viernes, 26 de noviembre de 2010

"Nostalgia de Selvas " y algunas vivencias

                                                                       



video



“LOS justos son como un león joven que tiene confianza.” (Proverbios 28:1.)
 Ejercen fe, confían plenamente en la Palabra de Dios y progresan con denuedo en el servicio a Jehová ante cualquier peligro.
*** w93 15/5 pág. 26 ¿Está siguiendo a Jehová plenamente? ***

Qué amoroso que Jehová considere a sus justos así: como leones jóvenes que avanzan ante cualquier peligro. Pero nuestra fuente de confianza y poder no procede de nosotros mismos, sino de Dios que da el poder que es más allá de lo normal. (2 Corintios 4:7)

La vez pasada me puse muy triste al ver una noticia sobre unos 10 leones que estaban varados en sus celdas móviles en una ruta, pertenecían a un circo pero el dueño no tenía todos los papeles en regla y creo que no permitían animales en los circos así es que los iban a llevar al zoológico más cercano. Pero allí no estaban preparados para llevar a estos majestuosos de la selva, así es que tenían que esperar enjaulados en tan pequeños espacios hasta que pudieran recibirlos. No supe nada de ellos después. Ruego que puedan estar mejor y bien atendidos, lo mejor posible dentro de su frustrada existencia, sedienta de libertad.

Años atrás, llegó a la ciudad un circo con muchos leones y se instalaron como a dos cuadras de casa. Yo no pude ir, pero los veía desde lejos cuando tenía que ir a algún médico. Pero sí podían oír sus potentes rugidos, especialmente cuando rompían el silencio de la noche. Una noche, mientras los oía e imaginaba estar a su lado, escribí esto:


Nostalgia de selvas


Esta agobiante noche de verano
quiso robarme el sueño
para hablarme de lugares lejanos,
evocados por un fuerte rugir.

Un circo que se jacta de los muchos leones
y tigres, a los que quitó su libertad,
se ha instalado cerca de casa,
cual pequeña ciudad instantánea,
lleno de luces, música y profundas
historias de sus nómadas habitantes.

Me duele el rugir de los leones...
rompen el silencio de la noche
y me traen ecos lejanos,
añoranzas de praderas,
nostalgia de selvas.
Imagino sus ojos pintados de miel,
y no es dulce lo que guarda su mirada.

Me duele su tristeza,
amputaron su libertad,
y sus ojos claman por una tierra extensa,
por ríos y montañas,
y una siesta debajo de alguna acacia.


Majestuoso León…
no sé si vivirás para ver
cuando la creación entera
sea liberada de su cautiverio.
Pero llegará pronto el día
en que bebas tu libertad gota a gota,
cual fresca agua de manantial.
El Dios que no puede mentir lo prometió.
(Isaías 11:6-9)
Será hermoso descansar a tu lado,
cuando ya no existan razones para temer.
El viento despeinará tu melena
y besará nuestros sueños,
debajo de una gigante luna
y un cielo salpicado de estrellas...para ti.

Dáleth



Cuando escribí este poema no conocía a Kevin Richardson,(les dejo un video hermoso), un hombre que vive en una reserva de Sudáfrica y cuida y convive con los leones como si fuera uno más de la manada. Él sí ya tiene el privilegio de descansar al lado de leones y jugar con ellos como si de gatitos se tratara. Pero no deja de correr riesgos pues aún no llegó el tiempo en que ““no harán daño ni causarán ruina en toda mi santa montaña”, ha dicho Jehová.”” (Isaías 65:25)

Nosotros tenemos que esperar un poquito más para disfrutar de esos deleites que traerá el Paraíso para todos.
Y también aguardamos para ser liberados del pecado de Adán que nos tiene enjaulados entre barrotes de imperfección, dolor, enfermedades y ausencias.

