martes, 19 de abril de 2011

Nuestra Conmemoración 2011




El Salón estaba colmado de rostros sonrientes, más del doble de los asistentes eran vecinos, estudios y amigos de nuestro territorio que respondieron a la invitación extendida a la Conmemoración.

Mi querido Waldo preparó el pan con todo esmero y amor y se encargó de los preparativos. Mi mami alistó el mantel que tejí, ella lo guarda y cuida como a un tesoro. Como compartimos el Salón con otra congregación, la mesa servía para ambas ocasiones.

Yo venía con algunas complicaciones en la salud y rogaba tener fuerzas para estar lo mejor posible para esa noche sagrada. Y gracias a Jehová pudimos estar toda la familia entre los 181 presentes.

Apenas comenzaron las primeras notas del cántico Nº 8 me ganó la emoción y el nudo en la garganta encontró escape en las lágrimas que no pude contener. La inmensa gratitud por estar viva y estar junto a la familia en esta Conmemoración…era algo que no parecía posible hasta hace poco tiempo atrás. La Conmemoración del año pasado estaba muy mal, andaba con el respirador a cuestas y estaba tan hinchada por los corticoides (ver http://paginasdenancy.blogspot.com/2010/03/nuestra-conmemoracion-2010.html ).
 Y ahora poder levantarme para cantar y orar (aunque con dificultad y esfuerzo)…son cosas que parecen muy simples pero son logros y bendiciones muy grandes para mi…

Venían a la mente tantos nombres de amigos amados que están lejos, pensar en toda la hermandad mundial que estaba unida en el mismo sagrado afán, aún los que están de duelo por terremotos, o los que sufren por la guerra, el hambre, la enfermedad o por verse privados de su libertad por darle a Dios el primer lugar en su vida. Parecía que recordarlos y tenerlos presentes en ese momento en especial era como acompañarlos y estar juntos sin distancias ni barreras que impidan abrazarlos. El corazón los abrazaba.

Damita estaba muy feliz al recibir a sus estudios, entre ellos una joven que sufrió la tragedia de que un perro le quitara la vida a su pequeño hijito; su historia es desgarradora, vive sola pero se está agarrando fuerte de Jehová, tiene mucho aprecio y una gran necesidad espiritual. A pesar de que tenía que ir a trabajar se quedó hasta el final del discurso y salió rápido pues en cinco minutos más tenía que estar en su trabajo. Jehová bendecirá sus esfuerzos y le dará fuerzas y consuelo para perseverar hasta que abrace a su bebé nuevamente en la resurrección.

También fue Agustín, de 11 años y su abuela Eva, (estudian hace poco tiempo con Damita). Es increíble el aprecio por las cosas espirituales del jovencito. Él es monaguillo en la iglesia de su barrio, (aunque creo que a estas alturas ya no lo es). De su propia iniciativa preparó una carpeta donde copia todos los textos citados en el capítulo correspondiente del libro que estudian con Damy y escribe sus comentarios y aplicaciones a cada uno. Es ávido por la Biblia, le encanta. Estaba feliz en el Salón, era la primera vez que asistían. Oramos que sigan progresando y buscando el favor de Jehová.

Todos los recordatorios mencionados en el discurso cobran vida mientras meditamos en ellos y procuramos visualizarnos en medio de las escenas vividas por el Cristo. La frágil e imperfecta mente no alcanza a captar en toda su dimensión el tremendo dolor físico, mental y emocional que sufrió a cambio de nuestra vida. Y el dolor tan grande del Padre al ver sufrir así a su Hijo amado. Y entonces entendemos mejor el valor que tenemos ante sus ojos... “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.” (Juan 3:16)

Son pensamientos que necesitamos recordar cuando nos invaden sentimientos de inutilidad al no poder dar cuanto quisiéramos. Aunque tal vez sintamos que no valemos…pero para Jehová valemos la sangre de su Hijo. Ése es el precio por el que fuimos comprados. Realmente, cuánto nos aman Jehová y Jesucristo. ¡Y cuánto tenemos que agradecer!

Al concluir con la oración final teníamos que desocupar pronto el Salón para dar paso a la siguiente congregación. La llovizna tenue que caía cuando llegamos se había hecho intensa al salir, y aunque no pudimos ver esa hermosa luna llena, estaba allí, detrás de las nubes, y nos fuimos recordando que


Ya Nisán y su luna volverán pocas veces
antes del día grande de la liberación,
cuando crucemos juntos, con temblorosas preces,
Un “Mar Rojo” de sangre, llamado Armagedón.

Álef Guímel

domingo, 17 de abril de 2011

Conmemoración


Ya es la madrugada de un día muy especial. Sólo vine a traerte un poema mientras preparamos el corazón para esta:


Conmemoración


Nisán trae ecos de sucesos
que brillan con luz propia
y el velo del tiempo que ha pasado
no puede ocultarlo.
Una luna llena de su día catorce
miraba atenta a lo que en la tierra ocurría.


En Egipto el ángel pasa,
no exige la vida de primogénitos
que detrás de dinteles marcados con sangre
obedecían y oraban a su Gran Libertador.
El pan de la aflicción y verduras amargas
fue su porción, no sabían
que la sangre de ese cordero señalaba
a una liberación mayor.


Los siglos pasaron hasta el Nisán
que vio al Cordero que el pecado del mundo
quita derramar la sangre preciosa
que tu vida y la mía compró.
Esa luna llena miraba atenta
a lo que ocurría en la tierra.
Los ángeles y el Padre amado
al Mesías miraban con ojos llenos de amor.


