viernes, 22 de enero de 2016

Ajustando Velas...




Aquí estoy...sigo aquí…Tratando de reanudar el diálogo luego de este paréntesis forzoso. Gracias por la preocupación que muchos expresaron en correos electrónicos, mensajes en el sitio de tarjetas, por teléfono, etc.
Estuve unos dos meses sin PC. En el ínterin, pasamos momentos difíciles y tristes que aún nos afectan. Mi mami se cayó y fracturó la muñeca izquierda, es la segunda vez en esa mano. Por sus graves problemas de estómago no puede tomar ningún analgésico, así es que ha sido desgarrador verla sufrir tanto.  Era una fractura para cirugía, pero dada su condición general e intolerancia medicamentosa, no la operaron, sólo se pudo enyesarla así como estaba, con la advertencia que su manito quedaría mal.
Y así fue. Luego de 49 días de yeso, está en rehabilitación ahora, pero no puede casi manejarla. Así le quedó:

 

¡Ha llorado tanto por el intenso dolor! Y eso que ella es muy fuerte. Yo muchas veces ya no podía dejar de llorar a su lado…sólo Jehová sabe el dolor que ella afronta cada día, de todo, su salud es muy frágil…y la mía también…creo que ha sido mucho desgaste emocional todo este tiempo y no logramos recuperar fuerzas…

La construcción en casa aún no termina, eso también es estresante, la preocupación permanente por la salud de Damita, el cambio de congregación, en vísperas de la mudanza (un consuelo los hermanos, muy amorosos), la pérdida de hermanos queridos y parientes…y una larga lista de etcs que sería abrumador tan sólo enumerar…pero que han ido sumando peso tras peso en el corazón y mente…gracias a Jehová que en su gran bondad, nos sostiene y ayuda a sobrellevar lo que humanamente no podemos…

Parte Médico:

Este también ha sido un tiempo de controles de rutina. Demasiados. Faltan algunos estudios cardíacos, otros ya están: el aneurisma, la insuficiencia y regurgitación aortica siguen su curso. Añadieron un remedio más.
Y aparecieron otros problemas en el metabolismo, de tiroides, así es que faltan más estudios y consultas…cansan…

Estamos atravesando un verano con temperaturas
extremadamente altas, a menudo sobre los 40 C°, lo que aumenta más la debilidad muscular y obliga a pasar la mayor parte del tiempo conectada al respirador.
En uno de esos momentos es que se hace tan dificil siquiera seguir respirando, escribí estas líneas:

Cuando las adversidades se multiplican, el poder de Jehová se hace aún más evidente y podemos sentirnos como Ana, como vimos en el libro “Ejemplos de Fe”. Luego de abrirle su corazón a Jehová en oración:
´Ana se sintió aliviada. Había colocado el peso de su carga emocional sobre unos hombros infinitamente más anchos y fuertes que los suyos: los de su Padre celestial (lea Salmo 55:22). ¿Acaso puede haber algún problema demasiado grande para él? Jamás... ¡ni entonces, ni ahora, ni nunca!´
*** ia cap. 6 pág. 56 párr. 15 Le abrió su corazón a Jehová ***

Es un sentimiento que lo experimentamos cada día.

En medio de este vaivén de circunstancias cambiantes, se hace imperioso ajustar las velas de continuo para mantener la barca a flote, como dice una frase que me gusta:

“El pesimista se queja del viento;
el optimista espera que cambie;
el realista ajusta las velas.”

Y sí. Ya el puerto de nuestro deleite está frente a nuestros ojos. Seguimos orando por fuerzas para no detenernos, aunque haya mucho peso que abrume, no podemos distraernos de lo importante, unos de una manera, otros de otra, todos seguimos esforzándonos por alcanzar la otra orilla…la del ansiado Paraíso…la orilla de la abundancia de paz…ya está al alcance de la mano…sólo un poquito más...


5 comentarios:

En-guedí dijo...

Desde el otro lado de océano, Un grandísimo y fortalecedor saludo mi hermanita Nancy!!!

Cuanto dolor esa manita rota de tu querida mamá!!
parece que traspasa la ventana virtual y nos condolemos de su sufrir.

Mucho cariño, animo, fortaleza y vigor a traves de las letras que el teclado produce y como "volando" llegan a tu balcón tecnológico lleno de bellos deseos de recuperación para todos en tu familia... Jehová hace que el justo vea brillar su fe ante las pruebas físicas y mentales a las que se enfrente a diario...
Él es quien da “poder al cansado; y hace que abunde en plena potencia el que se halla sin energía dinámica”

Estas bellas palabras a mi en especial me dan mucha fortaleza ante las cosas que afronto a diario... son de una atalaya:

Adorar a Jehová en este tiempo del fin exige esfuerzo. Además, los cristianos no somos inmunes a los efectos de la fatiga mental, el dolor emocional o las situaciones agobiantes, pues nuestra naturaleza humana imperfecta es frágil, como la arcilla. Sin embargo, la Biblia señala: “Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que el poder que es más allá de lo normal sea de Dios y no el que procede de nosotros” (2 Corintios 4:7). Sí, nos cansaremos; pero nunca desfallezcamos ni nos rindamos. Por el contrario, ‘tengamos buen ánimo y digamos: “Jehová es mi ayudante”’ (Hebreos 13:6).
w04 15/8 págs. 22-26


Gracias por ser como eres, nos pones un gran ejemplo a todos de paciencia, amor por nuestro padre Jehová y constancia al atravesar pruebas; Seguimos en contacto y unidos en el amor por la verdad!!!!!!!!!

Débora dijo...

Querisima Nancy, siento casi en propia piel tanto sufrimiento como estais afrontando,tanto en modo individual, como familia, aunque sabemos que no somos inmunes a los efectos de la imperfección,lo cierto es que es bien distinto el decirlo a sentir sus efectos sobre nosotros o nuestros seres amados.
Anque mis circustancias estan a años luz de las presiones por las que estais pasando, siempre me han sido de consuelo estas palabras,
(Lamentaciones 3:22-24) 22 Son los hechos de bondad amorosa de Jehová el que no nos hayamos acabado, porque sus misericordias ciertamente no terminan. 23 Son nuevas cada mañana. Es abundante tu fidelidad. 24 “Jehová es la parte que me corresponde —ha dicho mi alma—, por eso mostraré una actitud de espera por él.” recordarlas junto a tantos ejemplos de aguante y persevarancia como es el tuyo, dan a diario un fuerte empujon a el ministerio y vivir diario.
Por favor trasladale a tu mamita un fuerte abrazo junto un gran cariño,y tu recibe un inmenso abrazo de tu amiga Tonyi.

Maribel Palermo dijo...

Hermana Jehova fortalezca a ambas y a toda la familia en general...te quiero , un abrazo en la distancia

Sara Elisa dijo...

¡Qué alegre saber de ustedes otra vez!
Se les aprecia mucho

Ileana dijo...

Hola Nancyta querida.

Te menciono siempre en mis oraciones con mucho cariño.

Que Jehová te continúe fortaleciendo con su espíritu santo. Desde lejos, les envío un abrazo tierno y lleno de amor para ti y tu familia, especialmente para tu mami.

Que Jehová les bendiga por siempre. Confía en Él... no temas hermanita querida.

“No tengas miedo, porque estoy contigo.
No mires por todos lados, porque soy tu Dios.
Yo ciertamente te fortificaré.
Yo cierta y verdaderamente te ayudaré.
Sí, yo verdaderamente te mantendré
firmemente asido con mi diestra de justicia’.”
(Isaías 41:10)