jueves, 13 de noviembre de 2008

Canto de pájaros en el alma...


-¿”Cómo aguantás ese ruido de la calle?”, preguntó una amiga. Mirando a sus ojitos exaltados, con una sonrisa, respondí: “-Me despiertan los pájaros”.
Sí, podría ir a otra habitación del interior de la casa donde el ruido de los autos no llegaría tanto…pero tampoco escucharía ese canto lleno de algarabía que te llena de vida cada mañana. Aún no se mueve un músculo y no sabes si estás soñando o ya despertaste…pero ellos están ahí…trayéndote su canción y ganas de vivir…y de empezar el día y te dicen; -”Vamos, vamos que hay mucho por disfrutar y hacer”, en ese orden de cosas…sí, porque ellos son trabajadores incansables, pero si los observas…disfrutan de sus días…y no dejan de cantar. Aún en días grises.

Obviamente, Jesucristo pensaba en lecciones más profundas cuando instó a sus discípulos a observar las aves: “Observen atentamente las aves del cielo, porque ellas no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; no obstante, su Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes más que ellas?” (Mateo 6:26)
¡Cuánto consuelo en esa imagen, verdad? ¡Qué Misericordioso y Amoroso Padre tenemos!En realidad, estamos rodeados de mensajes y lecciones que nos animan a seguir cada día, como las que transmiten los pájaros, sólo que tal vez estemos demasiado abrumados por distintas razones y no nos damos tiempo para escucharlos, ni captamos su mensaje de


SENCILLEZ

¡Si fuésemos tan listos como el pájaro,
de su sencillo rol tan poseído,
que amasa barro y paja
y ya tiene su nido!
El descubrió la forma de ser rico
limitando su afán de cada día
a lo que carga el pico.
No amontona riquezas inseguras.
Sabe que todo es pasajero y breve
visto desde la altura.
Por su amparo tampoco se acongoja.
Siempre hay árboles verdes
si otros pierden las hojas.
Ama el barro y la paja que te albergan.
Mejor que tu equipaje sea liviano.
No temas los rigores del invierno;
Dios te habrá de cubrir hasta el verano.

No hagas cuentas mezquinas,
pues los cálculos pesan en la mente
y hacen tardos los pies del que camina.

En la obra de Dios se han combinado
lo simple y lo imponente.
La montaña no arroja resentida
al gusano insipiente.

Acomoda tu mínima estructura
al arreglo total del universo
y aguarda sin premura.

Si tu humilde presencia
no atrae la atención de los que pasan,
el mensaje que Dios puso en tu boca,
como una ardiente brasa
irradiando poder, dejará huellas
que habrán de rutilar a la distancia,
igual que las estrellas.

Álef Guímel

¡Me encanta ese poema! Y hablando de sencillez, estos días pude disfrutar de algo muy sencillo pero que hace muuuuucho no hacía: saborear un rico helado…pero no en la cama, sino en una heladería! ¡Sí! Fuimos al oculista (recetó más aumento en los cristales para ir aguantando hasta la cirugía, la cual no parece muy animado de hacer…uhmmm. Y a este paso los anteojos ya parecerán telescopios, no anteojos, jaja).
Era una tarde muy calurosa, con unos 39 Cº, luego de ir a la óptica cercana al consultorio…¡¡estos ojitos se iluminaron cuando descubrieron una heladería al frente!!...¡era la gran oportunidad! Y antes que lo diga dos veces, ya Waldo me llevó.La mancha de crema rusa y dulce de leche con nueces en el barbijo, delataba las andanzas. Llegué agotaba, buscando aire…¡pero muy feliz! Sí, es una cosa sencilla, pero son detalles que disfrutar y no dar por sentado, más en nuestras circunstancias.

Algo nuevo que estoy aprendiendo (o adaptándome) es a aguzar el oído, la memoria auditiva mejor dicho. Me da pena que después de buscar tantas maneras cómo sostener la Biblia y los libros para leer…ahora no puedo leerlos y lo peor es estar de oyente nomás en la reunión, sin leer nada. Menos mal que muchas de las letras de los cánticos, por lo menos algo las se de memoria y aunque sea bajito, canto. Pero no me quejo porque la Biblia, las revistas y el libro para el estudio semanal los escucho en audio, es una bendición. Sólo que como no estoy muy acostumbrada, los tengo que escuchar muchas veces para retener mejor las cosas (aunque sea algunas frases e ideas claves quiero aprender de memoria) y así ayuda para que aunque sea un comentario pueda hacer en La Atalaya. En el estudio del libro, al ser en casa, no me saco el respirador y no puedo hablar y al no haber micrófono no me escucharían. Pero estoy ahí, al fondo del auditorio con todos mis aparatos.

