lunes, 16 de noviembre de 2009

Encuentros presentes…reencuentros en el Paraíso




Estos días tan especiales, tan desbordados de emoción, han quedado tallados en el sentimiento con una luz especial.Saber que ayer, era el último día de la Asamblea Internacional en Chile, que Waldo y Damita estaban ahí…y yo sentada a su lado, a muchos kilómetros físicos de distancia…pero, a su lado en el pensamiento y oración…visualizando la escena, me sentía una más sentada allí, cantando con las multitudes congregadas, en distintos idiomas…y unidos a la vez, en el sólo lenguaje puro de la verdad, que no sabe de barreras de alfabetos distintos…y el corazón y mente se llenó del abrazo de tantos amados hermanos y amigos que no abracé…

Waldo y Damita acaban de regresar a Buenos Aires, nuestra querida Bibi los esperaba en el Aeropuerto y ya los está llevando a casa de Stella, unos amigos muy queridos en San Isidro. Es que había que aprovechar el viaje tan largo hasta ahí, y quise que se quedaran unos días y puedan compartir un poco con tantos amigos queridos y añorados que tenemos por esos lados. Así es que aún falta un poquito más hasta que pueda sentarme con mi familia y desborden de sus brazos todo el cariño que los hermanos están enviando y tantas experiencias vividas estos días llenos de tesoros espirituales y afectivos.

Mientras tanto…por aquí, en mi rincón modificado para poder escribir algo…los días también se llenaron de luz especial: Aurora y Silvia se encargaron de pintar con colores, música, risas, lagrimitas de emoción, amor y calidez, todo cuanto nos rodea…y todo cuanto somos…Era la primera vez que nos veíamos en persona, ahora sus mails ya tienen sus voces y mirada…el abrazo con ellas por primera vez no fue virtual, sino en vivo y en directo…y quedó cincelado en el alma.

Su presencia estos días no pudo haber sido más oportuna, pues la salud de mi mami siguió desmejorando y tenía que hacer reposo absoluto (ahora ya está mejor y se levanta)…y ellas se encargaron de todo…pero de TODO: atendernos, hacer compras, cocinar, lavar mi ropita (lo cual no es un detalle menor…mis camisones ahora son tamaño carpas de circo, jaja). La verdad es que me malcriaron, jaja…cuidaron cada detalle, hasta levantarme las piernas para acomodarme con todos los almohadones cada vez que era necesario, calzarme la cabeza, que se va para todos lados sin el cuello ortopédico o almohadoncitos en la silla (no hay fuerzas para sostenerla), llevarme a la cocina para los almuerzos y hasta dejarme galletitas a mano para que no tome los remedios con el estómago vacío cada tres horas, día y noche. Literalmente, estuvieron pendientes de cada detalle para aliviar el dolor e incomodidad que es parte de esta rutina diaria.

Hubo también ayer una anécdota inesperada, una dosis de estimulo extra que sólo confirma una vez cuánto nos ama y cuida Jehová y mueve a sus siervos a obrar.Como mencioné en otra oportunidad, desde hace un tiempo que los hermanos de una Congregación vecina, (allí va mi hermana y su familia también) están pasándome la reuniones por teléfono, pues en la nuestra no hay teléfono para fijo para poder hacerlo. Pablo, uno de los ancianos de allí, se encargó de hacer los arreglos para que pueda estar reunida telefónicamente a tantos queridos hermanos y amigos de allí y sentarme su lado en la mesa espiritual que Jehová y su Organización nos sirven cada semana.

El estudio de La Atalaya de ayer : “El amor de Cristo nos impulsa a amar”, bajo el subtítulo ´Tengamos la misma actitud que Jesús hacia los enfermos´ menciona esto:
´17) - Hoy día no podemos curar a los enfermos de manera milagrosa, como hizo Jesús, pero sí podemos tratarlos con la misma compasión que él. Por ejemplo, los ancianos imitan la actitud de Jesús al organizar y supervisar programas de ayuda para los hermanos enfermos de la congregación, siguiendo el principio que se expone en Mateo 25:39, 40 (léase).´

Al hablar esto, Felipe, el anciano que conduce el Estudio de La Atalaya allí, dijo: “Hay hermanos que aunque no están reunidos físicamente con nosotros aquí, pero sí lo están a través de ese cable que ven allí y que los hermanos de sonido se encargan de que funcione bien. Por ejemplo, nuestra hermana Nancy de Caballero, ella está postrada en cama, muy enferma, conectada a un aparato que la ayuda a respirar, no puede reunirse, pero en una visita personal, mencionó cómo se alegra de oír sus comentarios y sentirse parte de la congregación por este medio.”

