viernes, 16 de octubre de 2009

Cómo vivimos nuestra nuestra Asamblea de Distrito “¡Manténganse Alerta!”










“He llegado a ser justamente como milagro para muchas personas; pero tú eres mi fuerte refugio.” (Salmo 71:7). Ése es el sentimiento luego de haber podido asistir los tres días a nuestra Asamblea de Distrito “Manténganse Alerta!”…parecía tan improbable…pero con la ayuda de Jehová pudimos asistir todos y no perdernos ninguna parte del programa.¡Qué maravillosa bendición es la instrucción recibida! ¡Cuánto ha trabajado del Esclavo Fiel para servirnos esta mesa tan abundante de alimento espiritual! No nos cansamos de dar gracias por tantas provisiones y por toda la ayuda para asistir.

No voy a explayarme sobre el programa en sí mismo para no adelantarme a quienes aún no tuvieron su Asamblea. Sólo les contaré algunas de las muchas emociones, vivencias y entretelones de nuestra asistencia a ella.
Realmente no parecía posible que pudiera asistir, desde ningún punto de vista: físicamente sigo empeorando y requiero más cuidados, es mucho más complicado moverse ahora con tantas cosas que cargar y son pesados e incómodos, era mucho para Waldo solo, Damita ayuda con los bolsos y abrigos pero lo más pesado, era mucho para Waldo. Los hermanos amorosamente siempre nos han ayudado pero ahora era más difícil. Pero como en todas las cosas, Jehová bendijo nuestra determinación y deseo y hasta no estuve tan mal como venía estando y puede aguantar y disfrutar de todo el programa.

Estamos muy agradecidos también por toda la ayuda de los hermanos, tanto de nuestra congregación como todos los que nos rodeaban, todos querían ayudar, a tal punto, que contrario a lo que esperábamos, Waldo dijo que esta asamblea se le había hecho todo mucho más liviano que nunca, por toda la ayuda que nos dieron: desde hacer que el ómnibus pasara por casa de ida y vuelta, ayudarme a subir y bajar (todo un trámite, jaja…¡necesito una grúa!), ayudarnos con la silla de ruedas, el respirador, los cables…más que encontrar una ubicación…¡armamos campamento!.
Los acomodadores estaban atentos a lo que necesitáramos…¡hasta de alcanzarme el cántico y abrirlo y abrigarme bien con una mantita si se me resbalaba!. No tenemos palabras para agradecerles a Gerónimo, Dionisio, Abel, Miguel, hermanos y amigos de nuestra congregación y a tantos otros que nos cooperaron de muchas formas.
Hasta uno de los hermanos encargados del programa de la Asamblea, nos dijo que allí al lado, en Presidencia, había un dispenser con agua fria, o caliente y varios tés o café…lo que precisáramos. Ya nos sentíamos abrumados con tanta consideración porque no nos gusta molestar y somos de perfil bajo nomás…pero tanto amor y bondad era lo que en realidad necesitábamos para poder movernos y estar presentes. ¡Gracias Jehová por el amor de tus siervos, que son un reflejo del tuyo propio!

Estábamos “alojados” al lado de la plataforma, y a la vez, a pocos centímetros de una de las pantallas que se colocaron a los costados donde se proyectaban las imágenes de video para que todos los que estuvieran a los laterales vean en primerísimo plano todo el programa, drama incluido. Pero como estoy tan ciega con estas cataratas, solo ´veia lo que parecen árboles´ (Marcos 8:24), no sé por qué a la luz del día veo mucho menos que dentro de casa con la luz de la habitación, (debe ser porque el cristalino opacificado y endurecido no puede graduar la cantidad de luz que entra, supongo). Pero gracias a Jehová, nos adaptamos rápido a los cambios que surgen de continuo.
Así es que bastó con decirle a Waldo que no veía nada, que no podía ver los rostros, solo bultos, y él amorosamente iba nombrándome quien aparecía, tanto en la plataforma, como quienes se acercaban a saludar. A muchos los reconocía por las voces, otros me tomaban de las manos y se presentaban.
Estaba muy emocionada, pero trataba de no llorar porque me quita las pocas fuerzas y aumenta el dolor…y porque las lagrimitas se filtran por la máscara y se quedan estancadas allí…¡después iba a terminar ahogándome con tanta agua, jaja!Con todo, fue imposible no mojar unos cuantos pañuelitos,¡qué maravillosa asamblea! Sin duda, será un hito, un mojón a lo largo de nuestro camino e historia teocrática.

