miércoles, 24 de junio de 2009

Entre cosas maravillosas y flores pequeñas...



“Josué ahora dijo al pueblo: “Santifíquense, porque mañana Jehová hará cosas maravillosas en medio de ustedes” (Josué 3:5)
¡Cuánto deben haber llenado de expectativas al pueblo de Jehová, esas palabras dadas antes de cruzar el Jordán! Visualizando el relato y tratando de vivir esos momentos en la piel de alguna israelita…creo que no habría podido dormir de la emoción esa noche antes.

“Mañana Jehová hará cosas maravillosas en medio de ustedes”…cómo habrán resonado esas palabras en la mente de todos, quizás preguntándose qué exactamente serían esas cosas maravillosas que Jehová haría, y a la vez, qué maravillosa sensación de protección y seguridad, sentir que Jehová mismo cuidaba y velaba por ellos todo el tiempo. Sí, nosotros también lo sentimos, pero ellos veían la columna de fuego y la columna de nube delante de ellos todo el tiempo guiándolos en el camino…y encima esos mensajes directos de Jehová y sus grandes milagros…¡Qué privilegios tan grandes! ¡Qué tiempos tan emocionantes!

Pero tal como dice Romanos 15:4 : “Todas las cosas que fueron escritas en tiempo pasado fueron escritas para nuestra instrucción, para que mediante nuestro aguante y mediante el consuelo de las Escrituras tengamos esperanza.” Y estamos bien guiados y acompañados en nuestro sendero, pues Isaías 30:21 es una realidad cotidiana: “Y tus propios oídos oirán una palabra detrás de ti que diga: “Este es el camino. Anden en él”.

Cuánto bien hace meditar en todo eso…hoy que la Tierra se ha llenado de violencia, que hay tanto dolor y angustia de naciones sin conocer la salida…qué privilegiados somos al saber que en breve, dentro de muy poco, como si fuera mañana en comparación con el tiempo transcurrido desde que se dieron las promesas, Jehová hará cosas maravillosas a favor de su pueblo fiel.
Como dice Romanos 13:11: “porque ustedes conocen el tiempo, que ya es hora de que despierten del sueño, porque ahora está más cerca nuestra salvación que cuando nos hicimos creyentes.”

Sí, hoy falta un día menos.
Mientras tanto, hay días tan difíciles de sobrellevar…que al finalizar la jornada uno se da cuenta que es solo por Jehová que seguimos aquí y que a pesar de las espinas, podemos guardar el gozo, la esperanza, paz y ganas de vivir, como un tesoro bien resguardado en el corazón y mente, que sobrevive a embates de un mar furioso con el que se visten algunos días.

Hay otros días en cambio, que transcurren con un letargo tal que todo se viste de gris y cuesta ver el arco iris detrás de densos nubarrones de quietud impuesta por el dolor y la debilidad postrante que ahoga.

Sea como sea, de un modo otro, son días simples porque no están llenos de experiencias radiantes y enriquecedoras, ajenos a grandes logros en cualquier actividad común a los humanos. Sólo seguimos aguantando y manteniendo viva la fe y esperanza. Y eso sólo es posible por Jehová y su Espíritu, no por fuerzas propias.
Pensándolo bien….creo que eso en sí mismo ya constituyen “cosas maravillosas” que Jehová hace por sus siervos aún ahora.

Quería escribirles algo, pero como siempre pasa, no sabía qué cosa buena podía compartir, de todos modos, gracias por permitirme acercarles estos íntimos sentimientos.
Creo que muchos, por una razón u otra, a veces nos sentimos como:


Una Minúscula Flor

Me asombré al descubrirla,
tan frágil, tan pequeña,
al borde de un pantano marginada.
¡Cuántos la pisan sin notar que existe!
Esta flor me ha traído
muy serias reflexiones.
Es una nimia muestra de la vida,
no hace alarde de nada, no tiene pretensiones.
El Soberano Todopoderoso
que diseñó las órbitas que marcan los planetas,
que ordenó las estrellas como huestes,
que calcula las cifras asombrosas
que abarcan lo inmedible del espacio celeste;
que moldeó con sus manos industriosas
la grandeza sin par del macrocosmos,
ha ideado esta flor que no reclama
ni lugar, ni derechos, ni atención.
Apenas vive en el confuso límite
en el que se confunden realidad e ilusión.

