domingo, 11 de enero de 2009

“No de dejes de florecer en la adversidad”


¿Les gustan las rosas?...son preciosas, en todos los colores. Me llamó mucho la atención lo que Despertad! hace un tiempo dijo sobre las rosas rojas:“La gente suele hablar de rosas “rojas”, pero ¿sabía que las verdaderas rosas rojas no existían originalmente? Así es, los rosales no tienen el gen que produce el pigmento rojo. Sin embargo, alrededor del año 1930, una mutación genética produjo las vivas tonalidades rojas que lucen hoy día. ¿Qué color le gusta más a usted? ¿Blanco, amarillo, rosa, granate o carmesí? La mayoría son producto de diversos métodos de cruza.”

¡Y qué hermosas son! Una curiosidad especial me despierta el conocer en vivo una rosa azul, sólo las vi en fotos y son preciosas. El mismo artículo antes citado hace esta acotación al respecto: “El gen que produce el azul —la delfinidina— no aparece de forma natural en la familia de los rosales. Ahora bien, en 2004 se creó mediante ingeniería genética una rosa “azul”, fruto de años de investigación y cooperación entre una empresa australiana y una japonesa. Con todo, aún falta conseguir una tonalidad más intensa.” *** g 10/07 pág. 24-26 Llamativas rosas procedentes de África ***

Hace poco unas amigas me preguntaban cuál era mi flor favorita…y hasta ahora no puedo responder…me fascinan las flores, todas, desde las rosas, lirios, fresias, orquídeas…hasta las pequeñas e imperceptibles que crecen al lado del camino y que rara vez les dedicamos el tiempo para disfrutar de su diseño maravilloso, como la flor del Romero, una planta aromática que se usa en la cocina: si la ven en detalle, es un lirio en miniatura artísticamente pintado. Claro, lo hizo el Artista Supremo.

Los humanos también tenemos algo en común con las flores: la diversidad de las características de cada una que les permite crecer y florecer en distintos suelos, algunos muy áridos y hostiles, como las

Flores de Cactus

En un vivero majestuoso, lleno de de bellas
y exóticas plantas, hay un lugar apartado para ellos.
No tienen tersas y suaves hojas
que desearas rozar con tus mejillas.
No crecen en suelos besados por lluvias,
ni tienen lustrosa apariencia que quisieras tocar.
Sólo visten un traje de espinas,
pequeñas o grandes…
sólo espinas…nada más.

Más quiso el Dios del cielo
dejar un mensaje y acercarte consuelo
si te detienes ante un cactus a observar.

Es árido su suelo, arena y piedras son su lecho,
más sus raíces saben absorber toda pequeña humedad.
Pero llega un momento, esperado y ansiado,
en el que ese cuerpo cubierto de espinas
regala sus flores en vistoso estallido de color:
rojas, amarillas, naranjas, fucsias…
son un canto a la vida,
un poema mudo que recita:

“No de dejes de florecer en la adversidad”

Sé que tienes tus propias espinas,
es áridoy pedregoso el terreno que nos toca andar.
Más no permitas que este desierto final
apague tus ansias por la vida
sin fin que a tu alcance está.
Jehová bendice el suelo que pisan sus leales
con abundantes y refrescantes aguas de verdad.
No dejes de apoyarte en Sus brazos eternos,
sólo por Él, a pesar de tus espinas,
no dejarás de florecer jamás.

Dáleth
21-06-06

Sí, cada uno sobrelleva sus propias espinas: el sistema, el adversario y las propias imperfecciones se encargan en contribuir con un buen puñado de ellas. A veces nos visten como a los cactus y otras son desparramadas a lo largo del camino. Pero ahí están. Pero también está presente siempre el bálsamo que cura todas las heridas que puedan causar.Jehová sostiene, por eso, “sólo por Él, a pesar de tus espinas, no dejarás de florecer jamás.”

Parte Médico (para quienes siempre quieren saber cómo va esta salud):
Mis espinas siguen multiplicándose y creciendo…a este paso ya no sé si soy cactus de jardín o un cardón de varios mts de altura, de esos que crecen en los Valles Calchaquíes (*).Pensé que lo de las piernas y pies hinchados iba a ser pasajero, que tal vez por los corticoides, que ya mejoraría, pero nada. El flebólogo nos explicó que es un problema de retorno linfático, una complicación más que se suma por la Polimiositis y por la debilidad muscular del diafragma, que no funciona como debiera y no sólo causa la insuficiencia respiratoria que tengo, sino que deja de ejercer una presión como succión sobre el retorno linfático en las piernas (como las mareas). Y que no podemos hacer nada…más que tener las piernas en reposo y alto todo el tiempo…vivo colgada de las piernas como murciélago…pero no puedo estar así siempre! También dijo que tendría que mantenerlas vendadas desde los dedos de los pies hasta las rodillas, pero con el calor que hace, es insoportable, así es que no me he estado vendando. Pero tengo que hacerlo para evitar complicaciones con la Erisipela, a la que tengo tendencia por el cuadro de base.

