martes, 31 de mayo de 2011

Por los senderos del Milenio


El otoño que vistió de tonos amarillos, ocres y naranjas el paisaje sur del planeta, ya está alistando sus maletas, el invierno se avecina con su traje blanco, bordado con cristales de nieve, y una gruesa bufanda azul cielo que hace juego con su gorro tejido a tono.
El invierno es un señor de profundos ojos negros que ve la vida dormida en las semillas y las guarda bajo su manto de nieve para que despierten en primavera.
Su mirada profunda también ve los sentimientos guardados y la vida que llevamos dentro aunque por fuera no lo perciban humanos ojos. Pero él los ve y en sus grises tardes o solitarias noches hacen que surjan desde el silencio en forma de palabras para que se derramen sobre otros como gráciles pétalos de rosas o dulce fragancia.

Ah…me estoy adelantando, aún le quedan unos días más a este Otoño. Él tiene los ojos  color miel y me regala una lluvia de hojas doradas aún sin salir de mi cuarto…las escucho correr por la vereda mientras juegan con el viento…me gusta escucharlas…

He estado un poco ausente, quietita como árbol despojado de hojas, son escasas las fuerzas y no puedo hacer mucho, pero como el árbol, seguimos aferrados al lugar asignado mientras aguardamos el tiempo en que las fuerzas acompañarán a lo que ansiamos y podremos hacer tantas cosas, no sólo para nuestro deleite, sino para los demás y para dar gracias al Dador de Vida y Señor del Tiempo.

Gracias a Jehová sigo estable, pero estoy muy decaída y dolorida, no puedo más que estar quietita, no me gusta estar así, pero, ¿qué les parece si viajamos un poquito al futuro y nos animamos juntos visualizando lo que esperamos?
Para eso les dejo esta poesía que nos transporta por los senderos de:



El Milenio


Despertar cada día a los albores
y al entusiasmo de una nueva empresa
y dormir cada noche sin temores
de que la sombra incube una sorpresa.

Estrechar cada hijo entre los brazos,
sin presentir que un día deplorado
su carne ha de caer bajo el zarpazo
del sepulcro voraz, nunca saciado.

Oír voces amadas que conduzcan
miel y perfume a nuestra simple historia,
y no temer que un día se reduzcan
solo a un hilo de luz en la memoria.

Meditar en vértice del día,
cuando la azul penumbra se levanta,
sin que aparezca un rictus de ironía,
sin nudos de dolor en la garganta.

Sentir que no hay terrores en el cielo,
que en la tierra no existen más barreras;
que el mar no inspira espanto ni recelo,
porque no quedan barcos con banderas.

Comprobar que la tierra se recobra
de tanta vieja herida y tanto daño;
y que ya nadie gime su zozobra
en algún calabozo subterráneo.

Saber que la justicia no se alía
a una balanza desequilibrada,
y que el soborno vil ya no desvía
el galardón a quién no logra nada.

Ver que la realidad que nos rodea
superó los bosquejos de los sueños.
¡eso, sí, y mucho más es lo que ondea
en la excelsa promesa del milenio!

¡Qué gran paz, de sabor desconocido,
sin grietas, trabazón ni cicatrices,
que entrando por los ojos y el oído
al cauce de las venas se deslice!

La vida vibrará en tu cuerpo sano
cuando veas tus campos florecientes,
como una credencial escrita a mano
por tu sudor sellada diariamente.

Y la lluvia temprana y la tardía,
afinarán sus tonos musicales
ensayando su antigua melodía
en el arpa pueril de tus cristales.

Después que calle el yunque en la herrería
y el arado descanse contra el muro,
y el ave abrigue en el ramal su cría
y vista el bosque su ropaje oscuro;
explorarás la noche abiertamente,
sin miedo, ni acechando lo ignorado;
quizá solo pisando levemente,
porque el orbe reposa ensimismado.

La fuente del silencio en ella brota
y el tiempo reflexiona detenido
ante el espacio inmenso, donde anota
las verdades que nadie ha desmentido.

Allí, donde ningún reloj le presta
al tiempo su mecánico latido,
ni cuenta lo pasado o lo que resta,
todo porque se habrá desvanecido.

Habrá un cuadro cambiante en que se vierta
todo matiz de gozo y sentimiento.
También la gratitud del que despierta
sumará la belleza de su acento.

Subirán a un tiempo liberado
del vientre del Sheol, al ancho suelo
que antes viera salir desorbitado
en lágrimas amargas nuestro duelo.

El buril de la duda estará quieto,
menguado y nulo el filo del pecado,
roto el taladro del deseo incorrecto,
y el clamor de la carne amordazado.

El nombre de Jehová se habrá impreso
como una flor de luz en nuestros labios,
rescatado por siempre del olvido,
vindicado por siempre del agravio.

Mucho más, que no hay como expresarlo,
ni puede concebirlo humano genio,
tu ilimitado asombro ha de palparlo
al cruzar los umbrales del milenio.



Álef Guímel








8 comentarios:

carmenma dijo...

