domingo, 14 de septiembre de 2008

"El encanto de una lluvia de rosas..."


Habrá que inventar otro idioma que contenga términos y expresiones más amplios que puedan describir, aunque sea remotamente, la profunda gratitud por todo el cariño y estimulo en los mensajes dejados, tanto aquí como al correo. Gracias de todo corazón, leo y me emociono con cada mensaje, lo respondo mentalmente pero me da pena no poder hacerlo de manera individual como debe ser…es increíble cómo el organismo se deteriora tanto que hasta pensar o mantener una conversación resulta fatigoso y me quedo en el intento de responder, con demasiadas cosas por agradecer y sin poder expresarlas como quisiera.
¡Qué hermoso será poder sentarse, un día no lejano, en un jardín sin límtes y conversar largo y tendido, con cada uno, individualmente! ¡Hay tantos sentimientos y experiencias compartidas por este medio…que sencillamente uno puede decir como el apóstol por sus hermanos: “Ustedes llegaron a sernos amados”!. 1 Tes.2:8
A través de sus mensajes he viajado por lugares que ni de nombre conocía, hay quien amorosamente describe lugares de Suecia y me transporta en sus relatos, hay quienes cuentan sus experiencias de predicación en lugares remotos de México…y una amiga precursora de Liniers, Buenos Aires que “me lleva” en su bicicleta llamada “Enoc” en su ministerio diario y luego me cuenta “cómo nos fue” a pesar de que hay más de 1000 km que nos separan.
¿Saben el por qué del nombre que le puso a su bici: Enoc?…porque dice que llegó en un momento muy difícil y no sabe en qué momento puede desaparecer (esta es la tercera). Ella, Erika, sufre de Lupus, diabetes y artrosis en todo el cuerpo y lleva unos 23 años de precursora regular. Se toma la molestia de imprimir lo que dejo aquí, en el blog, y lo comparte con sus estudios y otros hermanos; luego me cuenta el efecto que esto tuvo. Por ejemplo, recién escribió contando que “Paulina,una hermana de Bolivia, dejará su trabajo del mercado mayorista , alquilará el galpón grande a una empresa , venderá su casa hermosa de Liniers y se irá a servir a Bolivia donde tiene casa, y hay mucha necesidad. No es nada fácil ayudarla a tomar esta decisión, muchos lo han hecho por años”… ella amorosamente agradece a Jehová por haberla podido ayudar e inmerecidamente me hace partícipe de ello.

¡Cuánta emoción compartida estos días! Por ejemplo, sentir propia la felicidad de José Juan y Ammy, de Monterrey, México, al recibir a su primera nietita: Mia Regina. Y a la vez, no poder dejar de lado la pena, aunque no lo dijeron, de no poder oír esa vocecita pequeña y amada, porque son no oyentes. Cuando llegó su mensaje contando la feliz noticia, lloré de emoción y luego comenté con la familia: “Él no pudo oír la voz de su mamá cuando le cantaba canciones de cuna (es sordo de nacimiento) y ahora no puede oír a su nietita.” Y no podía evitar que las lagrimitas se escapen nomás. Pero Damy me hizo verlo desde otra perspectiva: “Pero puede verla”….y sí…mientras dure este sistema con todas sus limitaciones, siempre habrá una mosca en el ungüento, algo que no deje que la felicidad sea completa…pero ya falta un día menos para que todo cambie y sea otra la realidad. Mientras tanto, es mejor centrarse en todo lo bueno y bonito que sí tenemos y podemos.

También compartimos el dolor de una amiga muy querida que cuidó a su mami envejecida hasta el fin y la abrazamos y acompañamos en la distancia. Y compartimos la alegría de Laurita y Daniel de Guanajuato, Mx, al confirmales que su segundo bebé es una nenita. Y Sara Elisa, de Nicaragua, no deja de emocionarme con su estimulo, compartiendo ahora detalles de una conferencia dada a los precursores en la semana de la visita del viajero. Y el privilegio inmenso de “adoptarnos” como parte de la familia de Ingrid o de Ida en USA; o de Saulito, en Nogales, Mx; y de tantos amigos entrañables de Chile y España y una laaaarga lista de amigos de distintos lugares con los que Jehová nos ha bendecido y que hacen que las cargas no pesen tanto.