Ahora la mayor parte del estudio personal tengo que hacerlo aquí sentada en la PC, leyendo del CD-ROM Watchtower Library: la Biblia y todo el material para las reuniones y estudio personal, porque no veo nada en las revistas (por el tema de las cataratas). Escaneo Nuestro Ministerio y le agrando la letra para poder estudiarlo.
Pero todo eso exige que pase más tiempo levantada…y las piernas parecen que van a reventar de cómo se hinchan cuando me levanto, por más que la PC está al lado de la cama y del banquito bajo la compu para apoyar los pies…y es desesperante el dolor.
Estoy agradecida de que aún puedo atenderme sola en el aseo personal, pero cada vez con más dificultad: no puedo sostener los brazos levantados, así es que tareas simples como peinarse o lavarse la cabeza es agotador y ya tuve que empezar a bañarme sentada en una silla plástica porque el agotamiento y debilidad muscular hacen imposible mantenerse parada ese tiempito.

Waldo y Damita se encargan de la cocina ahora, mi mami está muy delicadita y yo ya no puedo cooperarles en nada, más que recostarme en una reposera en un rincón y (mate de por medio) ir indicándole algunas cositas como DT de cocina, jeje.
Todo implica ajustes y más ajustes y exige mucho de la familia también, así es que siempre doy gracias por el apoyo incondicional de ellos, son una bendición y sé que Jehová les compensará con creces por todo el sacrificio y abnegación de cada día.
Y sobre todo, ver que a pesar del cansancio (y sus propios cactus), siguen esforzándose por cumplir con sus responsabilidades en la congregación (él: anciano, ella: precursora regular)…es un estimulo y un incentivo para tratar de estar bien y esforzarme por tener siempre algo animador para compartir juntos…y no falta de qué reírnos! Así se hace más llevadera la carga…ya falta un día menos…

Bueno, no los abrumo más por hoy, queda en el tintero compartir un poema de Lira que habla de las lecciones que nos deja “Una minúscula flor”, pero al menos, les dejo un fragmento de él para la despedida:

“Si sientes que eres sólo un guijarro asombrado,
una mota de polvo en un largo camino,
un pájaro extraviado, un inaudible trino,
¡alza al cielo los ojos, de allá te están mirando!
Luego, ora y espera. Las ondas del sonido
llevarán al espacio la emoción de tu voz.
Recuerda, lo más grande como lo más pequeño,
tienen identidad en la mente de Dios.

Álef Guímel
( Una Minúscula Flor)

Jehová los siga sosteniendo y sigan floreciendo a pesar de cualquier adversidad (Filipenses 4:13)

Un colorido ramo de flores para uds, con cariño fraternal

Nancy


(*) Como ejemplo del tamaño los cardones de los Valles Calchaquies: Espero se pueda ver esta foto de nuestra querida Mati, cuando vino desde Barcelona a visitarnos, en los Valles se tomó esta foto junto a este Cardón...den clik sobre la foto para ampliarla..

13 comentarios:

GEORGETTE ASFURA dijo...

Nancy, que fortaleza mas grande! Que te puedo decir? Uno deseara tener el poder de acabar con todo sufrimiento... Pero sabemos que eso ya esta en los Planes Divinos. Tu poema sobre el cactus esta bello. Yo disfruto mucho de la flora del desierto arizonenze. Y es maravilloso como aun los Saguaros florecen... unas flores blancas, preciosas... y los cactai de arizona... todos florecen en la primera, tal como tu lo describes... amarillas, fushia, purpura... es algo maravilloso! "No dejes de florecer en la adversidad"... eso lo tendre muy en cuenta. Espicialmente en estos dias que hay muchas dificultades en mi familia. Lo siento mucho sobre tu flebitis.. pero es cierto, debes de permanecer vendada y las piernas inclinadas... eso es delicado, asi que cuidate mucho... me gusta es de que eres DT je je je... ya te imagino... dando instrucciones como toda una Chef Profesional... a tus alludantes de cocina... ji ji ji...

Sabes, a mi JAMAS me han gustado las rosas rojas... algunas amistades mias me miran raro cuando se los digo... pero lo mio son Las rosas AMARILLAS, ROSADAS, ANARANJADAS/INJERTAS, MORADAS/LILA ... y en general me gustan todas las flores en esas tonalidades, menos flores rojas... no se porque??? son muy pocas las flores rojas que me gustan... pero nunca las rosas rojas... ni yo me entiendo...