Desde hace unas semanas que venimos visitando a médicos para reunir los requisitos para renovar el certificado de discapacidad, ya está todo, ya se hizo el trámite y hoy lo entregaron. Pero todo ese tiempo resultó medio traumático, no pensé que me afectara tanto.
El tener que revisar pilas de estudios para ver qué llevar, me angustió mucho. Es que detrás de cada papel hay toda una historia de situaciones límites, de preocupaciones y expectativas por resultados que pudieran ayudar a conseguir algún tratamiento que mejore un poco la calidad de vida. Veía los estudios y recordaba instantáneamente todo lo que había pasado con cada uno, y aunque no quería pero me puso triste.
Al mirar atrás, a tan solo unos dos o tres meses atrás…estamos convencidos que sólo por la ayuda de Jehová pudimos sobrevivir y afrontar situaciones tan límites.

Yo sigo en mi rincón, recostada en mi silla de ruedas - camita entre la compu y la cama y de rato en rato vuelvo a la cama con el respirador; pero estoy mejor que antes y muy agradecida por cada día de vida.

Waldo sigue agotadito y dolorido, a Damita hoy le hacen un estudio digestivo muy molesto y mi mami está muy mal, si no mejora tal vez tengamos que internarla.

En medio de todas las preocupaciones, ver a Lulita desparramada, con su pancita al viento, nos alegra el día, es nuestra pequeña”leonita” que nos pinta sonrisas en el rostro y en el corazón.
Voy a descansar un poco…me quedé mirando esos ojos color miel, esa mirada con ansias de selvas, con ansias de libertad…


Humanidad doliente y abatida
como el león del circo;
nacida en cautiverio y reprimida.
…………………………………….
Pero ya llega el tiempo bendecido
en que tu causa será procesada
por un León que nadie ha reducido,
por un Rey al que nadie vencerá.
El sabe lo que sientes y no en vano
se llama en la infalible profecía
el León de la tribu de Judá.



Álef Guímel,
fragmento de “El león del circo”
del libro “Reflexiones de un Guijarro”







domingo, 14 de noviembre de 2010

Algo de nosotros y "Todo Te alaba"



Esta Primavera está medio rara: muy seca (hasta ahora, pero dicen que ya se vienen las tormentas). Hace bastante calor: ya es casi las 20:00 hs y hace 32 Cº pero es tolerable porque por ahora hay poca humedad.
No sé cómo se las arreglan los árboles y la vegetación en general para estar tan verdes pese a las escasas lluvias en varios meses. Deben esperar las gotas de rocío con ansias para mitigar algo su gran sed.
Tienen que esperar un poquito más, ya llegarán las lluvias y tormentas propias de la época y saturarán la tierra de agua y despertarán tantas semillas para extender alfombras verdes, para cubrir de flores, para que los pájaros tengan más alimento para llevar a sus nidos…para cantar a la vida…


Respecto a la salud: ya me hicieron los análisis de control: sigo anémica, seguiremos con la Eritropoyetina un mes más y cápsulas de hierro, aunque tomo la mitad de la dosis indicada pues es mucho para este estómago que apenas está recibiendo alimentos en pocas cantidades aún.

Al fin me pesé hace unos días…¡bajé 18 Kg en 2 meses! y parece que sigo bajando…está bien…todavía tengo margen para llegar a lo normal. No quiero saber nada con tomar corticoides a pesar de que la artritis no me deja casi manejar las manos, están muy doloridas.
Aunque estoy mejor de varias cosas, otras siguen molestando y limitando, y sigo un poco en cama y otro levantada, pero no me quejo, estoy muy agradecida por la mejoría.

Toda la semana la pasamos en visitas a médicos y estudios y esta semana que viene seguiremos. La parte cardiovascular está muy delicada y no hay mucho que se pueda hacer para ayudar.
El jueves de esta semana entrante tengo una junta médica y estaba tratando de recordar todo para poder responder y contar…y...la verdad…sólo por Jehová pudimos pasar todo lo vivido estos últimos meses, tan difíciles, con tanto viento en contra…pero con la esperanza como ancla del alma.

