jueves, 22 de marzo de 2012

Cartas, experiencias y libro viajero...


Bitácora del Capitán...(bueno, en realidad no capitaneo nada...pero suena bonito...porque suena a viaje marítimo...).
Aunque estoy muy lejos del mar más próximo o de alguna corriente de aguas caudalosas (llámese ríos), sí vamos navegando en las aguas del tiempo, que a veces parecen rápidos que bajan de montañas, y otras se muestran serenas como espejos de lagos.

El verano se escurrió y no me di cuenta a tiempo para despedirlo. Lo extrañaré estos meses hasta su regreso. Cuando me di cuenta, ya el Otoño había entrado con sus valijas cargadas de cielos grises y se mostró así todo el día: vestido de un traje de tenue lluvia.
 Lulita no pudo salir al patio a recostarse debajo de alguna maceta (no le gusta mojarse sus blancas patitas), pero sale de a ratitos, cuando la lluvia descansa, a tomar agua de nubes de cualquier charquito.

Con la ayuda de Jehová y de los hermanos que siguen acercándome direcciones para escribirles y compartir la esperanza del Reino, sigo feliz con el precursorado este mes, vía e-mail. Voy recogiendo experiencias muy animadoras y muchas palabras de aprecio que me animan a perseverar en esta faceta, la más indicada en mi caso al no poder salir ni hablar mucho. Estoy tan contenta con el “descubrimiento” de predicar de este modo, que en tono jocoso, le dije a la familia (haciendo alusión a una conocida frase):
- “Ya encontré mi misión en la vida: ¡Escribir cartas!”

Aunque sólo estoy sentada, medio recostada, con el teclado sobre un almohadón en la falda, con las piernas levantadas para que no duelan tanto, y el respirador a mano...pero aún así me fatigo mucho. No sólo por el esfuerzo físico, sino mental. La primera media hora voy bien, luego ya me cuesta hilvanar las ideas y tengo que descansar un poco. Pero estoy muy feliz y agradecida a Jehová, a los hermanos que amorosamente me ayudan a contactarme con otros, y a las personas amables y sinceras con las que voy teniendo el placer de comunicarme.

Algunas dijeron que asistirán a la Conmemoración en sus respectivas ciudades.
Una de ellas trabaja en la fuerza aérea de un país sudamericano. Me escribió un mensaje tan animador y lleno de aprecio que lo guardé para tenerlo a mano para darme ánimo. En parte dice así:

“Usted tendrá muchas bendiciones por este gesto, de ayudar a gente necesitada y hambrienta de espiritualidad, esa sed del conocimiento exacto y por ende de vida eterna...
Ojalá algún día llegue a pertenecer al pueblo de Jehová.
Gracias por sus palabras muy animadoras...y siga usted adelante, con el mismo amor hacia nuestro Creador, y algún día, no muy lejano, tendrá su recompensa... pasará al nuevo orden, y sanita...para que siga con la obra de la predicación...”

Me emocionó mucho su mensaje, ella conoce la verdad desde niñita aunque nunca se bautizó.
Yo también deseo de corazón que llegue a pertenecer a Jehová y pueda abrazarla en persona en el Paraíso...

Este territorio virtual es bastante extenso, a lo largo de todo el continente y cruzando mares...ya lo dijo el Maestro: el campo es el mundo. (Mateo 11:38).
Es un privilegio.

Ayer tuvimos el gozo de poder estar presentes en la reunión con los precursores durante la visita de nuestro Superintendente de Circuito. En la congregación somos 76 publicadores, de los cuales 45 estamos haciendo el precursorado auxiliar, acompañando a los 6 los precursores regulares.

El fin de semana pasado tuvimos nuestro Día Especial de Asamblea, maravilloso, es justo la dosis de fortaleza y ánimo que precisamos para continuar, hasta la próxima Asamblea...hasta cada día...
Tuvimos una asistencia de 2.096 personas, en un Club con mucho espacio a unos 24 km de la ciudad, así es que de paso, disfrutamos de un breve viajecito con los hermanos.

También estoy feliz por el aprecio y cariño con que los hermanos están recibiendo mis Flores de un Cactus, este libro que guarda tantos sentimientos y momentos captados en palabras, como instantáneas escritas.
Sus páginas ya empezaron a viajar, como las hojas que lleva el viento de otoño. Los hermanos locales y algunos amigos del país ya lo están recibiendo; otros cruzaron la Cordillera de los Andes para llegar a manos chilenas, y algunos ya están llegando a España. Se van llevando el mensaje de que se puede florecer en la adversidad y de que no hay limitaciones que amarren el vuelo del alma.