En Getsemaní el Maestro oraba
con el alma hondamente contristada:
sobre sí pendía el Nombre del Padre,
la paz del universo,
y la salvación de la humanidad.
¡Con razón sus lágrimas vertidas
se tornaban en gotas de sangre,
gotas de precioso rubí!

¡Cuánto dolor sufrido por el Cristo
y por el Padre ante muerte tan atroz!

El pan de la aflicción y verduras amargas
son hoy también nuestra porción,
vendidos a cruel imperfección…
¡Cuánto te agradecemos
por darnos al Redentor!

Ayúdanos amado Dios a no fallarte
y vivir cada día buscando tu aprobación.
Que sigamos los pasos del Dechado
con total sujeción, que sus pensamientos
sean los nuestros y vivamos
por el que murió y fue levantado,
a quien recordamos
con el corazón de amor colmado
y el alma arrodillada,
mientras te damos gracias
por esta Conmemoración.


Dáleth

17 de Abril de 2011





jueves, 14 de abril de 2011

"La suma de todo lo que perdura y vale..."





Estos días de actividad aumentada son muy emocionantes. De distintos lugares del mundo llegan mensajes llenos de entusiasmo contando cómo se han sumado al arreglo de precursor auxiliar por 30 horas este mes, los ajustes y esfuerzos por lograrlo, es muy estimulante. Muchos han expresado que lo sienten como un mimo, una caricia de Jehová. Soy del mismo sentir.

Por aquí seguimos esforzándonos, es increíble que con tan sólo escribir todos los días termine tan agotada cuando termina día. Pero estoy muy feliz y agradecida de  acercar mi granito de arena y poder formar parte de este capítulo en la historia teocrática en que se está cubriendo a la tierra con un manto de alabanzas.

Claro, lo que doy no es lo que quisiera: me gustaría poder salir cada día de casa en casa y acompañar a la familia y hermanos de todo el mundo. Pero bueno, ruego poder llegar al corazón de las personas a las que les estoy escribiendo y ayudar a alguien a conocer a Jehová.

La semana pasada fue muy especial. Tuvimos la visita de nuestro Superintendente de Circuito, nuestros queridos Omar y Susana y también la compañía de un matrimonio de precursores especiales: Gerardo y Loreto.

Fue una bendición muy grande poder estar en la reunión de precursores regulares y auxiliares, que por esta vez, pudimos estar la reunión completa juntos. Algunos no pudieron estar por los horarios de trabajo por eso no aparecen todos en la foto adjunta.

En nuestra congregación hay 5 precursores regulares y este mes 44 tomamos el precursorado auxiliar, incluidos los 5 ancianos y sus familias. Es un clima especial, un hervidero de actividad, como hormiguitas trabajadoras.

¡Cuán acompañados se sentirán este tiempo quienes sirven con constancia como precursores especiales!
Pensando en los hermanos que nos visitaron y en tantos hermanos amados que sirven en esa asignación, escribí esto:


Precursores Especiales


Atrás dejaron su tierra y sus parientes.
Una vida cómoda cambiaron
por otra de abnegación.
Al igual que María en el pasado
ellos también escogieron
la buena porción.

Vinieron con las manos de semillas llenas,
abren surcos, riegan su parcela asignada
con el agua que vida eterna da.
Y si la nostalgia muerde,
también la riegan con
salobres lágrimas de amor.

Gracias amados,
por su trabajo fiel
en cualquier cosa
que para los hermanos hacen,
aún siendo extraños,
dan testimonio de su amor
delante de la congregación.
(3 Juan 5-6)

El Supremo desde las alturas ve,
el Cristo a su lado complacido está:
sus leales en la tierra anuncian
su Reino inminente ya.

No escatiman esfuerzos,
no los detiene el sol abrasador,
no hay gélido invierno
que apague el fuego de su amor.

Su esperanza segura está:
´Jehová no podrá menos
que guiarlos constantemente
y satisfacer su alma
aun en una tierra abrasada,
como jardín bien regado
tendrán que llegar a ser.´
(Isaías 58:11)

Gracias por acudir al ruego
hecho al Amo de la mies
y usar sus mejores dones
en la siega que mucha es.

Sigan fieles, es poco el tiempo
que queda antes de ver
realizada la esperanza
a la que asieron su vida,
sus fuerzas y corazón.

Nada los privará de su gozo
cuando entren en el Paraíso ansiado
rodeados de hijos espirituales,
credenciales vivas, fruto feliz
de sus manos llenas de semillas
tornadas entonces en gavillas
que el Padre tierno a su tiempo
hizo crecer, mientras ustedes
seguían fieles tras las huellas
profundas que el Hijo marcó.

Jehová bendiga cada día su labor.
Y que nosotros podamos suplirles
consuelo, gratitud y amor
por haber emprendido
esta senda de abnegación.


Dáleth
08 – 04 -11

 
 Sí, estamos muy agradecidos de contar con el amor y dedicación de estos queridos hermanos que dejan todo para dar más…
 
 
No quiero dejar de compartir pequeños detalles cotidianos, como los cactus a crochet que voy haciendo. Waldo me consiguió pequeñas vasijas de barro para ponerlos con arena, quedan más naturales y pintorescos, les dejo fotitos:
 



Y para concluir con una sonrisa, les dejo este Show de Lulita tomando sol, con su pancita al viento. Damita y yo le hablábamos y ella se retorcía mostrando su gatuna belleza:


video



Que Jehová bendiga los esfuerzos de todos por aumentar su alabanza y continuar con ánimo estos días previos al Paraíso…