Luego dijo muchas cosas más, muy amorosas, y aprovechó la oportunidad para acercarme el saludo y cariño de toda la congregación…¡¡¡y yo no paraba de llorar!!! Fue muy emotivo. Mi hermana, que estaba presente, me llamó luego y dijo que estaban todos emocionados y conmovidos, es que nos queremos mucho con todos los hermanos, nos conocemos de toda la vida y con algunos de ellos tuve el privilegio de estudiar y acercarlos al bautismo.Y como si tanto fuera poco, en las preguntas del repaso, al hablar sobre el tema, una hermana comentó de “dos hermanas que vinieron de Buenos Aires (a más de 1000 km de aquí) para acompañarme y cuidarme unos días.¡¡¡Y yo seguía llorando!!!

¿Cómo no estar agradecida a Jehová y su amoroso pueblo por tantas bendiciones y tanto amor? ¿Cómo no ser feliz a pesar de las adversidades?

Aurora y Silvia ya regresaron a sus hogares, dejaron un gran vacío en la casa aquí, y a la vez, todos los rincones quedaron llenos de sus ocurrencias, risas y travesuras.Hubo tiempo para conocernos más y el diálogo profundo de las cosas que le hacen bien al alma estuvo presente también, con cada una. Gracias Aurora por abrir tu corazón tan generosamente, Jehová bendiga tan hermosos anhelos.
A Silvia le gusta escribir…nos hizo un regalo precioso que no puedo dejar de compartir con ustedes, si me permiten, si? Es que es añoro el día en que lo que menciona aquí, sea una realidad también con cada uno de ustedes…por ahora les dejo entrever lo que será

El reencuentro

Hace unos días conversando con Auri, recordábamos cuando nos conocimos en el viejo sistema. Cuantas cosas compartidas! Cuántos gratos momentos vividos!Así, recordando amigas muy queridas, que sabíamos habían sobrevivido al Armagedón, se detuvieron nuestros recuerdos en una especial…En aquellos últimos días del viejo sistema, nuestra querida amiga, Nancy, estaba enferma. Esto, no le permitía hacer muchas cosas fuera de su casa, como hubiera querido. Nancy, vivía muy lejos de nosotras y no era algo fácil poder vernos. La situación que se vivía entonces, hacia imposible lo que hoy es tan sencillo: viajar donde uno quisiera.Los compromisos, la familia y lo económico, eran las tres razones de no poder vernos como deseábamos.Pero un día, impensadamente, como regalo de Jehová, se fueron dando las cosas. Lo que fue una ilusión que ni podía llegar a ser sueño, por lo imposible, se hizo realidad una tarde cálida de noviembre.

¡Cómo olvidar aquella tarde, cuando nos estrechamos en un abrazo tan largo y sentido las tres!...Nancy lloraba, Auri reía feliz y yo tenía un nudo en la garganta que no me dejaba hablar…Pasamos juntas unos días hermosos. Detalles que quedaron guardados en el corazón de las tres, que no podría contar, porque seria interminable. Pues los más bellos recuerdos que perduran, no son solo aquellos que entran por nuestros ojos, también son las cosas que oímos, las que olemos, los sabores compartidos y esas sentidas oraciones agradeciendo a Jehová, por el privilegio de estar en su pueblo y por haber permitido que nos conociéramos, iniciando esta amistad y haber podido vencer la distancia, que lejos de separarnos, nos servia de unión.
Perdidas en esos recuerdos queridos, entre pastelitos y ricas tortas, nos callamos de golpe, por un impulso común. Un profundo silencio llenó el ambiente y Auri, saltó de la silla como un resorte. Sus ojos brillaban y reían. Se le había ocurrido algo!
Y dijo así: -¡¡¡Vamos a ver a Nancy!!!Dicho así, pudiera parecer algo lógico, pero esta idea fue algo sublime…-¡¿Cómo no lo hicimos antes?!
Hablamos con nuestros esposos de inmediato y les pareció una excelente idea. Se comunicaron con Waldo, el esposo de Nancy, para darle la sorpresa.Debido a que era una época donde menguaba el trabajo de nuestros esposos, se organizó todo en unos días…Auri y yo estábamos tan felices y ansiosas como aquella vez, hace tanto...

