jueves, 20 de septiembre de 2018

Mi 2° Libro: "Arcilla que espera..."





Es una alegría muy grande haber podido terminar los trabajos implicados en la edición de un libro, desde la compaginación, revisión, diseño de tapas, prólogo, etc, etc...¡pero ya está!



Con mucho cariño les presento a "Arcilla que espera..."


Espero que la edición impresa esté pronto, pero mientras tanto, les dejo un link para que puedan descargarlo en PDF:


https://drive.google.com/file/d/1nxUxmCtJyMtjxYRuZ1lE_fxxRha69waT/view?usp=sharing


Para que vayan conociéndolo, les dejo la introducción y el Prólogo:

Introducción:


Esta vez, los amigos que duermen harán la introducción a este libro con palabras que alguna vez me escribieron:
                                                                                  


“El barro se ablanda con agua. El barro humano se ablanda con lágrimas. No sólo el que las llora se hace más fácil de moldear en las manos del gran Alfarero, sino los que están a su alrededor también.”

Lira Berrueta
( Álef Guímel)




“Y pensar que un lejano día me dijiste:
"No sé si lo que escribo tiene algún valor", y no te animabas...
¡Mira qué hermosos sentimientos salen volando por tu ventana!..
¡A qué buen árbol te arrimaste, lleno de colibríes!
Ella te dejó la mejor herencia que alguien podía dejarte.
Compartirla con otros llega a ser un deber...”

                                                                          


“Tus sueños, no son sueños, mujer de barro y acero,
Son esperanzas ciertas, simple espera por lo que es seguro.

Tus sueños, no son sueños, mujer valiente y leal,
son realidad en la mente y corazón del Creador.
Son lealtad bendita que provoca Su tierna sonrisa.
Tus días, son instantes para Él,
sabor a vida, sabor a miel.”


Héctor Mendoza
(He´mem/ José Santos)









Prólogo




      La imagen de un alfarero dando forma a la arcilla entre sus manos, está llena de profundas connotaciones que invitan a reflexionar. Me traen a la mente estas palabras:


“Oh Jehová, tú eres nuestro Padre.
Nosotros somos el barro,
 y tú eres nuestro Alfarero;
 y todos somos la obra de tu mano.”
(Isaías 64:8)


      Palabras que a su vez llaman a un autoexamen: ¿qué clase de barro soy en las manos del Eterno? ¿Barro blando? ¿O me resisto a ser moldeado?  Las respuestas serán evidentes por los resultados…en qué clase de vasijas nos vamos formando. Si serviremos o no para el propósito en que se nos formó. Si seremos útiles o no. Sólo depende de nuestras reacciones al consejo, a las situaciones difíciles que por ahora a todos nos toca vivir de un modo u otro.

      En mi caso, y en el de nuestra familia, los problemas de salud graves han sido una constante. Un refrán popular dice que ante la adversidad, todos reaccionamos ya sea como la papa o el huevo cuando se ponen a hervir. Soportan la misma presión, pero una se ablanda y el otro se endurece como resultado.
Podemos ser barro blando o barro reseco, quebradizo, que impida darle forma.


Este barro mojado con lágrimas que soy,
anhela poder cumplir su razón de ser,
servir de alguna manera a quien me rodea,
a quien recoge estas letras ahora,
pero sobre las cosas,
seguir cultivando la amistad y ese diálogo
constante con Quien nos moldea.



      Llegará el momento en que todos sólo tendremos cosas buenas que contar. Es una promesa divina y se cumplirá. (Salmo 37:10,11). Mientras tanto, muchas veces caminamos sobre espinos con los pies descalzos…y de esos momentos surgen muchos de estos versos…
A la vez que hago mías y sentidas estas palabras:



Realmente hacia Dios espera silenciosamente,
 oh alma mía, porque de él viene mi esperanza.
(Salmo 62:5)




Sólo soy arcilla…que espera…









Ojalá esta vasija de barro sea útil a su Hacedor de alguna manera, aunque no puedo hacer cuánto quisiera...