En casa también todos están enfermitos: Waldo con una gripe fuerte y mucha tos, Damita con una pérdida de sangre digestiva y muy anémica debido a eso. Mi mami que no tiene descanso de su nervio ciático y las tendinitis de sus hombros, mi papi con su artrosis en las rodillas y generalizada…así es que todos andamos despacito, jaja, caminamos lento…pero esperamos llegar lejos: al paraíso anhelado donde el dolor ya no sea. Ya falta un día menos…

Ahora que Waldo no puede empujar la silla de ruedas tenemos que buscar ayuda de los hermanos para ir a las reuniones y a los médicos ya que ninguno en casa puede hacer fuerzas. No nos gusta molestar a otros pero no nos queda opción. Pero los hermanos son muy amorosos y están prestos a ayudar.

El domingo pasado nos invitaron a un asado en casa de unos hermanos y nos dieron una sorpresa al ser unos 35 los reunidos, la pasamos muy lindo, ¡hasta cantamos con Karaoke! ¡Nos entusiasmamos tanto que ya no queríamos dejar el micrófono, jaja!

Cuando Damita era pequeña, si la veía tristecita, le cantaba “Chiquitita” del grupo ABBA, entre otras muchas canciones. Todavía se la canto y esta vez pude hacerlo en público, aunque me falta el aire y a la mitad ya pido ayuda para que otro termine. Pero hacía tanto tiempo que no podía cantar…

Disfruto mucho de los cánticos, ahora no los canto sólo mentalmente y en silencio…estoy muy agradecida a Jehová por eso…es un placer cantarle alabanzas en la congregación, junto a nuestros queridos hermanos y amigos…es hermoso…

Escribí esto, no será un cántico, pero expresa el sentir:



Todo Te alaba

Canta el ruiseñor cuando cae la noche.
Canta el agua cristalina
que entre piedras corre.
Cantan tantos pájaros al recibir
la luz del día al nacer…
Si las aves y las aguas
cantan de alegría
y te alaban con su canto
todos su días…

¡Cómo no alabarte, bendito Dios,
y las gracias darte
por la vida que nos das!
Por la esperanza de vivir en tus patios
por la eternidad, donde la creación toda
te alabe en paz, libre de temores,
en sosegado andar contigo,
conversando con el hermano
que se cruza en el camino,
acariciando al león que se acerca
en busca de cariño…

Si la creación toda te canta…
¡Cómo no alabarte, bendito Dios Jehová!


Dáleth

14-12-10



Uy...empecé temprano pero ya llegó la madrugada por aquí y a dormir me llama. Me dormiré pensando en esos caminos, plenos de paz, de jardines bellos…de animales mansos que juguetones al encuentro salen…

martes, 2 de noviembre de 2010

23º Aniversario...y algo sobre gatos...





video


Estaba buscando alguna frase seglar sobre el matrimonio…¡y encontré cada cosa!, jaja. Por ejemplo esta: “El matrimonio es la principal causa de divorcio" (terrible!)
Otras en cambio, tienen su toque poético, como esta: “El matrimonio es la prosa del poema del amor”…aaaahhhh! Muy romántico.
También vi otras comparaciones válidas, como esta: “El matrimonio es como un buen vino, con los años va madurando y mejorando”.
Bueno, yo no sé nada de vinos, no me gusta, pero sí algo sobre el matrimonio, (digo”algo” porque nunca se termina de aprender). Sí, si cada parte se esfuerza por vivir la verdad y hacer de Jehová el eje de su vida y la tercera cuerda de esa unión, así sí, con los años el matrimonio va madurando y mejorando.