En cambio ahora, ya habían desaparecido esas dolorosas espinas de Nancy. Tanto el sufrimiento y el dolor físico y emocional, solo habían logrado de ella, una mejor sierva de Jehová.A Auri, el nuevo mundo que Jehová nos permitió vivir, le devolvió la sonrisa a su corazón apenado y lo fortaleció, aún más, aquel día tan esperado por ella, cuando recuperó a alguien, que tanto anhelaba reencontrar…Pero esa, es otra historia….Ese día, una apacible tarde primaveral, llegamos a casa de Nancy.
El aire fresco, perfumado por glicinas, dio el más bello marco, cuando a lo lejos, salió de su casa a nuestro encuentro Nancy.
Me faltan las palabras para describir nuestro sentir. Ver la figura menuda, delicada y tan bonita de nuestra amiga, que corría hacia nosotros, y una vez más nos unimos las tres en un fuerte abrazo, donde una reía, otra lloraba y otra daba las gracias a Jehová, por tantas bendiciones y por esta amistad que nos permitió tener.

Silvia Espiño
12/11/09

¡Gracias Silvita! ¡Es precioso!

Sí…Tenemos tantos abrazos pospuestos hasta el paraíso…tantos amados hermanos que no abracé…ya falta un día menos…los quiero mucho y llevo en mi…

19 comentarios:

Aurora dijo...

ayyyyyyyy como describir lo q siento, alegria ,tristeza y una emocion tan grande junto con lagrimas q Jehova va juntando en su odre!!Lagrimas de felicidad x estos dias maravillosos q pudimos viver juntas,recuerdos gravados en mi corazon, solo puedo dar gracias a Jehova x eso y a vos amiga por querernos tanto!!!Te puedo asegurar q nosotras somos las que nos beneficiamos de tu compania!!nunca me cansare de decirte cuanto t quiero!!!! Y ya falta poquito para q se haga realidad el poema de Silvia para q corramos abrazadas en ese paraisio tan anhelado q Dios nos prometio (Rev 213.4!!!) te quiero amiga del alma!!Hermana querida!!un abrazote de oso!!!!!

ragazza dijo...

Chicas, aunque no estube alli fisicamente, pensaba en ustedes y me imaginaba lo bien que la estarian pasando, compartiendo sentimientos como compañeros, intercambiando experiencias, estímulo Y mucho AMOOOOOOR....es simplemente un adelanto de lo que vendrá.....hago esfuerzos dia a dia para no perdermelo....besitos.

mari canaria dijo...

Que me alegro que todo eso haya podido realizarse como soñaban. Que emoción el poder imaginar tantos momentos vividos en el hogar de Nancy. Que gran pueblo tiene Jehová aquí en la Tierra. Lleno de tanto amor genuino sin ningún tipo de hipocresía. Ustedes son una muestra del cariño fraternal que nos une. Un abrazo a todos. Besitos

Jokebed dijo...

Esto ya no es un blog, aqui no hay solo letras, se percibe mucho más... es un mar!!!! de lágrimas, de gozo, todo se desborda aqui, el amor, todas las emociones se mezclan, pero unidamente, para hacernos sentir algo maravilloso, que solo Jehová puede lograr... Estoy super contenta leyendolas, viendo las fotos, imaginándolas... y pensando en ese día en que podamos llegar a conocernos, todos, en el futuro paraíso... Las quiero muchisimos a todas, Silvita, Auri, que bendicion tan grande y privilegio de leerlas... Nancyta, eres el pegamento que todo lo que toca une.... te mando miles de besos y abrazos... a toda la familia tambien.. Jah los siga bendiciendo con creces.

JULLY. dijo...

Ahora no digo solamente :Hola querida Nancy , tambien digo :¿Como están queridas hermanas?Cuanta felicidad trasmiten , que lindo hubiera sido estar allí´, con ustedes, disfrutando del amor que solamente se puede sentir dentro del pueblo de Jehová.
Querida Nancy veo como nuestro padre te cuida, te dá amor y cálido cuidado, usando a sus siervas que disfrutan , en donde se cumple lo que dice: hay más felicidad en dar´, que en recibir.
Y silvia nos ha dejado con la hermosa sensación de por un instante visualizar ese encuentro emocionado que todos estamos esperando,MUCHAS GRACIAS.
Un beso muy grande para tí querida amiga, y el agradecimiento a nuestras hermanas por haberte cuidado, Que Jehová las bendiga.