Y pueda ser útil también a ustedes que me acompañan a lo largo de camino...aunque sea acercándoles algunas palabras que consuelen...con la esperanza que compartimos...


Un abrazo inmenso...


Ésta es la contratapa:


  

12 comentarios:

Unknown dijo...

Qué hermoso mi querida Nancy!!! Será un verdadero placer leer este libro..
Tanto o más como disfruto leyendo siempre tus escritos de este blog. Sé que nunca te escribo, pero siempre te leo.
Aunque no tengo tu primer libro 😔 Cómo podría conseguirlo?
Algún día me gustaría hacerte una visita... Vos decime cuándo podrías recibirme.
Te quiero mucho amiga. Estás siempre presente en mis oraciones.
Un abrazo.

Ricard Moya dijo...

Un gran esfuerzo y valentia, cuando baya leyendo comentare mas.

Unknown dijo...

Que bonito, amiga mía. Mi Nancy amada. Un colibrí tambien te visita siempre!! Disfrutaremos leyendo, cosas con que nos identificamos y no sabemos decirlo. Bndcns.

ines barriga dijo...

Tus poemas son el reflejo de lo que hay en tu corazón y eso me ayuda a ver la clase de persona que eres Nancy, una fiel sierva de nuestro amoroso creador, nunca dejes de escribir.

Unknown dijo...

Hola Nancy cómo conseguir el libro?

Mical Mendoza dijo...

Que emoción !!!! Felicitaciones! ya lo descargue... que ganas de leerlo
y que emoción mas linda leer las palabras de mi padre en el prologo.
La quiero mucho! gracias por compartir su trabajo con nosotros.

Nancy L. de Caballero dijo...

A Mical Mendoza...muchas gracias corazón...en el libro verás que tu nombre también está, en
el poemas que te escribí. También está el poema que le escribí a tu padre: "Cuando despiertes en Primavera"...y en otros lugares más verás su nombre, como en "Poetas dormidos"...falta un día menos para que vuelvas a tenerlo contigo y toda la familia...y todos los amigos que quedamos con abrazos postergados hasta esa Primavera eterna que ya es inminente...aguanta un poquito más...te quiero mucho!!...besos a ti y tu mami Normita, la Musa del Azucaroso...

Nancy L. de Caballero dijo...

A quien escribió el primer comentario: Muchísimas gracias!! Claro que nos encantaría que nos visites, pero no pusiste tu nombre en el mensaje para poder contactarte...si quieres envíame un correo a nancy.geoda@gmail.com y hacemos arreglos si?...gracias desde ya!

Nancy L. de Caballero dijo...

A quien escribió el 5° comentario y quiere mi libro...será un placer ver cómo hacértelo llegar cuando esté listo...envíame un correo a nancy.geoda@gmail.com así coordinamos, si?. Abrazos y gracias!

Lili dijo...

Bendiciónes querida Nancy.todo lo que esribede siempre me ayudó para animar a alguien.y esto último.que escribes esta bello llegs al corazón de todos, que tanto lo nesecites en estos tiempos stresantes que nos toca vivir..un abrazo muy grande.que Jehová te siga conteniendo en sus brazos y ya guarde tus lagrimas en un odre simbólico,pues no olvidara ninguna de ellas Sal.56:8) con amor Lili de Mendoza..(lili.bertone@gmail.com...

Zacora dijo...

Hermana Nancy que privilegio tienes de poder expresar tus sentimientos de una manera tan bonita! Tu ejemplo me anima a seguir adelante. Gracias disfrutaré leyendo tu hermoso libro.

Noemi dijo...

Eres un gran ejemplo de lucha mi querida amiga para todos los que pasamos momentos difíciles con nuestra salud, tu primer libro fue espectacular y el segundo lo complementará más espero ansiosa poder leerlo pronto te quiero mucho besito y abrazos para ti y tu hermosa flia.