fueran los días grises y fríos,
saber que la primavera siempre vuelve
acerca un bocado de esperanza,
aún tan sólo con ver las verdes hojas
que te traen su mensaje.

Míralas.Escúchalas.
No sólo dan sombra a las aves que anidan
y al paso cansado del caminante.
Traen su frescura al alma agobiada
por la pena muda; por el dolor que taladra
carne y espíritu.

Deja que te hablen las verdes hojas:
son la renovada promesa de un mañana brillante,
de que lo que albergó en silencio la raíz guardada
no fue en vano, porque el Excelso lo ha decretado:
pues “justamente como follaje reverdecerán los justos.”
(Proverbios 11:28)
"Porque no siempre será olvidado el pobre,
ni perecerá jamás la esperanza de los mansos."
(Salmo 9:18)

No lo olvides y no dejes de mirar
la esperanza que te rodea.

Dáleth
05-10-08



Gracias por todo su cariño y sus mensajes, que al igual que las verdes hojas, nos llenan de esperanza...
Un cálido y sentido abrazo

Nancy

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra que ya estes fuera del hospital Nancy.. seguimos rogando por tu bienestar!!!
Excelente que aun en las peores circunstancias no olviden la obra tan importante que Jah nos ha encomendado..
Besos para ti y Damita
Atte.. Luly

Anónimo dijo...

Me dio mucha alegria escuchar esta mañana a Damita,pero lamentablemente se cortla comunicacion porque se fue la luz.jijiji.
Cosa rara en Nicaragua.
Ya veo que estas un poquito mejorcita cariño,asi que animo y mucho coraje a Damita y de seguro no sera nada grave bonita,
Mando un monton de cariño para toda la familia en especial esta vez para el papa por su valentia y abnegacion para toda la familia.
Muchos carños:Paquita

Anónimo dijo...

¡Vamos, Nancita y Damita! Tiempos mejores nos esperan, de eso no hay duda.... mientras tanto... a refugiarnos en Jehová, esperando que nos suministre las fuerzas que son más allá de lo normal, para aguantar hasta el fin.
Las quiero mucho, les mando todo mi amor cristiano. Saludos a Waldo.
La niña inquieta

Yolanda dijo...

Me alegro de que estés en casita de nuevo, no hay como nuestra camita y el olor del hogar. Muy linda tu experiencia en el servicio. Que Jehová, los siga cuidando y fortaleciendo cada día, que pronto terminarán estos dolores.
Un besito para tí y a Damita, un abrazo fuerte para tu esposito.
Con mucho amor,
Yoli y Fernando

Anónimo dijo...

TE QUIERO MUCHO YA LO SABES Y CONSTANTEMENTE LE PIDO A NUESTRO DIOS JEHOVÁ QUE TE DE LAS FUERZAS QUE NECESITAS PARA SEGUIR LUCHANDO.
DOLÇA GAVINA

patri dijo...

Hola Nancy soy Patricia vivo en Mendoza,y estoy muy agradecida a todo el tiempo y esfuerzo que implica para usted hacer tan hermosos aportes para que todos nos beneficiemos,no sabia de sus problemas de salud, espero que Jehova le de la fuerza para seguir sobrellevando esta situacion.
Sonia de forma privada la hizo llegar una experiencia que me lleno de felicidad! y todo gracias a sus hermosa postales y a Jehova que nos usa.Estoy segura que se sentira igual de feliz que yo cuando la lea.MUCHAS GRACIAS POR TODO Y BENDICIONES!!! CON CARIÑO PATRI TRASLAVIÑA-Cong. -Panquehua-Las Heras -Mendoza-Argentina