Otro desafío ha sido aprender cómo dirigir un estudio sin poder leer. Y recordando experiencias de hermanos, ya estoy haciéndolo así: pidiéndole a la estudiante que lea la pregunta primero y luego lea el párrafo ( y oro y trato de retener todo). Luego, si no recuerdo la pregunta, le pido por favor que la lea de nuevo , pero con práctica ya voy reteniendo más y al menos la esencia de la pregunta puedo hacer.
Claro, me agoto cada vez más, pero también aprendí que si hablo más bajito y más lento (tengo que cuidar el entusiasmo: no entusiasmarme tanto al hablar que me canse más rápido )…pero así, cuidando eso, llego a estudiar más tiempo…y lo disfrutamos mucho, gracias a Jehová!
Termino muy agotada y desesperada buscando el respirador…¡pero muy feliz! Espero que cuando tenga los nuevos lentes pueda leer, ojalá. Por lo pronto, sigo agrandando las letras en la compu para ver.

Siempre hay complicaciones nuevas con la salud: la pierna izquierda demasiado hinchada, casi no puedo apoyar el pie del dolor, hay que hacer nuevos estudios para ver otra posible lesión vascular; la tendinitis en el otro pie que no se va, nuevos tratamientos inmunosupresores que propone el Doctor, encima, muy costosos, dice que tendríamos que vender la casa para hacerlos pero que por la discapacidad la obra social tiene que dármelos…pero no quiero más, estoy muy cansada de tratamientos agresivos. Demasiado con la tonelada de remedios de cada día. Así es que, al menos, nos dice que cambiemos de clima, que vayamos a otro lugar donde pueda estar un poco mejor. Pero no es fácil, trabajo, vivienda…en fin, muchas cosas, no es fácil.

Y de nuevo… las aves…y los gorriones, específicamente, nos traen consuelo y en qué pensar, al recordar las palabras del Gran Maestro: “¿No se venden dos gorriones por una moneda de poco valor? Sin embargo, ni uno de ellos cae a tierra sin [el conocimiento de] su Padre. Mas los mismísimos cabellos de la cabeza de ustedes están todos contados. Por lo tanto, no tengan temor: ustedes valen más que muchos gorriones.” (Mateo 10:29-31)

Sí, cualquiera sea la inquietud que agobie, siempre Jehová tiene el consuelo que necesitamos para seguir sirviéndole con ánimo estos días finales. Sólo tenemos que permitir que Él nos `acaricie el alma ´: “Cuando mis pensamientos inquietantes llegaron a ser muchos dentro de mí, tus propias consolaciones empezaron a acariciar mi alma. “ (Salmo 94:19).Su Palabra, su Espíritu Santo, la oración, su Organización y sus siervos, son algunos de los medios que usa para ello. Pero también ha dejado mensajes de su amor todo alrededor nuestro (Romanos 1:20).

Sí, hay que dejar que “el canto de los pájaros” siga “despertándonos” cada día, que los “ruidos” de las inquietudes, angustias y el dolor, no puedan más que ello, que no los tapen. Que así sea también con ustedes …”a fin de que…tengamos nosotros, los que hemos huido al refugio, fuerte estímulo para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros. Esta [esperanza] la tenemos como ancla del alma, tanto segura como firme.” (Hebreos 6:18-19)
Les dejo un abrazo muy fuerte…y un canto de trinos…¿lo escuchan conmigo?...

Jehová los cuide y sostenga…

Nancy

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Claro que si, con gusto te acompaño a escuchar ese canto e los pájaros!. y no puedo añadir más palabras porque mejor expresadas por ti ya no encuentro... Tienes toda la razón, Jehová nos consuela en gran manera y no hay obstáculo que El no pueda quitar,aún en etse viejo sistema moribundo. ¿Notas como va habiendo solución a lo de la vista y a la lectura, a tus estudios? Bueno, es algo y es mucho a la vez, es cuestiñon de adaptarse sin perder el ánimo y tu tienens de sobra... ¡si!
Te quiero mucho, Nancyta preciosa, te mando muchos besos y abrazos, en la distancia
La niña inquieta

Anónimo dijo...

