domingo, 3 de julio de 2016

Mudanza...Sentimientos, Amigos, Fotos


Ya han pasado más de 3 meses desde que nos mudamos a nuestra casita. Ha sido  un tiempo de cambios y más cambios, un continuo ajustar de velas para aprovechar los vientos que se arremolinan sacudiendo emociones, costumbres, rutinas, paisajes, rincones…

Tengo medio abandonado el Blog y les debo respuestas a todos, lo siento, ya trataré de ir poniéndome un poco al día.
Este nuevo cambio de circunstancias me obliga a estar más tiempo levantada, y eso, indefectiblemente le pasa factura a mis limitadas fuerzas y salud. Pero puestos a la balanza, son tantas las cosas buenas y alegrías de estar aquí, que hacen que las cargas pesen un poco menos. Estamos contentos y agradecidos.

Les cuento un poco…
Jehová escuchó las oraciones y respondió, como siempre, con mucho más de lo pedimos o pensamos. Los días previos fueron de mucha angustia, temores, incertidumbre, en especial por el cuidado de mis padres, y por mis propias limitaciones para moverme y más aún, sobre cómo hacer una mudanza con tan pocas fuerzas, sin poder estar siquiera en pie mucho tiempo. Y sumado a eso, que estaría sola, sin Waldo en ese momento por sus duros horarios de trabajo justo en ese tiempo.

Pero Jehová, tal como un Padre amoroso cuida con ternura a sus pequeños, nos arropó con el amor y cuidado de los hermanos de nuestra nueva congregación y otros amigos que siempre están cuando es preciso, y finalmente, cuando llegó el día, hubo 23 hermanos haciendo todo lo que yo temía no se pudiera…y más aún. Pintaron la casita de un día para otro, literalmente. Hasta enfermera personal tuve, pues una de las hermanas lo es y en determinado momento, me pusieron en cama con el respirador mientras varias hermanas sacaban cosas de las cajas y bolsas y hasta ordenaron el placard hasta el más mínimo detalle.

Yo pensé que ese día estaría sola llorando por los rincones, mezcla de nostalgia e impotencia ante tanto por hacer…pero no…hacía mucho tiempo que no reía tanto como en ese día con las ocurrencias de los hermanos y comentarios jocosos mientras trabajan…Obviamente…era la respuesta de Jehová a tantas súplicas y ruegos…
No hay nada que pueda hacer o decir, que alcance a cubrir o expresar nuestra gratitud y amor a los hermanos…pero al menos, intenté expresarlos así, a cada uno de ellos:
      
Gracias por tu ayuda,
por tu tiempo y fuerzas,
por tu dar generoso
traducido en obras…
Por este nido blanco
en que dejaste tu huella…
Por ser parte de nuestra historia,
Por este amor fraterno:
No te olvidaremos jamás…

Con amor y gratitud
Nancy y Waldo
25 y 26 de Marzo de 2016

Algunas fotos de esos días: viernes 25, día de pintura, y sábado 26 de Marzo, la mudanza:

Lijando paredes y pintando, Dana, incondicional y un matrimonio muy Amado:


La parte más dificil, mover un antiguo modular, macizo y pesado:

 Mis papis con Paola y Julio, ella, amiga y enfermera personal ese día:


Parte del "Staff" de Mudanza:




 Aún estamos a media construcción, pero hoy, por primera vez desde que estamos aquí, tuvimos el privilegio de que se hiciera una salida congregacional a predicar:





Mientras tanto, Jaelita sigue creciendo, hermosa. Tuvimos Asamblea de Circuito el fin de semana pasado, los chicos se tomaron estas fotos:



 Lulita se va acostumbrado de a poco a su nuevo hogar y a la presencia de Pelusa y Blanquita, las gatitas de Damy. Aquí, buscando el calor de la estufa en este frío invierno:



Ahora tengo un nuevo rincón, al lado de un ventanal, lleno de luz, hago un cosa y descanso, y así...despacio se llega lejos...gracias por acompañarnos en cada tramo del camino...







lunes, 18 de abril de 2016

Cartas por Entregar: Norita






        Esta lluvia que no cesa me obliga a quedarme más quieta en mi rincón y se arremolinan los recuerdos y añoranzas por los amigos que no están, por los abrazos postergados hasta la resurrección.
Y evoca que escriba otra Carta por Entregar, esta vez para mi:


Querida Norita:

