lunes, 22 de octubre de 2012

Gracias por escuchar...


Una suave y fresca brisa está meciendo las cortinas de la persiana, filtrando aire, luz y los ruidos de la calle que no cesan nunca. Escucho hablar a Damita en la vereda de su casa, (al lado de la nuestra), está recibiendo a uno de sus alumnitos…es un consuelo que seamos vecinas…
 
Mejor escribo y trato de ponerme al día, son muchos detalles por compartir y tengo que darme prisa…Jehová mediante, mañana a las 11 a.m. (martes 23) tengo la primera cirugía en los ojos, estas cataratas (“gentileza” de los corticoides) me han limitado mucho. El cristalino que implantarán tendrá también el aumento necesario para corregir la miopía elevada, de paso. Oramos que todo salga bien y espero estar en casa a la tarde.
 
Los estudios con las chicas siguen progresando y colmando de satisfacciones, son una bendición y consuelo de parte de Jehová. La semana pasada Micaela fue ama de casa de Damita, y esta semana lo será Romina en la asignación de otra hermana. Y en las semana del 12 y el 19 de noviembre, respectivamente, ya darán sus primeras asignaciones. Están muy ansiosas y entusiasmadas.

Sus circunstancias familiares son muy delicadas y precisan de toda la ayuda y el tiempo posible. No sólo les impartimos la verdad, sino ´también nuestras propias almas, porque llegaron a sernos amadas´ (1 Tes.2:8). Ya tienen muchos “padres y madres” dentro de la congregación… Son mimos de parte de Jehová. Oramos que Él siga haciéndolas crecer y las proteja de todo peligro.
 
Así es que ahora tengo tres hijas más que absorben bastante de mi tiempo y energías…y estoy muy feliz de que así sea. Siento que es la mejor manera de vivir este tiempo que Jehová me ha concedido…esforzándome (como siempre), por hacer que mis días cuenten…(Salmo 90:12)
 
Tenía pendiente de mostrarles el mantelito que hice para la mesita de nuestro Salón, tiene unas flores colgantes al final, aunque no se notan mucho en las fotos: 
 
En proceso...
 
  
 Terminado:

 
 
También hice un camino de mesa en colores vivos para la casa de Damita y Ezequiel:
 
Camino de mesa


Estoy trabajando en otro proyecto grande que luego les contaré.

El Zorzal sigue cantando fuerte en el árbol que escogió frente a casa, bueno, alguien me preguntó  cómo sé que es el mismo zorzal…bueno…no sé…tal vez  este ya sea el bisnieto de aquél que inspiró el poema (A un Zorzal colorado)…pero no me quita la ilusión de pensar que sigue regresando cada año a llenar con su canto el aire que respiro, es algo personal…es bello su mensaje…¿que cuál mensaje?...trataré de volcarlo en estos versos:
 
 
Gracias Jehová por escucharme.
Cuando clamé a ti desde la sombra más oscura,
cuando no había ya voz para llamarte,
cuando se escurría la vida lentamente
y el simple mortal no encontraba
manera de ayudarme…
Tú escuchaste Jehová…tú escuchaste…
tus brazos eternos envolvieron mis fríos días
y me devolviste el aliento que se iba.
 
Tu misericordia y bondad es mucho más
de lo que puedo yo contar.
Más, permíteme por favor,
seguir cantando a tu hermoso Nombre,
seguir contando al que se acerca a mi orilla
tus grandes obras, tu Amor Leal…

Gracias Jehová por escucharme…
y gracias porque aún puedo
escuchar cantar a un Zorzal…
 
 
Dáleth
22-10-12


Y gracias porque aún puedo escribirles y abrazarlos en la lejanía…los quiero mucho…



5 comentarios:

Mirta dijo...

Qué bello poema Nancy. Desde el punto de vista literario está muy bien logrado, pero lo que más vale es la emoción profunda que transmite.

Débora dijo...

Mi queridisima Nancy, las gracias van a ti,por compartirnos tantas cosas bellas, dejarnos entrar casi de putillas en esos retazos de tu vida.
Jehová de sabiduria al Dr. que te intervendra, para que esos ojitos capaces de ver tanta belleza donde otros solo verian sombras y rutinas, absorban mas facilmente esas luces y colores que transmites en tantas formas, poemas ,labores y imagenes relatadas. Nuestras oraciones a Jehová asi lo estan pidiendo. Un abraaaaaaaazo muy apretado de Tonyi.

En-guedí dijo...

Un saludo con todo mi corazón, solo un detalle escrito para dejarte saber que estamos todos solicitando a Jehová que te recuperes prontamente de tu intervención ocular y pronto sepamos de ti nuevamente...
Todos los que te conocemos en la distancia sentimos mucho cariño y aprecio por tus hermosas aportaciones a la vida de tus hermanos por toda la tierra...y personalmente solicito a Jehová que nunca pierdas esa bella fortaleza que te hace única...
Saludos para todos en tu familia y que la reciente unión de los hijos colme de felicidad vuestros corazones de padres ahora y por la eternidad...

Nos seguimos escuchando en estas paginas; un fuerte abrazo.
Nm.6:24-26.

Anónimo dijo...

Olá!!passei a tarde ontem lendo seu blog, fiquei apaixonada por sua força e determinação,Jeová nos da força com certeza,mas precisamos ter disposição em aceitar tal força, e você com seu sorriso é contagiante e demonstra muita força, espero poder conhece-la em breve no novo mundo, já que nesse estamos distantes no mapa acho meio dificil hehe,ainda bem que pertencemos a mesma família...beijos. Simone (Brasil,Rio Grande do Sul)

Mº Dolores Góngora dijo...

Mi querida hermana Nancy. Una vez más comentar sobre tu poema , es muy hermoso. Jehová tiene que estar muy complacido con tu buena labor en especial espiritual .Un abrazo muy sentido tk. PIdo por ti y tu salud , ruego que pidas por la mia , da señales de alerta . Los amo .