Los hombres ambiciosos
que la aplastan con toda la insolencia
de sus pesadas botas militares,
pasan de largo y mueren algún día
con el barniz de su insensata gloria.
Mas la pequeña planta en que ella nace,
sigue existiendo humilde e
indefensasin jactancia ni euforia.

Así van por la tierra, pobres y desvalidos,
tantos siervos de Dios, inadvertidos;
pero están en la mente del Supremo,
que nunca habrá de echarlos al olvido.

Déjanos ver, Señor, no sólo lo imponente,
lo que muchas palabras no pueden describir,
sino lo más modesto, las lecciones que encierran
las cosas más sencillas,
la ternura de un gesto,
la palabra no dicha,
lo que no tiene precio
ni se mide con cifras.

Si sientes que eres sólo un guijarro asombrado,
una mota de polvo en un largo camino,
un pájaro extraviado, un inaudible trino,
¡alza al cielo los ojos, de allá te están mirando!
Luego, ora y espera. Las ondas del sonido
llevarán al espacio la emoción de tu voz.
Recuerda, lo más grande como lo más pequeño,
tienen identidad en la mente de Dios.

Álef Guímel


“Un guijarro asombrado… un inaudible trino” …qué bien describe los sentimientos propios…y cuánto consuelo en la certeza de que Jehová nos ve, escucha y cuida como pueblo e individualmente. Como antes. Como siempre.

Un abrazo agradecido, con amor fraternal
Nancy

4 comentarios:

JULLY dijo...

Como me gusta TODO , lo que escribis, me reconforta, y a la vez me pone feliz , leer lo tuyo es un bálsamo. Querida Nancy, MUCHAS GRACIAS POR TUS PALABRAS.
Y el poema precioso, imaginarme , a veces me siento como una lechuga,
ja ja, otras veces como una motita
es según el estado de ánimo ( y el mio parece que pasea en ascensor, ja ja.Esa flor que has puesto es hermosa, yo he sacado una muy parecida. Te la regalo, con un beso muy grande, cariños y chauuu.

Anónimo dijo...

Le doy gracias a Jehová por...
Todos los detalles de amistad entre tú y yo...
Por la profunda cercanía -en sentimientos- que nos une con confianza y esperanza...
Por las "llamaditas" y tus mensajes de cariño...
Por los momentos y abrazos compartidos...
Por tus mensajes, que alaban la grandeza y amor de nuestro Creador incluso en las cosas más pequeñas...
Por la bondad de tu corazón y tus palabras siempre animosas y positivas. Ellas nos ayudan a seguir adelante esperando con emoción, el maravilloso día de Jehová y verlo cada vez más cercano ¡Ya falta un día menos!...
Por tu ejemplo de valentía ante las adversidades.
Por la fuerza que nos transmites a todos los que te conocemos...
Por el cariño y la certeza de saber qué salvando las distancias, siempre estarás a mi lado...
Y le doy gracias a Jehová...
Por el día que bendijo mi vida con tu amistad.
T´estimo molt.
Dolça gavina

Anónimo dijo...

GRACIAS NANCY, por expresar tus sentimientos tan maravillosamente. Me sumo a los comentarios y gracias por recordar este poema... ¡alza al cielo los ojos, de allá te están mirando!
Luego, ora y espera. Las ondas del sonido
llevarán al espacio la emoción de tu voz.
Recuerda, lo más grande como lo más pequeño,
tienen identidad en la mente de Dios.
Te quiero mucho y que Jehová te bendiga.
Maru

Inma dijo...

Hola!!! Mañana comienza nuestra asamblea en Valencia,, me acordé de ti,, bueno me acuerdo mucho de ti,, encontré este cantico y quería dejartelo,, ¿¿verdad que es precioso?? el cantico de bautismo,, me recuerda que mi madre muy pronto se bautiza,, bueno,, un besazo de una hemana de España que te quiere,,

Inma

Pincha: http://www.youtube.com/watch?v=OHMawhKo52s

o copia el enlace,,

muchos besos