Waldo recibió también más ayuda en el departamento de Primeros Auxilios, donde estaba asignado, así es que pudo estar casi todo el tiempo a mi lado. Un momento muy significativo fue cuando pasó a dar su discurso el segundo día, como él me decía humildemente: ´gracias a Jehová por seguir tomándome en cuenta´, aún en esta faceta tan especial, todas son dádivas y bondad inmerecida de nuestro Padre que nos consuela y acaricia de tantas formas.

Damita pudo reencontrarse con sus compañeros y amigos del Curso de Precursores, fueron una clase muy unida, se toman en cuenta para todo y procuran reunirse las veces que pueden.
Mi mami también tiene lo suyo, y ya desde hace tiempo que no podía oír el programa de las asambleas por su sordera progresiva, pese a tener audífonos en ambos oídos pero no podía oír el programa. Hasta que Marcelo, uno de los hermanos encargados del Sonido, tuvo la feliz idea de sentarla cerca de ellos y ponerle auriculares que le permiten oír todo claro, sin ruidos externos.

Fue una alegría muy grande reencontrarnos con tantos amigos que solo vemos en asambleas y ver que siguen adelante, cada uno luchando con lo suyo, pero allí, presentes y animosos.Muchos se acercaban y nos decían que para ellos era un estímulo vernos allí, que no sabíamos cuánto los animaba el solo hecho de vernos, que agradecían el esfuerzo que hicimos por asistir…cuando en realidad, éramos nosotros los agradecidos por tanto cariño y estimulo, sí, en verdad era un intercambio de estímulo.

Me quedé pensando en las reacciones variadas al verme así: la mayoría se acercaba con besos y caricias, otros le preguntaban a Waldo si podían acercarse y saludarme. Muchos que no conocía, se acercaban vez tras vez para peguntarme cómo estaba y si necesitaba algo, mientras me tomaban las manos. Y hubo otros, que tan sólo se acercaban, callados, me tocaban, sonreían y miraban con ternura, tal vez con algún nudo en la garganta que no les dejaba hablar y que rápido les humedecía sus ojos y se iban. Y es que así somos los seres humanos: tan diferentes en las reacciones frente a una misma situación, pero todos, con el mismo denominador común: el Amor, expresado de un modo u otro, pero siempre presente.

Una hermana muy querida, trabajadora y abnegada, me dijo una vez en confianza que ella no sabía qué hacer frente a un enfermo, que se paralizaba y no encontraba las palabras para animar y se sentía mal por ello. Es que ella misma había sufrido en carne propia el dolor inmenso de cuidar a su mamá enferma con cáncer hasta el final. Conoce bien el dolor. Y estoy segura que como ella, muchos se sienten así, pero no saben cuánto bien ha hecho su cariño, aun callado, su solo gesto de cariño, una caricia, una mirada, una mano buscando un toque de afecto que acerque un bálsamo al dolor ajeno, la ayuda práctica brindada, buscando maneras de hacer más confortable la estadía del enfermo y su familia…son tantas las maneras en que se expresa este amor que nos distingue y marca como cristianos genuinos, que está más allá aún de las palabras. Y se agradecen profundamente.
Gracias, por cada una de esas expresiones de amor, quedaron bien guardadas en el corazón y mente y serán parte de ese bagaje de recuerdos a los que el pensamiento vuelve vez tras vez en días grises y reconfortan el ánimo.

Les dejo algunas fotitos tomadas con el celular de Damita, nos tomamos varias pero con las cámaras de otros hermanos y no las tengo. En una estoy con mi mami, y en otra estamos con una amiga que estuvo viviendo varios años en España y ahora regresaron con su familia: Graciela.

Ahora estoy recuperándome de esa movida extra, mis pies se hincharon sobremanera y siguen así, y no sé en qué momento me pesqué un buena infección respiratoria, hoy fuimos al Doctor, me recetaron antibióticos y antialérgicos, pero esperaré hasta mañana, espero mejorar con la medicación homeopática que estoy tomando, es que el estómago ya no aguanta más remedios fuertes, pero si no mejoro, bueno, tendré que tomarlos nomás. Estas infecciones empeoran el cuadro general y anoche tuve que dormir sentada en las silla de ruedas, envuelta en una frazada, porque no puedo respirar y la tos no me deja usar el respirador permanente como necesito, parece que esta noche será igual…veremos…

Esto de dar de nosotros mismos, de distintas maneras, me hizo acordar a este poema tan hermoso, que les dejo de regalo…porque yo también…

Lo Que Tengo Te Doy
(Hechos 3: 1-6)

La tarde a pleno sol, exalta y dora
Del templo la gran área silenciosa.
Jerusalén hace una pausa y ora;
un hombre espera ante la puerta Hermosa.

Poco favor la vida le ha otorgado,
tiende la mano procurando dones.
No puede andar sobre sus pies lisiados
Y despierta profundas compasiones.