Realmente ahora se que no soy la unica en considerar a los pajaros una cotidiana bendicion de parte de Jehova'. Cada dia que los escucho me son un animo a vivir con alegria pese a lo que puede pasarnos. Realmente creo que se lo mas precioso que tenemos de la Creacion Divina. Pequenos punados de plumas con inmensa fuerza.
Escuchare'contigo sus canciones sabiendo que de l'otro lado del mundo hay personas como tu que tambien los disfrutan.
Con un abrazo fuerte te doy mis saludos Italianos.

Anónimo dijo...

hola hermana la quiero felicitar por su pagina
soy de Matamoros,Tamaulipas, Mexico

Anónimo dijo...

hola hermana la quiero felicitar por su pagina
soy de Matamoros,Tamaulipas, Mexico

Anónimo dijo...

soy la misma de mexico lo que pasa es que todavia no le entiendo mucho al blog
le decia la quiero felictar de verdad por su gran ezfuezo de seguir sirviendo a Jehova yo soy una joven de 20 años y su ejemplo me es muy fortalecedor gracias hermana he leido un poco de sus historia y en cada reunion me acuerdo de usted,
bueno, pronto le volvere a escribir mi nombre es ana liia gallegos yañez

ESTEBAN Y LIA dijo...

QUERIDA HERMANA, TUS NOTAS NOS SON UNA FUENTE DE MUCHO ANIMO Y ESTIMULO !!! LAS COSAS QUE ESCRIBES SON HERMOSISIMAS PERO LO MAS BELLO ES VER COMO TE AFERRAS A NUESTRO CREADOR. DESDE QUE TE CONOCIMOS POR MEDIO DE ESTE BLOG, TE INCLUIMOS EN NUESTRAS ORACIONES.
SIN DUDA JEHOVA TE SEGUIRA DANDO PODER... " A EL SEA LA POTENCIA PARA SIEMPRE. AMEN " 2 PEDRO 5:11

MUCHOS CARIÑOS

JULLY dijo...

HOLA NANCY, QUE BIEN RELATAS LO QUE
SENTIMOS . EN MI MENDOZA, YO LES LLAMABA "MIS PAJARITOS DE LA CALLE OLASCOAGA"UN TUNEL DE ARBOLES GIGANTES , ERAN MILES DE PAJAROS .
ELLOS NOS DICEN "HAY QUE LEVANTARSE."
Y PARA QUE YO NO EXTRAÑARA TANTO , JEHOVA HA PUESTO A MUCHOS DE ELLOS
EN UN ARBOL QUE ESTA AL PIE DE MI VENTANA.QUERIDA HERMANA TE MANDO MILLONES DE BESITOS .NUEVAMENTE GRACIAS ...QUE JEHOVA TE SIGA DANDO BENDICIONES

Esther dijo...

Hola querida hermana, soy Esther una hermana de Barcelona. Hace poco descubrí tu blog y me encanta leerlo, se me han saltado las lágrimas en más de una ocasión al leer de tu fortaleza frente a las dificultades. Ayer mientras estudiaba la Atalaya pensé en ti. Estoy segura q tu fe y amor a Jehová es lo q t mantiene y sé q El te está dando el poder más allá de lo normal para sostenerte en tu diván de enfermedad. Queria decirte q eres un ejemplo de aguante y fe para mi. Estoy casada con un hermano argentino de Mendoza y me gustaría, algun día q vaya por allá ,poder conocerte personalmente. Un saludo cariñoso desde España.

Estrella dijo...

Estre:
Quería darte los buenos días, como los pájaros de tu ventana...
Yo también me acordé de ti en la atalaya, mil besos.

Ninfa dijo...

Nancyta linda, sabes tambien en esto coincido contigo, sabes en ocasiones me piden haga alguna sustitucion en turno nocturno y no dudo en aceptar¿Sabes porque? el jardin del lugar tiene varios hermosos y altisimos cipreses¿recuerdas el poema¿ y en ellos anidan cientos de gorriones, es un momento pleno de amor del creador, veo al sol dar sus primeros rayos y escucho a mis amigos los gorriones recibirlo con la mas hermosa sinfonia de trinos.Son como tus bello correos que cada dia me dicen, adelante Jehová nos regala un nuevo y maraviloso dia. Un beso graaaaaaande envuelto en tiernos cariños.Tonyi