Y al pensar en cada uno de uds, cada uno con sus distintas luchas y alegrías, siempre me quedo con la misma pregunta: “¿Y yo qué puedo hacer para agradecerles? ¿Qué puedo darles?” ¿Cómo puedo ayudarlos y acompañarlos en momentos difíciles?”….y sólo puedo orar porque Jehová los cuide y supla por toda necesidad y les de la salida a sus aflicciones. Tantas…tantas veces en las que alguna angustia se hace demasiado pesada…justo llega algún mensaje con tanto estímulo…y sé que no es casual “¿Y cómo puedo agradecerle a Jehová por sostenernos tan literalmente?”...en el momento sólo puedo orar y dar gracias derramando el corazón. Luego, dadas las circunstancias, lo único a lo que atino es a preparar alguna tarjeta con un texto. . .porque la palabra de Dios es viva, y ejerce poder, (Hebreos 4:12)…y no hay mayor fuente de consuelo y estimulo que el que viene de Él.
Por eso les envío tarjetas con textos, recordatorios para tener a mano que todos precisamos para seguir. Y van con mucho amor.
Luego, se produce un intercambio de estimulo…yo aún no puedo asimilar tanto cariño por tan poco que puedo dar…en realidad es un privilegio y me recuerda a este poema:


PRIVILEGIO

No me alabes, amigo,
por esas pocas cosas que hice a tu favor.
Fue gran misericordia de Dios para conmigo
darme oportunidades para mostrar amor.
Este es un privilegio
que no todos persiguen y atesoran.
Algunos han deseado acoplar su memoria
a las obras más nobles que el hombre concibió,
pero las oportunidades fueron pocas y esquivas
y el que pudo abarcarlas no las aprovechó.

No nos basta anhelarlo,
pues es Dios quien dispone
¡Vemos correr a tantos por una recompensa
que tal vez la disfrute quien no se lo propone!
Quizá tú me rotules en tus gratos recuerdos,
como aquella persona que logró hacerte un bien.
Yo habré de recordarte como alguien que a mi paso
me nombró en las tinieblas con una ahogada voz,
y se aferró a mi brazo para buscar sostén.

Ese es el privilegio del que escucha y responde:
causar que otros sonrían dando gracias a Dios.

Álef Guímel


Es así…es un privilegio que es posible porque formamos parte de esta bendita hermandad mundial. Es la marca distintiva del cristianismo verdadero: En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí”. (Juan 13:35).

Gracias por acompañarme cada día y pintar colores y rayitos de sol en días grises. Respondiendo a preguntas sobre cómo sigo…y…igual nomás. A veces un poquito mejor, otras mucho peor…dentro de un mismo día. Pero gracias a Jehová pude asistir a todas las reuniones esta semana, es muy agotador, pero la felicidad de hacerlo compensa el esfuerzo.
Estas plagas han progresado tan rápido que no sé en qué momento estoy como estoy…cuando comento en las reuniones y me escucho…no sé qué pasó…en qué momento se escapó el aire (y dónde se fue) y se tornó tan difícil hablar. Pero de a poquito me voy adaptando y aprendiendo…ahora vi que para poder conducir un estudio tengo que hablar muy bajito y lento, bueno, en realidad no puedo hablar de otra forma….pero así llego. Sí, quedo agotada al límite…pero vivo así…así es que con la ayuda de Jehová espero poder seguir dando aunque sean estas moneditas de poco valor. Pero me quedo con las ganas de comentar más, quedan tantas cosas sin poder expresar…trato de consolarme pensando que Jehová lo sabe. Él lo ve.

Hasta disfrutes cotidianos, como conversar en familia, resultan cada vez más difícil y tengo que valerme de señas para que me vean que quiero decir algo, pero me tienen mucha paciencia y esperan hasta que junto aire y termino una frase. Ah, pero no crean que no me doy maña para seguir riendo y haciendo acotaciones jocosas mientras hablamos, jaja. El otro día, una sobrina estaba de visita y se reía porque de alguna manera me las arreglaba para hablar, reír y hasta silbarle a Lulita para que venga…todo con el respirador puesto, jeje. Claro, hago o digo algo y luego quedo quietita, exhausta…¡pero ya lo hice! ¡Quien te quita lo bailado!..mejor dicho: lo hablado!

Bueno, ya “hablé” demasiado por hoy y no quiero abrumarlos. Quiero regalarles este poema que cada vez representa más lo que siento por ustedes. Cuando Lira lo escribió hacía referencia a los amigos por cartas, se los dejo porque sus mensajes también son:


CORRESPONDENCIA

Amigos que la pluma me acerca desde lejos,
que buscan mi respuesta con afán dadivoso,
y mi inquietud reflejan con fieles espejos.
¡Cuánto sol han traído a mis inviernos grises,
cuánto calor de lumbre y auténtico sentir,
aliviando las cargas con ráfagas felices
en tantos días austeros del áspero vivir!

En cualquier frágil sobre se alojan tantas cosas,
que transforman el día y alegran la rutina,
esparciendo el encanto de una lluvia de rosas.
Me fascina la idea de la enorme distancia
que cruza el pensamiento que nos viene a buscar,
sin saber en que ámbito derramará fragancia,
ni cuánto necesita el que lo está esperando,
de alguna voz de aliento que lo ayude a confiar.

Se elevan por encima de las diarias fricciones
y de la absurda ofensa que surge sin querer.
Amistad generosa que no provoca heridas;
sin ningún egoísmo, sin recriminaciones,
mira con ojos ciegos lo que no quiere ver.