La lluvia detrás de mi ventana es música de fondo mientras te escribo. Esta es una carta pendiente desde hace mucho ya, pero no lo graba que el sentimiento aturdido por tu ausencia  lograra acomodar las ideas e hilvanar las palabras.
Hace más de un año que te dormiste, tu cuerpito agotado por un mieloma múltiple (*), terminó sucumbiendo en esa lucha desigual: la muerte se impuso sobre tu voluntad de acero, pero no sobre tu fe y esperanza…

          ¡Hay tantas cosas que quisiera contarte…tendremos mucho para ponernos al día cuando despiertes! Estamos viviendo otra etapa de cambios, finalmente pudimos mudarnos a nuestra casita, arriba construimos para Damita, Jael y Ezequiel, y abajo quedamos con Waldo y Lulita, nuestra gatita de ya casi 14 años. Aún nos falta mucho por hacer, pero ya estamos aquí. ¡Cuánto quisiéramos que nos visitaras, tú que fuiste más que hermana espiritual, una Mamá del corazón que tanto nos cuidó y arropó cuando fuimos a Buenos Aires por  ayuda médica y aún en la distancia…¡cuánto extrañamos tu voz en el teléfono y tus recomendaciones para cualquier dolor, tus consejos, tu sabiduría, tu cariño…!
          Waldo encontró una carta que le escribiste, lloró al releerla y la guardó como lo que es: un tesoro amado…

Estos días el otoño se vistió de gris y lluvia, y hoy está demasiado fresco para mi gusto. Por la mudanza, aún no encuentro cosas básicas que necesito para cada día, ni ropa de abrigo, pero dejé a mano la Ruana (**)  tejida que te compraste en Jujuy, me la llevaste de regalo un día al Hospital una de las veces que estuve internada allá. Yo estaba tan hinchada para entonces por las dosis altas de corticoides, que toda mi ropa no me quedaba…y me llevaste tu ruana de regalo para abrigarme el alma…¡cuánto apreciamos ese gesto!

La nostalgia me tiene a mal traer todo este tiempo. Imágenes, recuerdos, afectos, amigos que no están…se agolpan todos en mi mente y el corazón se estruja…
Sé que no sabrás nada de esta carta, ni mis sentimientos, hasta que despiertes en el Paraíso ansiado e inminente. Esta es otra carta por entregar entonces… sólo quería que supieras que no dejamos de amarte aunque duermas por ahora, que no dejamos de recordarte, que nos haces falta, que cambiaron nuestras circunstancias, nuestra casa y mi rincón no es el mismo ahora…pero el amor y gratitud no cambian…

Cuando despiertes sabrás que hoy sentía frío, pero me envolví con tu ruana, y es como si tú misma me abrazaras, sí…hoy como siempre, me abrigas el alma…


Con el amor de siempre, para Norita Eleszkiewicz, de San Miguel, Buenos Aires…prisionera del Seol…por ahora…


                                                            Nancy





 
 (*) El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de la médula ósea.
(**) La Ruana es una especie de poncho en Sudamérica.


lunes, 21 de marzo de 2016

Primer día de Otoño...primer Otoño de un cambio...



      Este título me hace acordar cuando en la escuela la maestra nos decía: “Saquen una hoja. Redacción… Escriban: Hoy comenzó el Otoño”…y ahí surgía al unísono un murmullo de protesta porque a nadie la gustaba escribir redacciones. Bueno, a la mayoría. 
Cuando miro atrás, creo que esos fueron los primeros ensayos literarios en los que vamos probando y descubriendo este fascinante mundo de la Escritura, capaz de crear puentes de un corazón a otro aunque, literalmente, exista un mundo de distancia.
Siempre fue así, pero ahora aún más, con este tema de la globalización e Internet, lo poco que pueda escribir desde mi pequeño rincón en el mundo, entre mi escritorio y la cama…puede llegar al otro lado del mar tan sólo en un clik.

         No me gustan los días grises y fríos, como hoy, y menos si dejamos atrás el verano. Pero paradójicamente, los días grises me llaman a escribir lo que anda dando vueltas en el sentimiento y no siempre encuentro el tiempo, o el ánimo para hacerlo.

