lunes, 31 de octubre de 2011

Nuestro 24° Aniversario de Bodas



Hoy es un día muy especial. Cumplimos nuestro 24° aniversario de bodas junto a mi querido Waldo. La mala salud impuso un sendero tan lleno de espinas y rocas que tenemos razones extras para estar agradecidos a Jehová de poder estar juntos hoy, de estar vivos y hasta poder caminar unas cuadritas de la mano, aunque fuera para llegar al sanatorio cercano a casa.

Y sí, ya resulta hasta anecdótico que en nuestro aniversario, tengamos que salir temprano, los dos agarraditos de la mano: él a la guardia de emergencias por dolores abdominales que trae desde hace rato y yo a hacer análisis de control de función renal.
Y bueno, es lo común en nuestra vida…¡¿por qué iba a ser diferente hoy?!...jaja
A él le pidieron una ecografía abdominal, y mis análisis estarán listos para mañana.

La semana pasada disfrutamos de la visita de nuestro Superintendente de Circuito, un amoroso y trabajador hermano que nos visitó por primera vez. Gracias a Jehová pudimos beneficiarnos de toda la instrucción impartida, y hasta tuvimos el privilegio de participar en la Escuela del Ministerio Teocrático: Damita tenía el tema 2 y yo fui su ayudante. Ese mismo día Waldo tenía una parte en la Reunión de Servicio.
Y los tres estábamos luchando cada uno con su salud, pero Jehová nos ayudó a cumplir con amor nuestras asignaciones.

El vienes por la mañana llegó al fin el turno con el Nefrólogo. Aumentó las dosis de medicamentos antihipertensivos y solicitó los análisis que me hicieron hoy. Por la estrechez progresiva de las arterias renales se está haciendo difícil controlar la presión arterial y la vengo pasando muy mal con ese tema lo que me está obligando a pasar más tiempo en cama con el respirador, quietita.
Los análisis de control de tiroides parece que están bien, algo aumentados algunos valores pero dentro de límites normales.
Ése es a grandes rasgos el parte médico de la fecha, hay muchos detalles más pero resultaría agobiante la lista.
Como ya somos pacientes asiduos del sanatorio, ya todos nos conocen y saludan amigablemente. Nos detuvimos a saludar a unas doctoras y les comentábamos que hoy era nuestro aniversario y veníamos a pasarlo con ellos, jaja.

Jehová ha sido muy bueno con nosotros. Siempre ha dado la salida  aún en los momentos más oscuros y sombríos. En lo personal, estoy muy agradecida por la bendición de contar con Waldo, ha sido un compañero abnegado que ha enfrentado todo con tanto altruismo y valor, dándonos siempre la confianza de que vamos a salir adelante en medio de  tantas tempestades y nunca aflojando el paso en lo espiritual. Ya servía de anciano cuando nos casamos y nunca dejó sus responsabilidades en la congregación porque estuviera muy agobiado y sin descanso físico y mental. Sigue manteniendo el espíritu de precursor en su corazón, aunque ahora no lo pueda hacer, pero irradia ese amor al ministerio. Es un esposo, amigo y anciano amoroso, maduro y discreto con quien es una bendición transitar el camino angosto de la vida.

Mirando un poco atrás…es verdad que ha sido difícil, con mucho viento en contra, luchando hasta para vivir un día más…pero somos felices…
Damos fe de la veracidad de la afirmación de que la felicidad no depende de las circunstancias. Depende de hacer de Jehová nuestra herencia, la parte que nos corresponde en la vida, individualmente y como matrimonio. De hacer en verdad de Jehová nuestra cuerda triple, en todo momento. Y ver la vida, con sus bellezas y problemas, a través de los ojos del Altísimo, cómo Él lo ve…

Él está trabajando en este momento, tal vez lea estas palabras en su trabajo. No planeamos ninguna reunión especial (aunque Damita dice que nos regalará una rica torta)…pero cada día es especial el poder orar juntos de la mano.