Sigan llegando amigos, crucen los continentes,
denme a sentir el pulso de una pura emoción.
Yo amo esas palabras, gozosas o dolientes,
y al abrir cada carta, encuentro un corazón.

Álef Guímel
Septiembre 1994
Del libro “Ramas y Nidos

Sí...adaptándolo un poquito:
"En todo mensaje se alojan tantas cosas,
que transforman el día y alegran la rutina,
esparciendo el encanto de una lluvia de rosas.
Yo amo esas palabras, gozosas o dolientes,
y al abrir cada mensaje, encuentro un corazón."


Con amor fraternal y gratitud
Nancy

8 comentarios:

Luly dijo...

Woooooow nancy que manera de expresarte por todos los que tenemos el privilegio de llamarte amiga!!! Es para mi personalmente un animo excepcional leerte ver que no solo piensas en ti ni estás absorta en todas tus dificultades sino que aún piensas en nosotros y pides por cada una de nuestras penas.
Que Jehová recompense con energía para soportar tus muchas "espinas" pero sabes que la gratitud y el amor en cada corazoncito de quienes te apreciamos y queremos anhelamos se conviertan en un cachito del aguante que necesitas.
Te mando un abrazo a la distancia..y mil besos.. Saludos a Damita y tu esposito.
Jah te siga bendiciendo..

Anónimo dijo...

Mi preciosa Nancy, gracias de nuevo por esos bellos desbordes de palabras que nos obsequias, revelan una mente y un corazon muy pero muy saludables, mas que el de cualquiera de nosotros, pero mas, nos dejas ver tu gran amor por Jehova y por toda la hermandad.
Te mando todo mi cariño, besos y abrazos, para ti y Damyta.
La niña inquieta.

Yolanda dijo...

Qué lindas palabras mi querida hermanita Nancy, precisamente, hoy escribía, del amor de nuestros hermanos, y de la familia más maravillosa que tenemos el privilegio de poseer, con un padre todopoderoso que nos da la fuerza para seguir. No, puedes imaginar, cuánta fortaleza nos das y nos enseñas, a reir, aunque lloremos por dentro, y el aguante.

Qué la bendición de Jehová esté contigo, y con tu esposito e hijita.

Te amamos, y queremos que sigas con ese tesón.. que Jehová te proporciona

Yendi dijo...

Hola Nancy!!

Que lindas palabras.

Eres un ejemplo muy fortalecedor para mi. Cada que puedo le platico a mi mamá de ti. De tu firme esperanza y como en vez de ver cada día que pasa con tristeza lo ves con alegría por que es un día menos para la ver las promesas de nuestro Dios cumplidas.

Que Jehová te siga bendiciendo.

Ninfa dijo...

Nancy querida, cada visita a tu rinconcito, es una inyección de estimulo, leerte es el mejor antidoto contra el desanimo,es una bendición de parte de Jehová, que formes parte de nuestras vidas.
Gracias por tus esfuerzos para darnos esos hermosos mensajes que son el más hermoso''Buenos dias'' que recibo.
Solo un poco de tiempo más,y este sistema pasara y Jehová nos regalara ese jardin en que sueñas para conversar dando un deleitable paseo.
Un gran abrazo(Sin apretarte mucho) y besos con sabores de caramelos.
Le compartes algunos a Damita, y un saludo a el resto de la family.

Sara Elisa dijo...

¿Que qué podés hacer por nosotros? Seguir orando. Gracias por esas oraciones. Aunque la ayuda en persona y práctica es muy útil, al orar por uno nos das la mejor ayuda posible. Jehová te escucha apelar así por la fuerza más grande de todas: la de su Espíritu. Para ayudar con su Espíritu Jehová mueve lo que para vos sería imposible,sin barreras, distancias o limitaciones, y lo mueve y actua porque te escucha Nancy. Porque te ama.
Gracias Nancy, gracias por orar por mi y mi fam. Gracias por orar por todos, es lo mejor que podés hacer por nosotros.

Anónimo dijo...

Mi querida amiga. ¡Adelante!. ¡Sigue luchando!. Ya falta menos para el glorioso día. Sin falta se realizará no llegará tarde. Estás en mis oraciones y mi corazón se quedó contigo.
Jehová sabe cuanto anhelo abrazar de nuevo a mi querida familia tucumana.
Te quiero mucho.
"dolça gavina".

Anónimo dijo...

Palomas que vuelan presurosas son los pensamientos que unen a los hermanos y a sus corazones.
Cruzan montañas y cordilleras, mares y quebrantos. Luchan contra el viento de la adversidad, agitanto furiosas sus alas contra la tormenta. No caerán al mar ni en la nieve de las montañas heladas. Nada podrá detenerlas hasta llegar a su destino... un corzaón anhelante que las espera para acariciar sus plumas, para dejar que coman de su mano.