Pero por ahora tendré que escuchar los gritos que está dándome el cuerpo, reclamando que lo lleve a la camita a descansar. Mañana hay que levantarse temprano, para seguir escribiendo cartas tratando de acercar algo del consuelo con el que Jehová nos consuela diariamente... “que nos consuela en toda nuestra tribulación, para que nosotros podamos consolar a los [que se hallan] en cualquier clase de tribulación mediante el consuelo con que nosotros mismos estamos siendo consolados por Dios.
(2 Corintios 1:4)



PD: A quienes dejaron mensajes en comentarios anteriores preguntando por el libro, por favor escribanme a este correo: daleth.nancy@yahoo.com.ar (lleva un punto entre los dos nombres) para que podamos contactarnos, gracias por su aprecio y cariño.







8 comentarios:

Débora dijo...

Nancy,es hermoso poder compartir un poco de toda esa felicidad tuya, libro, precursurado,compañerismo de los hnos. como alguien dijo un dia: un testigo solo retrocede ante un obstaculo, para tomar impulso y superarlo, asi lo has hecho tu, si no podias predicar cerquita de tu casita, saliste al amplio mundo. Un abrazo y mil besos a ti, Waldo, Damita y tus papis. A lulita dale un mimito.

lolaselianto@gmail.com dijo...

Buenos dias mi estimada hermana Nancy :Acbo de leer tu comentario . Sobre , la actibidad excepcional que llevan a cabo en su congregacion 76 Publicadores de los cuales 45 son auxiliares y 6 regulares ¡Que maravilla ! .Tambien sobre el libro viajero , entendi bien , ya viene para España! ¿Si? maravilloso . Me ha encantado el comentario donde dice (Se puede florecer en la adversidad y no hay limitaciones que amarren el alma ) Cierto mi bella hermanita , veo que estas llevando fruto , y es que querer es poder . asi que Arriba , Arriba cielo , estoy segura de que nos ánimas a todos los que estamos sufriendo con tu ejemplo 2ª Corint 1:4 . Un abrazo muy muy grande . (Loli)

carmenma dijo...

Me alegro mucho hermana Nancy, también acá estamos trabajando duro para sacar las horas. Sí su esfuerzo se verá recompensado. Rut 2:12...Con amor cristiano...

Anónimo dijo...

NANCY, RECIBI MAIL DE MARTA, GRACIAS POR TU AMOR,QUEDÓ RECONFORTADA,
ANIMADA,TE MANDO UN BESO GRANDE COMO SIEMPRE PARA TODA LA FLIA,YA HAREMOS ARREGLOS POR EL LIBRO,SERÁ UN BEST SELLER...AL MENOS ENTRE LOS TJ...VES LO QUE SE PIERDE EL MUNDO POR NO CONOCER TUS POESIAS????? JAJAJA
BESOS AMIGA Y GRACIAS...

lolaselianto@gmail.com dijo...

¿Como te encuentras hermana Nancy? !Espero que muy feliz , eso como minimo .Acabo de escribir una carta donde te menciono como ejemplo hermanita Nancy .Es una carta para Cuba .la pobreza es una plaga pero en algunas zonas más. Abraham me respondió.te queremos mucho cielo. Tanto mi esposo como servidora estamos muy pendientes de tus noticias ,todo nuestro amor ágape para esta bellisma familia (Loli ) (Barcelona )

Anónimo dijo...

!Mira alma mía, cómo vuelan esas semillas de cactus!
El viento del Norte ha tomado a su cargo llevarlas en su seno,
atravezando montañas y valles,surcos y colinas.
Por sobre cordilleras de blancos pinachos, sorprenden a las águilas, por tan pequeñas y corajudas.
Semillas de consuelo, encanto y rocío,
cuyo destino son corazones anhelantes, que esperan expectantes su vuelo y sembradío.

lolaselianto@gmail.com dijo...

¡Hola soy Tere , tambíen soy hermana en la fe , me alegra saber de ti y de tus ganas de vivir . Tambien me alegra saber de tu libro Estoy bauizada desde hace 39 años , tambien mi esposo es anciano precursora regular ,Muchos saludos Tere Carreto (Sabadell ) Provincia Barcelona . España .
Nancy es mi amiga y ha querido saludarte . Besos que pases un buen dia .

Intercel dijo...

Iasbel. Toledo. España.

Querida hermana Nancy:

Acabo de descubrir tu blog después de una sentida oración por ayuda. Tengo lágrimas en los ojos. Yo también estoy enferma, paso muchas horas en cama, y no hace mucho descubrí la predicación por internet. En marzo no pude hacer las treinta horas ¡pero sí en febrero! Te entiendo cuando dices que sólo es escribir pero cansa. A mí también me pasa. Y pensar lo que responder a cada persona que me contesta, para adaptarme a sus necesidades, agota mi mente y, de rebote, mi cuerpo. Pero me da tanto gozo...

Muchas gracias por todo lo que escribes. Poco a poco iré leyendo lo que has ido explicando desde que empezaste el blog.

Un beso,

Isabel