JUAN CARLOS dijo...

Bueno, pues entre tanto sentimiento positivo y cariño fraternal, otro más que se une soy yo. ¡Pero no quiero lágrimas, ¿eh?! Y, si acaso se escapa alguna, que sea de alegría ¿OK?. Muchos saludos para tod@s desde SEVILLA-ESPAÑA

VIDALTJ dijo...

Mi estimada nancy, hace algunos meses que le doy una miradita a tu blog, sin embargo las ultimas dos entradas me han encantado. Al grado que he derramado muchas lagrimas, especialemnte, esta ultima es realmente conmovedor. Gracias por animarme, pues a decir verdad, estoy esforzandome por fortalecer mi relacion con Jehová. lo que describes sobre la asamblea internacional en chile, yo personalemente lo he vivido en peru hace una semana atras, fue realmente maravilloso ver el amor el accion. un abrazote desde Lima Peru. que JEHOVA siga siendo tu plaza fuerte.

daiana dijo...

Que bonito poema, la verdad me hizo un nudo en la garganta pero de felicidad, el pensar cuando estemos allí, volver a encontrar a nuestros hermanos que ya no estan entre nosotros, y conocer a hermanas/os como ustedes pero en persona, va a ser maravilloso, lo esperamos con ansias, pero como muy bien dijiste Nancy "ya falta un día menos"
Muy pronto estaremos en el paraiso.
BESOTES A TODOSS y que Jehová los bendiga siempre!!
DAIANA.

carmenma dijo...

Hermana Nancy me alegro muchísimo porque solamente dentro del pueblo de Jehová podemos disfrutar de esas amistades desinteresadas, que desbordan de amor sin hipocresia y cariño fraternal. Aquí en El Salvador estamos esperando ya muy pronto asistiremos si Jehová permite a la asamblea internacional en México...Así que hermana Nancy agradeceremos mucho sus oraciones, porque las autoridades migratorias estan dificiles. A mi familia y a mi ya nos dieron el pase, pero muchos hermanitos, precursores especiales, misioneros y otros que vienen desde fuera de la capital y que han viajado en varias ocasiones a la embajada, no les ha sido posible obtener la visa. Nosotros también oraremos por ustedes para que la esperanza los sostenga en estos momentos dificiles, pero a la vez buenos, porque ya se acerca el día en que Jehová nos liberará...desde El Salvador...

sandra dijo...

que hermoso gesto de auri y silvia!! para imitar!! y que bueno que no reprimieron ese deseo que todos tenemos de reunirnos algun dia en persona con alguien tan especial como ud. Nanci, pero que por diferentes motivos se nos hace dificil. De todos modos, desde aqui le mando un fuerte abrazo y muchas bendiciones!!

ana dijo...

NANCY QUE LINDO PODER CONTAR ESTA ESPERIENCIA, ESTO NOS HACE VER TAN CLARO LO QUE EL AMOR DE DIOS X SUS SIERVOS HACE,CUIDA DE NOSOTROS DE TODAS FORMAS POCIBLES NOS DA ESOS AMIGOS QUE SON MAS QUE HERMANOS!!MIS LAGRIMAS AL LEER TU BLOG CLARO FUERON DE ALEGRIA X VER COMO JEHOVÁ BENDICE EL ESFUERZO DIARIO QUE TIENES QUE HACER CADA DIA,PERO QUE LO HACES CON EL CELO POR ÉL, A TUS AMIGAS AURORA Y SILVIA VAYA TAMBIEN MIS SALUDOS Y QUE JEHOVÁ SIGA COLMANDO SUS VIDAS DE BENDICIONES COMO EL TENERTE. SALUDOS DESDE MONTEVIDEO .

Yolanda dijo...

Así es Nancyta, sino nos vemos en este sistema, podremos encontrarnos en el milenio, cuando ya no existan estas distancias, ni pasaportes, ni visas, tendremos todo el tiempo para compartir y abrazarnos, que emoción Nancyta, y gracias a las hermanitas, por estar a tu lado en estos días.
Estoy ansiosa por saber sobre la Asamblea, cuando Damita y tu esposito, te cuenten como lo pasaron, y nos cuentes luego a nosotros, abrazos fuertes a la distancia, y que Jehová te siga dando la fuerza más allá de lo normal, con mucho amor,

Yoly y Fernando

Anónimo dijo...