Bueno, los afanes en buscar una frase era para que sirviera de introducción a esta entrada en la que quiero compartir algo de los lindos momentos vividos el domingo pasado al recordar nuestro 23º Aniversario de Bodas con mi querido (y aguantador) Waldo.
Sólo fue una pequeña reunión familiar junto a mis padres, mi hermana Graciela, su esposo Daniel y Abel, su hijo; quienes nos sorprendieron trayendo una rica torta de chocolate para el postre.
También vino la Tía Gringa, la única hermana carnal de mi mami aquí. Ella es viuda, vive sola y llena esa soledad cuidando a una parejita de perritos Chihuahuas, no es testigo pero respeta nuestras creencias y se apega mucho a la familia. Ella también nos sorprendió trayendo una rica torta para el postre, así es que, postre no faltó,jaja. Comimos unas ricas empanadas tucumanas. Fue un momento muy lindo.

Mi hermana es la que más habla, es muy alegre y vivaz. La mami no escucha porque se le rompió el audífono y está esperando que le llegue el nuevo. Lulita se escondió hasta que pasara el movimiento de visitas. Damita se esmeraba en cuidar los detalles, ella quería agasajarnos con algo más grande, mi hermana también, pero Waldo tenía que salir temprano a una ciudad vecina a dar un discurso y de allí pasaba al trabajo en su turno de noche. Además, yo todavía no estoy mucho tiempo levantada y tengo que acostarme de rato en rato.
Pero pasamos un hermoso momento en familia durante el almuerzo. Aquí les dejo algunas fotitos.

Me quedé pensando en lo de las frases. Me gustaría escribir alguna buena pero la Neuronita no me da. Tal vez si tuviera que comparar al matrimonio con algo…uhhmmmm…a ver…podría ser con un extenso y prolongado viaje en automóvil a lo largo del país, cuya geografía tiene los más variados climas y paisajes, desde altas montañas nevadas, selvas tupidas, grandes llanuras, inmensas cataratas, hasta gigantescos paredones de hielo, como el glaciar Perito Moreno y el frío extremo de la Antártida Argentina.
Obviamente, en un viaje así, siempre hay algo nuevo, momentos de quietud y otros de preocupación, y más si se enferma uno de los pasajeros.

A mi querido Waldo le tocó pilotear casi solo la mayor parte del viaje. Su copiloto, quien les escribe, viaja a su lado pero lesionada desde hace poco más de 17 años. Así es que no soy de mucha ayuda que digamos. Pero seguimos juntos el viaje y Jehová nos regaló la pasajerita más bonita del grupo, nuestra Damita.
Y eso es lo hermoso, seguir compartiendo la vida, con todas sus inquietudes, alegrías, adversidades, enriquecidos por los amigos recogidos a lo largo del camino.
Por ahí también leí que lo bueno del matrimonio es envejecer juntos…bueno, todavía somos muy jóvenes, jeje…pero haciendo cálculos…la mitad de mi vida la viví de su mano…

Le agradezco a Jehová por guiarnos y ayudarnos en cada tramo del camino. Donde había puentes rotos, mostraba otros alternativos para seguir…y seguir cantando. Y a Waldo, el corazón agradecido por no abandonar el viaje ante tantas adversidades. Al contrario, nos protege y arropa para hacer lo más suave posible este cálido andar.

Hablando de proteger y arropar, recordé un poema bello que nos dedicó un querido amigo de la familia. Para él, nuestra familia es

Un nido muy especial

El cóndor peregrino, venido de las cumbres del altiplano,
de los confines incaicos, planeando sobre el río de la Plata,
posó su poderosa vista sobre una hermosa flor silvestre.

Con círculos perfectos planeó en bajada sin desviar su vista.
Con delicada suavidad cogió la flor entre sus dedos,
Se dirigió al norte. San Miguel, San Miguel de Tucumán.
Allí decidió un día formar un nido, lo pondría en la cumbre
de la montaña más alta, cerca del Altísimo, para servirle fiel.
La flor decidió seguirle y adornar su nido, tejido de tres cuerdas.

