martes, 22 de noviembre de 2016

Días grises, lluvia y calma...



 No sé por qué de pronto los días grises y fríos no me resultan tan deprimentes como antes…
Es más (hablando bajito, aquí entre nosotros, sin que la lluvia escuche), hasta me atrevería a decir que ahora me gustan…
Es extraño, siendo como soy, como siempre me describí: 
“Soy una célula fotovoltaica”…funciono a Sol…lo necesito para seguir con ánimo…
Pero ahora hasta este día lluvioso, gris…¡y frío encima!…tan desubicado a esta altura del año por estas latitudes…hasta me atrevería a decir que me gusta…

Será porque ahora puedo ver las gotas saltando en las hojas del naranjo, deslizándose en los higos que están creciendo, realzando este verde en mi patio que amo tanto…
Será porque aunque el dolor no cede, este paisaje que me envuelve y que puedo disfrutar desde mis rincones, en la cama o en la silla…me trae tanta paz…aligera el peso que oprime cuerpo y mente…y derrama bálsamo que alivia las magulladuras…

Amo esta quietud…amo estar viva…no sólo porque respiro…amo estos regalos que Jehová ha puesto detrás de mis ventanas…son el aliciente para seguir, su abrazo que arrulla y calma…son un beso en la frente que serena y alivia todo lo que duele…

 El árbol de Palta (Aguacate)

Los higos creciendo, no se notan, pero están cubiertos de gotitas de lluvia ...

 Así...(hoja de higuera)

 Tres pequeñas naranjitas juntas, bañadas de lluvia:
 Hasta Lulita se animó a salir un ratito a ver la tarde lluviosa cuando calmó un poco


La Palmera en la vereda tiene unas flores enormes:



5 comentarios:

Adriana de Navarro dijo...

Hola Nancy;que Bellas palabras,me das tanta paz,me encanta tus poemas,ese poder de redacción, de verdad llegan al corazón.

Miriam dijo...

Qué hermoso ! Es una prosa poética que muestra tu corazón latir en cada expresión! Nancy, te amamos mucho ! Eres inspiración para seguir viva y amar la creación con sus tormentas, lluvias y sol !!!!

Jazmín Arguello dijo...

Debe ser muy hermoso vivir en un sitio como ese; observar la creación de Jehová, es una inspiración para los que lo amamos. Me alegra tanto, que disfrute ahora de esos días grises y de lluvia. Indudablemente es ÉL...como siempre ÉL, quien convierte nuestros pensamientos en otros; para darnos aliento en momentos que mas lo necesitamos. Nuestro Dios Jehová, exalta su belleza infinita con actos como este, y como tantos más que día a día realiza sobre sus hijos terrestres. Es maravilloso, despertar todos los días y ver día a día como nos ama y nos protege, sentir su abrazo....su amor, que se manifiesta mediante nuestros hermanos o mediante cualquier situación, o incluso de personas que no le sirven, para el beneficio de sus amados hijos. Que maravilloso es verlo actuar a favor de nuestra familia espiritual. Mi hermanita linda gracias por compartir sus palabras de fe, muchas gracias por demostrar con su ejm como Jehová ejerce su bondad amorosa. Verla luchando, levantándose y disfrutando de la vida, son una prueba clara de que cuenta con el favor de nuestro amado Dios (2 Cró. 16:9 parte a; Sal. 139:7-12).


Estribillo- Cantico 85
Que Jehová te bendiga por tu fe;
que recompense tu fidelidad;
que con sus alas te guarde él.
Jamás te abandona; es el Dios leal.

Me despido con mucho amor...su hermana en la fe....
Jazmin

Abita dijo...

Querida hermanita,me han brotado las lágrimas al leer tan magnífica descripción de los dias grises,siento cómo que somos almas gemelas porque todo lo que expresas es lo que siento.yo también enferma miro por mi ventana una enorme planta llena de damascas,la palta,el algarrobo,mis enredaderas y los pájaros y pensaba que bendecidas somos por poder disfrutar de nuestro mini paraíso ,reciba un gran abrazo,ah me olvidaba de contarte que compartí tus poemas con hnos de otros paises !!!!!❤

Sara Elisa dijo...

La lluvia trae calma al corazón. Así me pasa a mi. Como que limpiara mis tristezas y luego brillara un arcoiris de esperanza en mi