Y gracias a ustedes por acompañarnos y acercarse también a nuestra mesa, pues los recordamos y tenemos presentes siempre en nuestras conversaciones, pensamiento y cariño…



domingo, 23 de octubre de 2011

"La Fiesta del Corazón"


La Neuronita y yo vamos a aprovechar el insomnio (y el dolor de muelas) para acercarles nuestro cariño y gratitud por sus amorosos mensajes y comentarles lo pendiente del mensaje anterior.
Como les había mencionado, el lunes pasado hicieron la ecografía cervical pero tenía turno recién el viernes para el cirujano de cabeza y cuello.
Fuimos con Waldo. Parece ser que por las enfermedades de base de tipo autoinmune e inflamatorias que tengo, se hizo una inflamación muy grande en toda la zona derecha del cuello, afectando las glándulas  parótidas y salivales y ganglios, formando una masa dura que de a poco va mermando. Puede haberlo desencadenado cualquier virus en la garganta o muela (hay una por sacar), o algún conducto salival que se haya tapado por la inflamación interna, pero mi sistema inmunológico hizo esa reacción tan grande.
Ahora tengo dolorosas neuralgias en la cara y estoy tomando antinflamatorios, aunque no quiero (dañan mucho el estómago)
En la ecografía apareció otra cosita inesperada: un nódulo sólido en la tiroides. Menos mal que aún es chico y no se habla de cirugía ni punción todavía, pero  habrá que controlarlo con ecografías cervicales cada dos meses.
El doctor también pidió un control para ver la función tiroidea, es un análisis de sangre. Espero que estén bien porque no podré tomar ninguna hormona tiroidea  pues están contraindicadas en la Miastenia Gravis. Jehová mediante lo haremos el lunes.

Entre los puntos sobresalientes de esta semana me gustó  Proverbios 15:15, sobre este versículo La Atalaya comentó:

El siguiente proverbio menciona uno de los grandes beneficios de tener una actitud positiva. Dice el rey de Israel: “Todos los días del afligido son malos; pero el que es bueno de corazón tiene un banquete constantemente” (Proverbios 15:15). La vida tiene sus altibajos, sus alegrías y sus tristezas. Si nos fijamos solo en las cosas negativas, el dolor se adueñará de nuestros pensamientos, y todos nuestros días serán sombríos. Pero si dejamos que los beneficios que hemos recibido y la esperanza que Dios nos ha dado dominen nuestra mente, las penas quedarán relegadas a un segundo plano y nos sentiremos felices. En efecto, una actitud positiva nos permite tener “un banquete constantemente”.
 *** w06 1/7 pág. 16 “Cualquiera que hace caso de la censura es sagaz” ***


A diario comprobamos la veracidad de esas palabras. Es verdad, hay espinos y adversidades en el camino, pero las bendiciones y la bondad amorosa de Jehová reflejada en toda su creación, y la esperanza,  superan con creces toda tristeza.

Hace unos años Lira me envió en una de sus ansiadas cartas un poema precioso basado en ese texto, es este:


LA FIESTA DEL CORAZÓN


”El que es bueno de corazón tiene
un banquete constantemente.”
Proverbios 15:15

No hables de fracasos que dejaron
cicatrices y heridas de conciencia.
Jehová invita a un banquete insuperable,
que jamás fue igualado por ningún anfitrión.
No pienses que está lejos, la entrada es accesible;
tus pies ya están pisando el primer escalón.

La Biblia dice que un corazón bueno
alberga en su interior un banquete constante.
Allí están los recuerdos más queridos,
que adornan las paredes como cuadros brillantes.

Verás la mesa pulcra engalanada
con flores que no habrán de marchitarse
y abundantes manjares celestiales.
El agua de la vida jamás ha de agotarse
porque surge de eternos manantiales.

Allí está tu valiosa biblioteca
que guarda pensamientos elevados
y la esencia de históricas lecciones.
En sus rincones buscas el consuelo adecuado
y hallas el equilibrio en tus vacilaciones.

Allí está tu esperanza como un ancla segura
que te refrena de ir a la deriva.
Fulgura como un faro en las tinieblas;
Dios la alimenta y la mantiene viva.

Aún debemos con los pies descalzos
hollar muchos espinos, pero al fin llegaremos
al refugio del Reino indestructible,
el punto culminante del camino,
con la mente serena y clara la visión.
El mundo está gimiendo con intensos dolores,
pero la fiesta sigue dentro del corazón.


Álef Guímel
–Noviembre 01–


Gracias por su amistad y amor que contribuyen a esa fiesta dentro del corazón…los quiero mucho…

 






lunes, 17 de octubre de 2011

Tejiendo Pensamientos, entre nubarrones...



video


Hay tanta belleza imperceptible, tantos detalles que no alcanzamos a ver, procesos cotidianos de los que vemos sólo el resultado final, pero que al ser creaciones de Jehová, Quien todo lo hizo bello a su tiempo, constituyen verdaderos milagros de la vida. Vemos la flor pero no el proceso del capullo que finalmente estalla en colores y formas sublimes.

Por eso quise compartir este video que captura todos esos momentos previos de delicada preciosidad de cada flor.
Son muestras permanentes de que nuestro Hacedor no quiere que simplemente existamos, sino que disfrutemos de la vida y seamos felices al contemplar y agradecer el esplendor de la vida.