MI QUERIDA AMIGA DEL CORAZÓN, NI UNA SOLA PALABRA ME QUEDA PARA EXPRESAR EL PRIVILEGIO QUE SNETÍ DE ESTAR A TU LADO GRACIAS A JEHOVÁ Y A AURO QUE HIZO POSIBLE ESOS DIAS HERMOSOS Q JAMAS OLVIDARÉ. MI CORAZÓN AUN LATE CON EMOCION AL REORDAR EL ULTIMO ABRAZO Y LAS LAGRIMAS MAL CONTENIDAS QUE INUNDARON SIN PODER DETERLAS CUANDO NOS FUIMOS...HUBO TRISTEZA , SÍ, PERO TAMBIEN LA ALEGRIA DE HABERTE CONOCIDO MÁS, Y A TUS PADRES, DOS DULZURAS, Y A TU HERMANA CON ESE PROFUNDO AMOR QUE TE TIENE Y QUE ME SIGUE EMOCIONANDO AL RECORDARLO....UN PRIVILEGIO ENORME, UN VERDADERO PRIVILEGIO, GRACIAS POR TODO LO QUE NOS DISTE, AMIGA
SILVIA

Anónimo dijo...

Querida Hermana Nancy: A veces pensamos que nuestras circunstancia son las mas dificiles para servir a Jehova pero verdaderamente usted es fuente de estimulo, ademas un ejemplo de fe.

Pero sobre todo da constancia de la bendicion que es ser siervo de Jehova, pues aun en los peores momentos nos esta sosteniendo y por su espiritu podemos seguir aguantando hasta que llegue ese dia tan anhelado.

mariluz de lopez dijo...

querida nancy.no se como espresarle la emocion que me enbargo cuando su familia estaba enfrente mio en la Asamblea Internacional de Chile. muchas gracias por su hermoso recuerdo muchos cariños de su hermana y amiga porque asi me concidero mariluz de lopez

mirtita dijo...

HOLA!ACABO DE DESCUBRIR TU BLOG SOY UNA PUBLICADORA QUE AUN NO SE HA BAUTIZADO Y ESTOY DANDO LOS PASOS NECESARIOS PARA PODER BAUTIZARME,PALABRAS COMO LAS TUYAS FORTALECEN MUCHISIMO, PERSONAS COMO TU SON UN EJEMPLO A SEGUIR,ESPERO PODER SEGUIR EN CONTACTO CONTIGO A TRAVES DE ESTE MEDIO MI MAIL ES mirta_porley@montevideo.com.uy.
TE MANDO UN AFECTUOSO SALUDO DESDE MONTEVIDEO-URUGUAY

aranku dijo...

Nancy, querida hermana...sigo leyendo tus bellas experiencias de vida ,me fortalecen y me ayudan aguantar este sistema que tanto nos oprime!!sigo insistiendo para contactarme a travez del blog que quiero compartir con vos y demas amigos...por favor contactense conmigo mi correo...karinachupi21@yahoo.com.ar...gracias... jehova te de la fuerza para seguir compartiendo tanta ternura con nosotros...karina-aranku-

Ann y Jac dijo...

Hola nancy:
Que bueno saber que ellos pudieron ir a la asamblea, cada foto me hizo recordar la asamblea a la que fuimos en 2003 en Espana, fue maravillosa y siempre lo que mas uno recuerda es el amor de tantos miles y miles de hermanos, despues quedan las fotos para volver a recordar. Supongo que no has estado muy bien, pues hace dias que no escribes nada, sabes que mis oraciones y mejores deseos estan para ustedes, en especial para ti, a mi esposo lo operaran de nuevo, estamos en esos tramites, no nos olvides en tus oraciones, cuidate mucho y recibe todo nuestro amor....

Anónimo dijo...

Hola Nancy soy una hermana suya de Honduras, mi nombre es Cinthya tengo 25 años, quiero decirle que a pesar de no conocer mucho de usted ya q apenas estoy viendo su pagina, (solo habia visto los marcapaginas de la lectura del año pasado, q x cierto imprimi varios y les regale a las hermanas de mi congregacion) dejeme expresarle q ya siento un gran cariño por usted y le admiro en gran manera ese aguante y me da grandes animos para seguir en la lucha de este sistema, sus palabras q me han sacado lagrimas me hacen sentir cada vez mas cerca el paraiso tan anhelado que quite tanto dolor y sufrimiento de la humanidad. le mando un gran abrazo un beso, cuidese q muy pronto viene lo q esperamos con tantas ansias.