viernes, 11 de noviembre de 2016

Cuando todavía está oscuro…




No puedo dormir. Tampoco levantarme.
El día va extendiendo de a poco su luz,
empujando a la noche al otro lado del mundo.
Agujas punzándome entero.
No hay manera de acomodar el cuerpo.
Todo duele. Converso Contigo.
Estás siempre. Aun cuando todos duermen.

La mente se  calma al tratar de anclarla
a lo que de verdad importa.
Al tratar de ver desde Tu mirada excelsa.
No es fácil, mi barro dolorido
ahoga hasta el respiro.

Ha comenzado a cantar el viento,
las hojas de los árboles saben su canto,
son un coro que arrulla el pensamiento
y hasta pareciera que derrama ungüento
en las heridas ocultas del cuerpo.

Ya ha venido el Quetupí (*) a despertar
a todos los pájaros que anidan en el patio.
Da la voz de alarma y alborota las alas
de tantas aves que aún dormían,
que viven conmigo detrás del ventanal.

Iré a apagar las luces de afuera.
Amanece más temprano a esta altura del año.
Ya no creo que intente procurar algo de sueño.
Hay tantas detalles que quisiera hacer
para adornar este nido...

También como los pájaros desplegaré mis alas...
el día comienza...
Voy a abrir todas las ventanas...
no puedo perderme la belleza de este instante...
ya no me acuerdo de las agujas punzantes…
siguen ahí...pero el día me llama...
no me puedo quedar...
no quiero...


Nancy
11-11-16


(*) Quetupí o Benteveo común





4 comentarios:

Ivonete Santos dijo...

Hola hermana Nancy espero que todos se encuentra bien. Es muy agradable ver tu blog me anima mucho.Muchas gracias.Abrazos

63or63tt3 45fur4 dijo...

Oh Nancy, hermana, te leo, y es como si me describieras a mi tambien. Te comprendo... solo un poco mas de tiempo... esto es temporal!

Maria Gloria Diez Victoria dijo...

Querida hermanita tus versos son la evidencia de como estas..no necesitas decir nada mas..y a tu lado en tus desvelos por la noche esta puntual nuestro Dios Jehová

Sara Elisa dijo...

El siempre escucha. Te queremos Nancy