Una pequeña flor emplumada completó el nido, su hermoso lugar,
Y volaron los tres hacia lo alto, al encuentro de su Dios
Una sonrisa de aprobación recibieron como don precioso
Un día la flor se tornó en espinas, y ya no pudo acompañar
al cóndor ni a la pequeña flor, no pudo mas volar con ellos.
Sus lágrimas se volvieron miel, miel de espinas y de cardos.

Desde ese día el Águila Pater, nombró al cóndor, custodio de la flor.
La pequeña flor ha crecido y con sus pétalos abriga sus espinas
La llena de música y de lágrimas de oro, “estaremos juntos”.
Dicen que por las noches las alas del cóndor se llenan de miel,
y volando alto, las deja caer por todas partes, donde la distancia muere.
Las flores del campo se llenan de ellas y recobran el ánimo y sonríen.
Sobre la montaña se puede ver un nido lleno de espinas, plumas, miel y amor.


José Santos


¡AAAhhh! Es precioso, te lo agradecemos mucho querido amigo.

Esta flor tornada en espinas ha mejorado en muchas cosas, pero sigue mal de otras tantas que son crónicas, como la debilidad muscular, agotamiento y dolor en todo el cuerpo.
Al estar sin corticoides una dolorosa artritis anda taladrando articulaciones, las manos están hinchadas y doloridas y no puedo cerrarlas. Trato de caminar algo, me cuesta muchísimo levantarme si estoy sentada, es mucho esfuerzo y dolor, al pararme tengo que quedar quieta un ratito, apoyada en algo hasta juntar fuerzas y estabilidad antes de hacer el primer paso. Doy una vueltita por la casa y vuelta a la camita o silla a descansar y juntar fuerzas para el próximo intento.

Sigo bajando de peso. La tía Gringa no me veía desde hacía un mes y no podía creer de verme así. Dice que parezco otra persona. Mi mami se sienta frente a mi silla, me mira largamente y dice lo mismo. Hasta dice que ya se está preocupando. Es que perdí mucho peso en poco tiempo. Aún no me pesé para ser exacta en los datos, pero voy recuperando ropa que ya no me entraba. Aún no tengo apetito y como muy poco. Parece que todo sigue intoxicado adentro por los remedios que ya suspendí.
Me gustó que mi tía al verme así dijera:”¡Dios es grande!”.Sí, solo por Él estoy viva y mejor.

El jueves voy a la cardióloga para ver cómo siguen estas arterias en extinción (la carótida izquierda externa ya no aparece, tampoco la subclavia derecha, hay un aneurisma de aorta ascendente: tengo Arteritis de Takayasu, entre otras cosas).

Hace tiempo les envié por correo un video donde perros y gatitos “hablaban” y decían Mamá (se los dejo aquí). Waldo intentó mucho tempo que Lulita hiciera lo mismo, pero nada!. Hoy me dio ternura que mi mami me cuente que ella todos los días sigue intentando que Lulita le diga Mamá. Parece que se olvidan que la gordita es gatita y no lorito, jaja. Dice que a veces logra que le diga: MA…pero le falta el otro MÁ...

Cuando la veo a la gordita estirarse en el suelo y ponerse pancita arriba, me acuerdo de los leones, tigres, guepardos y todos los grandes gatos salvajes, tienen las mismas expresiones y comportamiento en muchas cosas. Un documental sobre los gatos empezaba con esta frase;
“Dios hizo a los gatos para que el hombre pudiera acariciar al tigre”
¡ Aahhhhhh!..¡qué maravilloso será disfrutar de los animales, acariciarlos y jugar con ellos cuanto estén en paz con la humanidad bajo el Reino!
Muchas veces, esa sola imagen es suficiente para darme ánimos y seguir aguantando lo poco que queda del camino antes del Paraíso…

Ya falta un día menos...

PD: Por favor no dejen de ver este video, lloré de emoción al verlo, es un anticipo de algunas de las cosas de las que disfrutaremos dentro de muy poco tiempo gracias a la bondad inmerecida de Jehová y su Cristo:

video