lunes, 28 de julio de 2014

Vislumbres...



Estos días de sol pleno, a pesar de las bajas temperaturas mañaneras, han mostrado un rostro más amable de este invierno que ya transita poco más de un tercio de su camino por aquí.
 
La vida en este sistema, tan alejada del propósito original, (por ahora), tiene sus afiladas espadas que inmenso dolor causan a la humanidad toda…y no somos inmunes a ellas. Estos días recibimos varias noticias tristes sobre la pérdida de familiares, amigos y hermanos…y se hace imperioso ajustar el foco para ver más allá del dolor, manteniendo los ojos fijos en las cosas que no se ven (2 Cor.4:18)…pero de las que ya podemos tener:


VISLUMBRES
 
¡Cuánto anhelamos los perfectos días!
en que no haya canciones que con lúgubre acento,
nos hablen de una dicha que aniquiló la muerte
o de un amor que terminó en traición.
Será verdad entonces todo lo que se diga;
todo lo que se haga tendrá sana intención.
 
Jehová desde su trono mirará complacido
los afanes del hombre, la paciente labranza,
las siembras y la siega; la mano que se tiende,
la amistad perdurable; la sólida esperanza.
 
Cuando nada oscurezca el fulgor de esos días,
y ya no existan dudas que ultrajen la razón,
la paz del infinito sellará nuestra frente,
y ningún imposible herirá el corazón.
 
Álef Guímel


3 comentarios:

Débora dijo...

Leyendote amiga querida,siento revivir ,con acentuada intensidad, dada por la meditación que nos llega tras los momentos intensos vividos en nuestra asamblea ahora llamada regional.Se que nada podemos comentar de ella,pues no todos la han disfrutado todavia, pero si alguno lee estas palabras, entonces las comprendera en todo su sentir.
Cuando los "hasta luego" se acumulan, dejando una estela de pesar,es más preciso que nunca fijar la vista más alla del horizonte del tiempo, visualizando el premio como lo que es,una realidad vivida de antemano.
(Tito 1:2) 2 sobre la base de una esperanza de la vida eterna que Dios, que no puede mentir, prometió antes de tiempos de larga duración. . .
Un imenso abrazo, envuelto en mil besos, para ti y los tuyos. Jehová les cubra de bendiciones.

Marta mesa dijo...

Que bonito La Paz del infinito no herirán el corazón cuanto anhelamos que venga el tiempo en el nuevo mundo que nuestra paz y la sanción de nuestro corazón será cada día mayor como nuestro padre nos promete

Josefina Diaz dijo...

Gracias por las bellas fotos y con mensajes bíblicos.