Pedro al verlo le dice conmovido:
-"Plata y oro no tengo para dar;
en nombre de Jesús, el santo ungido,
¡ponte sobre tus pies y empieza a andar!"

Hoy no podemos dar lo que ellos dieron
ni podemos quitar impedimentos,
pero sentimos como ellos sintieron,
la excelencia del mutuo acercamiento.

Déjame que me asome a tu tristeza,
acurruca en mi hombro tu desvelo;
te alcanzaré un bocado de belleza
envuelto en las palabras del consuelo.

Pedro tuvo un poder que ha caducado,
ningún don milagroso está operando;
pero el amor de Dios nunca ha menguado;
¡Levanta el corazón y sigue andando!

Al derramar mis versos en tu oído
mi serena amistad a darte vengo.
Como hizo Pedro con el impedido,
yo también, te estoy dando lo que tengo.

Álef Guímel
Reflexiones de un Guijarro

Sí….yo también te estoy dando lo que tengo…gracias por permitirme hacerlo…




8 comentarios:

JULLY. dijo...

Querida Nancy , es tanto lo que tienes para dar, te cuento que me das fuerzas, consuelo, cariño y EJEMPLO, porque eres la persona con la que me gustaría estar, abrazarte y decirte todo lo que te quiero.Esta Asamblea ha sido especial, pasarán años y no la olvidaré, yo tambien lloré , son tantos en mi familia que se están quedando afuera, pero gracias a nuestro padre, siempre están los hermanos dando estímulo.
A mi tambien me hubiera gustado estar a tu lado para tocarte con mi mano y trasmitirte fuerzas( que tus nos demuestras que tienes , pero fuerza espiritual.)
Muchas gracias, por todo lo que me dás, con estas palabras te mando billones de besitos, cariñitos y chauuu.

mari canaria dijo...

Que alegría el que hayas podido disfrutar de la asamblea. Como tú también pienso que marcará un hito en la historia y la recordaremos muy especialmente. Quiero contarte que en mi congregación ya algunos saben de ti. Es que no puedo callar cual es tu lucha y que eres un ejemplo para todos. Tu lucha, tu amor tan profundo por Jehová, y es que estoy muy contenta de conocer tus escritos y ver que gran persona eres. Oro por ti para que Dios te ayude a soportar tu enfermedad y quiero transmitirte todo mi cariño. Una abrazo fuerte. Mari Betancor

Anónimo dijo...

Querida amiga: Tenía yo razón cuando te hablé de la asamblea? ¡Claro que sí! Tú la defines muy bien. Ha sido maravillosa. Espectacular.
No te imaginas cuanto me alegra saber que pudiste asistir a ella. Me emociana ver el amor de nuestra querida hermandad en acción. Ver cómo Jehová te cuida y te bendice hace (si cabe) que lo ame más.
Disfrutar del cariño amoroso que Jehová te transmite a través de las atenciones de tu familia y de los hermanos.... ¡Cuanto me hubiera gustado estar allí!. ¡Ya queda menos!
Desde aquí te mando yo también todo mi cariño.
Que Jehová te siga sosteniendo y bendiga los esfuerzos que haces por alabarle a pesar de las circunstancias.
T´estimo molt.
Dolça gavina

Ann y Jac dijo...

Querida hermana Nancy:

Que bueno saber que pudieron estar todos juntos en la asamblea, se que a pesar de los dolores la disfrutaste mucho, Jehova te sigue y seguira bendiciendo con el amor de tantos que estan cerca de ti y de tantisimos otros que estamos lejos pero te tenemos presente en nuestro corazon.
Gracias por tu ejemplo de fe, aguante y actitud positiva ante la adversidad. Que Jehova te siga bendiciendo siempre, sabes unos de los canticos nuevos trata sobre estar en el nuevo mundo, es tan hermoso que no importa cuantas veces lo oiga se me salen lagrimas de emocion, en parte dice "me veo alli, te veo alli..." Wao es hermoso y me parece que lo cantaremos en cuanto entremos al paraiso despues de Armagedon. Falta poco no desfallezcas, nos veremos pronto, con amor desde Puerto Rico, Annie y Jacob

JUAN CARLOS dijo...

Mi querida "HERMANITA" NANCY (Lo de hermanita con todo el cariño y respeto).
Ni t imaginas el efecto que has tenido en mi en mi familia tu precioso artículo así como tus fotografías.
Desde SEVILLA-ESPAÑA, enviarte todo nuestro cariño y estímulo de JUAN CARLOS POZO & MARGARITA MARTÍN & hijos (Ismael y Sergio)

Yendi dijo...

