domingo, 15 de diciembre de 2013

Compartir tu carga...


 
 Hay días y tiempos en los que de súbito pareciera que se desmorona gran parte de lo que en su momento fueran razones para seguir luchando, haciendo parecer que todo esfuerzo fue en vano, no valorado ni apreciado.
Pérdidas, dolor, decepciones, malas noticias…ese sentimiento puede adoptar distintos rostros y formas, pero en el fondo, es un dolor al que no somos inmunes al vivir en esta imperfección jamás planeada por la Fuente de la vida.

A veces se pasa tan rápido de un día radiante de sol a la oscura tormenta…que no nos da tiempo a asimilar el cambio y cuesta entender qué pasó…y mucho menos saber cómo salir…y cómo seguir…

Sucede que varios hermanos escribieron contándome sus angustias y luchas personales, lloré con cada mensaje y comparto el dolor de cada uno. Quise escribirles, pero no sólo a ellos, sino a todo el lea este mensaje en un momento similar, aunque yo no sepa lo que estás pasando...por eso te escribo de manera particular, a ti, que estás compartiendo unos minutos de tu vida conmigo mientras lees lo que escribo, porque tal vez hayas sentido espinas calladas en el alma; porque somos barro con sentimientos semejantes…

No estamos hechos para vivir en este mundo, no somos parte de él en ningún sentido, ni en nuestros sueños y esperanzas...

No sólo anhelamos el paraíso...somos parte de él...fuimos creados así...para vivir así: en condiciones paradisíacas...por eso nos duele tanto este mundo...
Por ahora somos residentes temporales en este sistema que exhala sus últimas horas...pero hay que vivirlas y aguantarlas sin dejar de ver más allá del dolor...

Hay que vivirlas sin dejar de ver y valorar lo que aún hoy, a pesar de las noches sin luna, podemos disfrutar: los pájaros no han dejado de cantar porque lloramos, ni las flores perdieron su color porque estemos tristes…todo lo bello sigue estando allí…sólo hay que ser capaz de verlo…verlo como Jehová lo ve…solo por Él derivamos fuerzas más allá de las propias, para seguir con ánimo y sin desfallecer…
Seguir aguantando con esperanza para poder verla realizada...
Ya falta un día menos...

Recordé un poema que me gusta releer cuando estoy triste (Vuelve a empezar) te la copio  al final. Espero te anime como a mi. También dejo una canción que escuché estos días (Hilo de Luz, Fil de Llum, de Andreu Rifé) y me encantó, está cantada en Catalán, pero te dejo la letra traducida y puedes escucharla dando clic aquí
 
Hilo de luz  (Fil de llum)
                   de Andreu Rifé

Cuando siento que todo terminó,
que no sé levantar cabeza,
que no tengo fuerzas para seguir hacia delante.
 
Cuando siento que me he hecho pequeño,
que ya no creo en mí,
que el mundo continuaría igual si yo no estuviera aquí.
 
Entonces me esfuerzo en recordar
tu cara frente a mí,
mi oreja escuchando
tu voz bajito hablando.
 
Diciendo que ganarme el destino
sólo dependería de mí,
y me prometí tomar el reto
a partir de ese instante.
 
Respira, espera,
levántate sin prisas
Inspira, reponte,
la vida, el mundo te espera.
 
Cuando siento que nada tiene sentido,
que el mundo está del revés,
que no sé cómo poner un pie en el suelo y recomenzar.
 
Cuando siento que no queda nada
por lo que he luchado,
y cae cada deseo que me ayudaba a avanzar.
 
Vuelvo otra vez a recordar
tu cara ante mí,
mi oreja escuchando
tu voz bajito hablando.
 
Diciendo que ganarme el destino
sólo dependería de mí,
y me prometí tomar el reto
a partir de ese instante.
 
Respira, espera,
levántate sin prisas.
Inspira, reponte,
la vida, el mundo te espera.
 


Quisiera quitar tu dolor…pero no puedo…
Pero déjame sentarme a tu lado
y compartir la carga…

Mejor aún…arrójala sobre Jehová…
Así no tendrás peso encima
para sobrevolar montañas…

 




Vuelve a empezar
 
 
Aunque sientas el cansancio.
Aunque el triunfo te abandone.
Aunque un error te lastime.
Aunque una traición te hiera.
Aunque una ilusión se apague.
Aunque el dolor queme tus ojos.
Aunque ignoren tus esfuerzos.
Aunque la ingratitud sea la paga.
Aunque la incomprensión corte tu risa.
Aunque todo parezca nada...
vuelve a empezar…
 


Gracias por permitirme compartir tu carga…
Y gracias por hacer más liviana la mía…
 
Ya se asoma el sol, jugando a las escondidas
detrás de abultadas nubes que se pintaron
de oscuro gris para no dejarlo brillar…
 
Ya sus radiantes rayos se escapan,
entre gotitas de lluvia,
para jugar a dividir la luz en colores…
y ha prendido en mi pelo una corona de arco iris…
 
Espero que tú también ya puedas verlo…
 

 



4 comentarios:

Zacora dijo...

Querida hermana que lindo lo que has escrito hoy, como todo lo que escribes. La verdad me he pasado un poco deprimida y es que las razones se sobran. Pero también tenemos muchas más para tener esperanza, como dices falta un día menos. Y Jehová nos consuela para que consolemos a otros. Lo voy a compartir con una hermana que está pasando por momentos muy difíciles.
Gracias y que Jehová te llene de bendiciones.
Zarah

Anónimo dijo...

Hermosamente expresado. Llegó directo al corazón.

Mº Dolores Góngora dijo...

Mi estimada Nancy .¡Es tan hermoso lo que expresas !Que sencillamente no tengo palabras .Llevas tu gran carga y a la vez aligeras la de los demas. Ciertamente no, no hemos sido creados para vivir de esta manera aunque ya queda poquitico y zasss Jehová dará la voz a Jesucristo ¡Yaaaa ahora ! Y quitara lo que tanto nos esclaviza a todos .Revel 21:3-5 TK . ¡Cuidate mucho que te necesitamos .(Loli) .

Adrilin alvarado dijo...

Muy hermosa tu pagina hermana. Me llegó ak corazón ver como a pesar de tus dolencias tienes una Fe fuertemente asida a la esperanza que nos da el creador nuestro Jehová Dios que pronto solo un poquito mas llegara el nuevo mundo prometido!