Anónimo dijo...

Te quiero mucho... Ya lo sabes verdad?
¡Ánimo preciosa! Ya falta un día menos
Dolça gavina

graciela dijo...

LAS COSAS MAS SENCILLAS SON MAS BELLAS, PUES ASÍ SOMOS LOS ALABADORES DE JEHOVA.
EL NOS REFINA Y PODEMOS HAGUANTAR LAS MAS DURAS TEMPESTADES.
A MI TAMBIEN ME GUSTAN TODOS LAS FLORES Y ALLÍ APRENDEMOS MAS A APRECIAR LA SABIDURIA Y AMOR DE NUESTRO PADRE.
GUAPA, NO TE DESANIMES EL NUEVO ORDEN ESTA CASI EN LAS PUERTAS.
UN BESO MUY GRANDE,UNA AMIGA QUE TE QUIERE GRACIELA

Débora dijo...

Bella flor de cactus, preciosa entre las que más,Cada dia que pasa más bendigo este medio, al que entre temiendolo,él me dio el más hermoso de los regalos, tu fragancia y color.
Nancyta tu sabes que por mi trabajo ,estoy muy familiarizada con los temas de salud,y aunque bien se cuan incomodas y antipaticas son esas venditas antiflebitis, no queda otra que usarlas,buscale trucos, como tener un ventilador dirigiendo aire a la zona donde esten tus piernas. Un gran,gran abrazo y besos a montones,Tonyi

Esther dijo...

La primera flor q me regaló el q hoy es mi esposo fue una rosa azul, aun no eramos ni siquiera novios, creo q con eso me estaba insinuando algo jeje, pero como dice Georgette a mi las rosas q mas me gustan son las anaranjadas con el borde mas encendido, pero a pesar de su belleza todas tienen espinas, esta vida es hermosa, maravillosa ,un don divino ,pero como las rosas debemos soportar sus espinas para disfrutar de su belleza.
Es hermoso q disfrutes con las cosas buenas q da la vida en vez de centrarte en los espinos q tu por desgracia tienes mas q otros.
Jehova no es injusto para olvidar la obra de sus siervos.
Un besito

Anónimo dijo...

Hermanita, siento mucho lo que le pasa, normalmente entro a leer su página, yo soy un hermano de Monterrey Nuevo Leon, la vez pasada puse mi comentario y no aparecio, no se las causas, pero siempre estoy al pendiente de su pagina y de su salud, le envio mis saludos a usted y su esposo e hija, y quiero escribirle un pensamiento que hace muchos años escuche, y que me hizo recordar ahora con las rosas y las espinas:

No maldigas a las rosas
porque tienen espinas.
Bendice a las espinas
porque tienen rosas.

Saludos
Fco. Ruiz

Nancy dijo...

Hermanito Francisco Ruiz:
Muchísimas gracias por sus visitas y estar pendiente de la página, muchas veces me cuesta escribir pues creo que son cosas demasiado simples, lo cotidiano y que tal vez no sea interesante para leer, así es que le agradezco mucho sus palabras, así como a las queridas amigas que siempre están acercando su cariño y consuelo en sus comentarios: Muchas gracias!

Muy bonito el pensamiento que dejó, sí, soy una eterna agradecida por las rosas..y hasta la espinas dejan su lección, como lo menciono al final de un poema que escribí hace un tiempo:

"Nada ha sido en vano:
lo bueno disfrutado,
el dolor llorado,
lo alcanzado, lo perdido,
la risa y el llanto,
la rosa y sus espinas...
¡Han enseñado tanto! ... "

Lamento que no haya aparecido algún comentario suyo anterior, no está pendiente, debe haber habido algún error al enviarlo y no llegó, pero muchas gracias de nuevo por sus palabras y presencia por aquí. Mi familia le agradece y retribuye los saludos.

Un cálido saludo para ud y los hermanos y amigos queridos de Monterrey

Nancy

Anónimo dijo...