Hola nancyta, ahora no te puedo leer tan seguido por que me quitaron el acceso de internet en el trabajo, aunque tengo en la casa ya llego muy agotada y el fin de semana gracias a Jehova hemos estado muy ocupados en su servicio.

Fijate que ese poema lo ecuche por primera vez cuando tenia 10 años!!! nos lo recito una hermana de Distrito que le gustaba recitar. De hecho guardo uno q ella nos escribio en un hojita que tiene algo que ver con el dia que se acabe a la muerte...no recuerdo como se llama.

Nancyta gracias por contarnos a detalles cada una de tus experiencias en la asamblea...besos desde monterrey mexicoª

Sara Elisa dijo...

Nancy: Viví tu relato. Bueno, la verdad es que casi siempre tus palabras son tan vívidas que puedo verte, ver la escena, sentir, reír con vos y tu familia y a veces llorar, aunque yo no soy muy dada a esto último, sólo con Jehová.
Me encantó esto que pusiste: "Así somos los seres humanos: tan diferentes en las reacciones frente a una misma situación, pero todos, con el mismo denominador común: el Amor, expresado de un modo u otro, pero siempre presente". Esa verdad me ha dado vueltas toda la semana. A veces, como mis reacciones ante algo son X no me gustan o en el fondo no tolero mucho las reacciones Y o Z pero lo que decís me hizo pensar que Jehová si entiende y ve lo bueno en cualquier forma con tal de que salga de motivos puros.
¡Cuanto me alegro de que hayan podido asistir a la asamblea!. Cuando contabas como Jehová te cuidó, te mimó a vos tu esposo,tu hija, tu mami... recordaba algo de la atalaya del 15 de junio de 2005:

(1 Pedro 4:10) 10 En proporción al don que cada uno haya recibido, úsenlo al ministrarse unos a otros como excelentes mayordomos de la bondad inmerecida de Dios expresada de diversas maneras. Prescindiendo del “color”, o la naturaleza, de nuestra prueba, siempre habrá un “color”, o una expresión, de la bondad inmerecida de Dios que encaje con ella y que nos ayude a superarla (Santiago 1:17). El apoyo oportuno y apropiado que Jehová da a sus siervos, por diversas que sean las tentaciones o pruebas, no es más que una demostración de “la grandemente diversificada sabiduría de Dios” (Efesios 3:10).

Amo ese artículo porque en mi caso, los "colores" que Jehová ha tenido que usar muchas veces han sido tan particulares, que hasta yo misma me sorprendo pero siempre son una almalgama perfecta, a veces tardo en ver el cuadro, no creas yo también a veces estoy bien "ciega" pero Jehová me tiene paciencia y de alguna forma, a veces con algún hno o hna que me "describe lo que ve" puedo "ver", pensar mas claramente.
TQM Nancy, ¿sabés como reaccionaria yo al verte en la asamblea? Saludaría con una sonrisota a toda tu familia, yo sonrío mucho; me sentaría a tu lado y te platicaría normal de lo que me gustó del programa, escucharía despacito cualquier palabra o seña tuya si tenés energía de responderme, si no, no te preocupes, cuando estoy alegre por algo no tengo reparos en hablar mucho, creo que suficiente por las dos jeje... y luego al rato regresaría a tu "campamento" calladita y pediría mi "turno" para pasarte el cántico o la Biblia con referencias o para describirte lo que veo en la plataforma. Yo no puedo ver tus cables, ni tu máscara, ni tu silla... o sea lo veo y lo tomo en cuenta para cuidarte pero a la vez me vale. ¿Por qué? Porque Jehová ya te ve como en el paraíso: sin nada de eso, y yo soy del mismo criterio.
Te mando mi cariño y te tengo presente en mis oraciones. Sé que Jehová te cuida.

CATALALINA dijo...

HOLA HERMANA NANCY GUSTO DE CONOCERLA Y VER TODA ESA FUERZA , ANIMO, QUE NOS ENSEÑA, VER LO QUE JEHOVA HACE DE DARNOS FUERZAS, A SUS ADORADORES FIELES , SOY DE CHILE HCE 17 AÑOS QUE SOY TERSTIGO DE JEHOVA, Y AHORA DESDE EL 12 AL 15 DE NOVIEMBRE TENEMOS NUESTRA ASAMBLEA INTERNACIONAL ,A REALIZARSE EN DANTIAGO DE CHILE , ESPERO IGUAL QUE USTED , AFORTALECERME, ESPIRITUALMENTE Y PODER DISFRUTAR DE ESTE ALIMENTO ESPIRITUAL QUE NOS DE NUESTRO DIOS JEHOVA , MUCHOS CARIÑOS , DE SU HERMNA CATALINA