Sí, la vida es maravillosa, aún en el presente sistema plagado de adversidades. Esos regalos de Jehová hacen más livianas las cargas y dan paz mientras esperamos la vida que realmente lo es.

Mientras transitamos este trayecto final siguen apareciendo escollos que Jehová ayudará a sobrellevar.
Otra vez tuve que ir a la guardia de emergencias por un dolor en el cuello, tengo un bulto grande que molesta. Pensé que podían ser Paperas, pero ya las tuve dos veces y además no hay fiebre.
Me revisó una doctora que suele verme. Dijo que no era Paperas, ni contracción muscular, ni ganglios inflamados. Hay que estudiarlo con una ecografía cervical, que Jehová mediante, me harán hoy a la tarde. El diagnóstico inicial es: tumor lateral de cuello. Ojalá sea sólo algún ganglio gordito nomás, veremos que pasa. Sea lo que sea, sé que Jehová siempre nos dará las fuerzas y salida a todo lo que se presente. Sólo andamos y vivimos por Él.

La doctora conoce detalles de mi salud, y hablando sobre las arterias que van cerrándose por una de mis plagas de base, dijo que soy un caso raro, que mi circulación sanguínea siempre encuentra la forma de seguir abriéndose camino (circulación colateral). Luego dijo:

-“Porque, la verdad, es que usted ya no tendría que estar aquí”

-“Sí, lo sé. Estoy viviendo horas extras”, le dije sonriendo.

- “No. Usted es un canto a la vida”, respondió.

Fue animador escuchar eso en medio de otra probable tormenta en ciernes. Dijo que cuando tenga los resultados vaya a un buen Cirujano de cabeza y cuello. Espero que sólo sea para saludarlo y nada más.

Estoy tejiendo un saquito de verano con dos ovillos de hilo que quedaron, espero mostrárselos luego. Quiero aplicarle unas flores de Pensamientos que estoy aprendiendo a tejer. Les dejo uno de muestra, espero se entienda lo que es, jaja.

Entre pensamientos tejidos con hilos, van mezclándose otros tejidos con palabras, un poco ingenuas tal vez…pero bueno…es lo que hay…


Tejo Pensamientos,
hilo lila en los pétalos,
negro en el centro.

Tejo Pensamientos,
azul cielo en la mirada,
brea en el camino.

Tejo Pensamientos,
entre contrastes de colores
va la vida hacia delante.

Los dejo aquí. Son para ti.
Simples. Sentidos. Con ánimo y cariño…
Tejo Pensamientos…


Nancy
17-10- 11





 


lunes, 10 de octubre de 2011

Manto de Estrellas



Cuando veo tus cielos, las obras de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has preparado, ¿qué es el hombre mortal para que lo tengas presente, y el hijo del hombre terrestre para que cuides de él? (Salmo 8:3-4)

Meditar en la grandeza de la creación, cielos incluidos, fue una de las cosas que llevó a David a acercarse a su Creador y profundizar su amor y apego a Él.

Mirar el cielo…ese es un pequeño (o gran) disfrute que hace tiempo no me doy. Los tiempos han cambiado. Cuando era niña me quedaba largo rato mirando a las estrellas en la terraza de casa, hasta que me llamaban porque había que cerrar la puerta del fondo.
 En la adolescencia, si alguna pena abrumaba, escaparse a la terraza y mirar al cielo era una suave caricia que tranquilizaba el alma, a la vez que la oración y meditar en esa grandeza desplegada ante los ojos hacían parecer pequeña toda inquietud. Nada que Jehová no pudiera resolver y consolar.
Tal vez el rey David sintiera algo así en sus largas noches a campo raso cuidando a sus rebaños.
En las agobiantes noches de verano, llevábamos colchonetas a la terraza y las poníamos sobre sábanas tendidas en el suelo y dormíamos tranquilos allí. ¡Cuánto disfrutaba de esas ocasiones! Aunque casi no podía dormir por no perderme ni un instante el placer de mirar esas luces celestes que titilaban tan lejos. Y no dejaba de sorprenderme si una estrella fugaz atravesaba el firmamento.

Ahora todo es distinto. Ya no puedo subir las escaleras; las estrellas no se ven tan bien porque hay mucha contaminación lumínica; y quedarse en la terraza toda la noche es muy peligroso en este tiempo en que el delito es cosa diaria. Y mis ojos ven todo difuso por las cataratas y miopía elevada.