Muchas gracias por sus palabras, pero creo que usted sea la que deba agradecernos cuando le escribimos, mas bien nosotros debemos agradecerle a usted, ya que nos da una lección de como en la enfermedad uno puede tener animosidad, entusiasmo, y ese celo por las cosas de Jehová, ya quisiera yo haber tenido esa fotaleza de usted cuando cai en cama, yo estuve como 2 meses en cama por motivo de una operación en la columna y me sentia tan impotente que me deprimia mucho y pensaba porque a mi? y yo lo que anhelaba era caminar y le preguntaba a Jah que me ayudara, y tan impotente me sentia que no queria visitas ni nada, y cuando la veo a usted, que diferente es todo un ejemplo de fortaleza para los demas y una muestra de que en la enfermedad uno puede seguir con Jehova y ser feliz, por seo la admiro mucho, y hay algo en el que usted esta equivocada y creo que los demas me daran la razon, no he visto que usted hay escrito alguna vez alguna cosa demasiada simple y sin interes, usted tiene un don para escribir, y cuando leo lo que escribe, me hace recordar mi niñez, cuando uno le ponia atención a esas cosas pequeñas que nos hacian felices, y que con el paso del tiempo dejamos de ponerle atención.
Bueno hermana, reciba un caluroso saludo desde Mty Nuevo Leon.
Aqui tendran un hermano amigo, para lo que se les pueda ofrecer, les dejo mi cuenta de correo: fruizlucio@hotmail.com

Francisco

Anónimo dijo...

HOla mi preciosa flor de cactus, llego tarde pero segura ¿Qué mas puedo decir hoy que no te hayan dicho ya? gracias a ti, por tu sencillez, tu cariño, tu hermosa actitud, por abrirnos tu corazón una vez más. ¿sabes? estar aqui leyendote es como si estuviera en un campo lleno de flores, alejada de todo el bullicio y ajetreo del trabajo y la ciudad, asi que hoy no quiero decir mucho, estoy rodeada de paz, jeje te dejo descansar, solo quiero leer y disfrutar. Cuidate mucho, corazón, aunque sea molesto ponerse las vendas... no hay de otra.
Saludos a toda la familia.
Te quiere con todo el corazón.
La Puquita

Yendi dijo...

Querida Nancy:

Me entrsitece saber que tu salud va mengüando, pero me reanima el leer tu frase "Falta un día menos"

Mi ramo de novia llevaba rosas rojas y casa blancas por el calor del puerto en que me case, pero mi flor favorita es el tulipán, me encanta...ah y las noches buenas rojas, lástima que se les de un mal uso.

Nancy, trata de comprar al menos medias grusas y muy apretadas para tu problemita.

Ya no necesitas escanear tu ministerio ;), un hermano me lo comparte de manera electrónica y te lo reenviaré.

Al hermano de Monterrey, yo también vivo aquí, en la ciudad de las montañas y sabe, igual que usted padezco de la columna, solo que lo mio no es de operación, pero conozco los dolores que impiden dormir o sentarte, gracias a Jehová he mejorado un poco...pero sí he llegado a preguntarme, por que esto a mi si ya tengo suficientes achaques? jajaja...y mire Nancy sin quejarse...
Así que mi hermano ya tenemos 3 cosas en común, vivir en tierras regias, la columna y lo quejumbrosos jajajaja ;)

Nancy un beso enorme desde México...

Anónimo dijo...

Asi es hermana Yendí, cuando veo lo que soporta con gran aguante la hermanita Nancy, me da pena de lo quejumbroso que era yo, jeje, y si hermana, recuerdo esos dolores de espalda, nunca habia sentido tanto dolor, me hubiera gustado que solo tuvieramos dos cosas en comun, las tierras regias y lo quejumbrosos, sin la columna en comun, a bueno, si la columna pero no los dolores, sino fueramos invertebrados, jeje.
Y hermanita Nancy, deseo que Jehova la ayude a sobrellevar esa carga tan pesada que tiene, vera que dentro de pronto ese problema se terminara y en unos 100 años ya ni se acordara de su enfermedad.
Bueno, ya es hora de salir de mi trabajo, e irme a la reunion que la tengo el día de hoy.
Reciban muchos saludos desde estas tierras regias, bueno a la hermanita Yendi le llegaran mas pronto porque ella es de aqui, jeje, que tengan un buen descanso y que Jah las cuide.

Francisco

Anónimo dijo...

Mi hermana querida, que gusto leerte siempre.

Mi texto favorito es “Para todas las cosas tengo la fuerza en virtud de aquel que me imparte poder.”—Fili. 4:13.

Resume la fortaleza que recibimos de nuestro creador Jehová para aguantar cualquier sufrimiento en este sistema.

Te mando todo mi cariño desde bien lejos.

Paquita

lilia dijo...

estimada nancy es muy bueno contar con personas como tu aunque no te conosco y no he leido tus escritos veo que valora la vida que nuestro dios jehova nos ha dado sabemos que estamos en un mundo lleno de enfermedades pero ya muy pronto jehova nos va a aliviar de tantos sufrimiento que jehova te siga bendiciendo una hermna desde lejo te envia saludos y fuerza para que siga para alante .....sandra,,