Hermana Nancy, me alegro de saber de usted, ojalá se le pase un poco el decaimiento. Por mi parte le cuento que fui muy feliz el fin de semana. Tuvimos la asamblea de 2 días. Mi papá se bautizó luego de muchos años de estudio y esfuerzo. Es sordo parcial. Mi mami se bautizo en 1983, por lo que tuvimos que esperar por este momento. Por otro lado Jehová nos bendijo permitiendo que estemos con amados hermanos con quienes nos reunimos hace muchos años, como 30 y que reencontramos, de modo que fuimos objeto de un amor indescriptible y que causa en el corazón una sensación de bienestar como si fuera espuma que crece y rebasa los límites del corazón, y da un gozo interno y alegría, que al estar en soledad, simplemente hay que seguir sonriendo al recordar los abrazos y expresiones de afecto. Cuidese mucho y del frio también. Amor cristiano

Páginas de Rose dijo...

Estaba preocupada por no tener nada para leer en esos días.
Lástima que no es tan buena como te gusta.
Que Jehová le ayudan a soportar los días fríos por venir.
Me alegro de leer sus comentarios en los días que pasan.
Señor Jehová bendiga a usted ya su familia también
Besos

Rose


http://amigasqueengordam.blogspot.com/

Betty dijo...

Namcy:
que hermosa forma de describir el invierno Es una estación que merece nuestros respetos, pero que tambien nos traen dolencias y peor en el caso tuyo....la humedad nos juega en contra....pero como todas las cosas pasara pronto y nos servirá mas para apreciar la primavera y los días mejores como ese hermoso poema que compartes con nosotros. Gracias por la forma que tienes de animarnos.Que Jehová nuestro amoroso creador te bendiga siempre con cariño BETTY

Débora dijo...

Gracias desde el corazón por vestir de calidez algo tan frio como el invierno,que en estos dias por aca dejamos atras, ojala lo pudiera retener para que fuera mas breve el tiempo que tu sintieras sus efectos, y asi menguar estos periodos en que tanto extrañamos tus palabras.
Las dulces palabras de nuestra querida Lira nos dieron una hermosa visión de los dias ya cercanos.Un fuerte beso desde este lado del mar.Tonyi

Ann y Jac dijo...

GRACIAS NANCY: HERMOSA ENTRADA, ME EMOCIONE Y TRANSPORTE AL NUEVO MUNDO DONDE MUY PRONTO ESTAREMOS DISFRUTANDO LA COMPANIA DE ANIMALES TAN MARAVILLOSOS CREADOS POR JEHOVA. QUE JEHOVA LES SIGA BENDICIENDO DIA A DIA RECORDANDO QUE YA FALTA UN DIA MENOS...

Anónimo dijo...

El cactus de llenó de flores,
flores que no dejan ver sus espinas.
La mano de su Dios ha hecho esto,
para mostrar su bondad en vasos de barro.

Los caminos de Jah son inscrutables,
nadie jamás los puede anticipar.
Ha dicho al gozo: "invádela toda",
al Seol: "vete al destierro, lejos de la flor".

El gozo se ha anidado en la garganta, déjeseme cantar con el corazón.

Loli, Barcelona dijo...

¡Mi querida hermana Nancy ! Estoy asombrada de lo adelantada que esta le manta , es enorme y muy linda .
Pero mas feliz me siento de verte en en salón del reino , con tu mamá haciendo una demostracion , tambien con Damita de acompañante ¡Que bueno !Eso es verdaderamente fantastico ...

En cuanto a un poema que lei , del (Milenio ) Fue fascinante ...me trasporto a el sin lugar a dudas .Bueno , la bela tarde de domingo que describe, es encantadora ...Me enseña que se deben de apreciar las cosas mas sencillas con detenimiento ¡Cuidate Nancy , el nuevo mundo está aqui es inminente ! mi perrita lulita , te envia un guauuu guauuu Y Por mi parte todo mi amor el más genuino y sicero que yo puedo trasmitir TK Numer 6:24-26 ... (loli )Barcelona .

Anónimo dijo...

Hola hermanita Nacy,en primer lugar ,te ofrezco mis disculpas por mi ingratitud,al no escribirle para agradecer tus hermosos y ya necesarios mails...Sucede que después de algunos años más aliviados,circunstancias familiares muy tristes,me tienen cuidando a tres nietos...Son todos un amor,pero el más pequeñito es un poquito inquieto...
Bueno mi hermanita amada,como otras veces te he dicho,me hace muy bien leer tu página..Me infunde mucho ánimo y acrecienta mi fe y mi amor a Jehová,al darme cuento lo maravilloso y bueno que es con nosotros...al ver tu milagrosa recuperación...pienso que eres "8un vaso escogido " ,para animarnos ,y especialmente para enseñarnos a amar a Jehová y a nuestros hermanos.
Todo lo que escribes ,llega muy profundamente a mi corazón..Admiro tu ánimo,a pesar de las circunstancias tan adversas...Encuentro hermoso todo lo que haces con tus preciosas manos...En fin ,eres un gran ejemplo para mí.
Agradezco a Jehová que me permitió conocerte,virtualmente por ahora,pero ,con su ayuda y mi perseverancia hasta el fin...darnos un apretado abrazo ,en esa nueva Tierra que Él nos ha prometido,donde la justicia habrá de morar...y los sufrimientos ni la muerte,ya no serán más.
Que Jehová te mantenga en Su Amor,junto a mi hermano Waldo ,tu esposo fiel;tu hija Damita ,y tus amados padres .Un abrazo grande con todo mi amor fraternal
!♥♥♥
Jeinny,desde Chile.