Pero a pesar de todo, estoy muy entusiasmada por retomar algo que ansiaba desde niña: aprender más de las estrellas, el universo, y observarlas y aprender a ubicarlas en el mapa celeste. Ahora es más fácil aprender algo de Astronomía, en Internet hay mucho material serio en sitios educativos, y hasta se puede saber qué se puede ver cada noche teniendo en cuenta las coordenadas geográficas de donde vivimos y así poder ver y conocer mejor la porción de cielo que nos envuelve.
Sería una buena manera de aprovechar mi insomnio.

Fue un grato descubrimiento saber que se puede ir al Observatorio Astronómico de la Provincia, situado en Ampimpa  (a 150 km de la ciudad, en los Valles Calchaquíes), y hacer una visita guiada, con alojamiento en cabañas turísticas y observaciones nocturnas con el telescopio principal…¡¡¡AAAAhhhhh!!!...¡¡Ya estoy soñando con eso!! Ojalá un día podamos ir…

En el Watchtower Library hay mucha información valiosa y sugerencias prácticas sobre Astronomía ( por ejemplo: g96 8/8 pág. 25 Soy astrónomo aficionado)
Me gustó el comentario que hizo una revista seglar sobre la longevidad de los astrónomos, citada en Observando el mundo:
“Es posible que la alta esperanza de vida de los astrónomos esté relacionada de algún modo con la tranquilidad que caracteriza su trabajo”, indica la revista. O, según la misma, “quizás el simple hecho de estar en contacto con los milagros del universo y estar absorto en ellos tenga un efecto positivo en la salud”.
*** g94 8/8 pág. 29 Observando el mundo ****** g93 8/7 pág.

Sí, sin duda estar en contacto con las maravillosas obras de Jehová siempre tiene un efecto positivo, en todo sentido. Su creación y caminos son profundamente bellos e inescrutables.

Volviendo a la tierra, y a las “estrellas” que hace ver el cotidiano dolor, he de decir que ya me entregaron todos los informes de las cuatro ecografías doppler que hicieron para ver cómo andan las arterias. Lo bueno dentro de lo malo, es que el aneurisma de aorta está estable dentro de todo y por ahora no se habla de cirugía. Todas las arterias estudiadas están afectadas por el Takayasu (inlamación de la aorta y sus ramificaciones), pero relativamente estables, salvo las renales:  ahora ambas presentan estenosis (estrechamiento), así es que la cardióloga me derivó a un Nefrólogo, esperamos ir esta semana.

Gracias a Jehová Damita está mejor y ha regresado al Conservatorio para cursar las materias que le quedan, y ya tiene varios alumnos  en casa a  los que da clases de Piano y música. Lo más importante, es el gozo con el que regresa de su ministerio. Oramos que siga mejorcita cada día.

Mi querido Waldo sigue corriendo de un lado a otro…sólo Jehová le da las fuerzas para poder atender sus muchas responsabilidades, y lo hace con cariño a pesar del cansancio.

Ya es de madrugada. Me gustaría escaparme aunque sea al patio y tratar de ver la lluvia de estrellas fugaces Dracónidas que son visibles estos días por estas latitudes, pero todos duermen y no quiero que se preocupen si hago ruido, y está demasiado fresco…tendrán que esperar por otra noche los anhelos de observaciones de este proyecto de astrónoma aficionada que les escribe.

Pero haré de cuentas que estoy a cielo abierto, contemplando este



Manto de Estrellas

Aire fresco en la cara,
silencio profundo,
descansa la bulliciosa ciudad,
y busco la insondable belleza
de celestes espejitos que titilan
en el firmamento.

¿Puede medirse la paz?
¿Cómo se describe el infinito poder?
Resultan torpes las palabras
al querer expresar lo que el vasto universo
transmite al ensimismarse en él.

Honda gratitud y reverencial temor
embargan hasta lo más recóndito del ser
ante la magnificencia de tus obras, oh Dios.

De pronto, todas nuestras cargas,
pesadas y abultadas,
nada son, se desvanecen ante tu grandeza,
reflejada en todo lo que hiciste,
nuestro Soberano y Creador.

¡Tan pequeños somos!
Se pierden los ojos en lo profundo
tratando de captar el fulgor
de esas estrellas que están más allá
de lo que imaginar podemos.
Y resuenan las palabras del Maestro:
´Todas las cosas son posibles para Dios.´
(Mateo 19:26).

Gracias Jehová por crear el cielo,
por cada nebulosa y galaxia
que tal vez jamás conoceremos,
pero que están allí…
elocuentes testigos de tu Poder sin fin…
garantía viva de que Tú todo lo puedes hacer…



Nancy
10-10-11