        Este Otoño me encuentra parada en un cambio más grande aún que el de la estación. No sólo estoy dejando atrás el amado verano, sino también, la vida en casa de mis padres. Otra vez nos mudamos. Y esta vez tiene un particular y marcado sabor nostálgico a definitivo. Otras veces tuvimos nuestra casita, pero tuvimos que venderlas y regresar aquí porque no podía estar sola, por mi mala salud.
Jehová mediante, en breve nos mudamos, llena de expectativas por nuestra casita, angustiada por la salud de mis padres, por la de nuestra hija, por la propia…tengo adentro una:


Mezcla de emociones que se agitan
y arremolinan como hojas amarillas
que el viento lleva de aquí para allá…
Juega con mis sentimientos y me lleva
del Pasado al Futuro y no me deja
saborear el Presente…efímero Hoy
que te escurres sin poder retenerte…
y vuelas como una hoja más…

Me llevo bien con la Nostalgia,
somos buenas amigas,
(aunque ella no sabe que 
mi mejor amiga es la Esperanza),
pero he tenido que pedirle 
que me deje empacar los sueños,
los anhelos, que no me ate
a un tiempo que irreversible se va…

Sólo quisiera que los amados 
no se vayan nunca, que no se marchiten
como hojas de otoño…
que no haya invierno que los apague…
Ahhh…si yo pudiera detener su tiempo…
si pudiera quitar su lamento…
Ahhh… si yo pudiera…

¡Pero ni siquiera puedo con mi propia arcilla!
Trato de armarme como el Hornero (*),
que con barro, paja, raíces 
y otras ramas hace su nido…
yo también voy construyendo mi vida
con el barro que soy mojado con lágrimas,
con las pajas duras del camino,
con las raíces de mis padres,
con las ramas nuevas de los hijos,
con el amor constante de mi compañero…
Ahhh…déjame un rato Nostalgia
que quiero construir mi nido…


Nancy
21-03-16



(*) El Hornero es un ave autóctona de América del Sur. Se le llama así debido a que su nido tiene la forma de un horno de barro.
Para más información sobre la sabiduría con que fue creado para hacer su nido, les dejo este link:








viernes, 4 de marzo de 2016

Instantes...




Mañana inestable.
Salgo al patio en busca de aliento.
Un viento suave juega en las hojas
de los árboles que se asoman
detrás de la tapia, en tímido intento
por acercar su murmullo y conversar
de las cosas que llevo adentro…

Febriles mis ojos buscan el cielo…
no se ve nada azul, solo masas grises
corriendo a prisa, a ver cual de ellas
desprende primero su cargamento
de lluvia, gotas que calman la tierra,
gotas que refrescan por dentro…

Sólo un instante…
como cuando era niña y la risa era fácil,
los pasos cortos, las sombras breves
y el tiempo caminaba lento…
Ahhh…aire fresco que calmas la fiebre,
que haces más leve el peso de las cargas,
que evocas momentos rescatados del tiempo…
tan sólo en un instante…

Vuelvo a mi lecho,
pero me traje conmigo un poco de viento,
para que alivie estos momentos…
y me lleve prendida a los días que espero,
serenos…de paz y sosiego,
cuando la dicha sea lo normal…
lo eterno…


Nancy
04-03-16








miércoles, 27 de enero de 2016

Amanecer incontenible...


“Por ti podemos ser lo que tú te propones”…me encanta esa frase de la Canción 138, bueno, toda la canción…pero esas palabras en especial, me rescatan de esos pensamientos inquietantes que a veces se agolpan y abruman y tratan de hablar más alto que la esperanza radiante a la que hemos asido el corazón…

Es un voto de inmensa confianza el que deposita el Altísimo en nuestra humana fragilidad. 
Cuando pensamos que no somos nada, que no podremos con todo lo que nos envuelve y asfixia, cuando pensamos que ni un paso más podemos dar,  porque simplemente no hay fuerzas para continuar…resuenan desde un rincón de la mente esas palabras…vienen susurrando bajito y van in crescendo, y como un amanecer incontenible, van empujando los sombríos pensamientos en los que por un momento pude haber estado y comienzan a llenar  de luz cada recodo de la mente angustiada, que se deshacía en llanto como agua entre las manos…


Gracias por mirarnos, Amado Dios,
por descorrer las nubes densas y oscuras
que se ciernen sobre nuestra limitada mente.
Somos sólo barro…a veces sólo vemos 
desde el polvo y no más…
Ayúdanos a ver desde lo alto, desde tus ojos,
desde tu perspectiva altísima…

Eres el Hacedor de las estrellas 
que jamás veremos por su distancia y cantidad…
Tú las conoces, por nombre las llamas…
Por tu impresionante poder las creas,
les das forma, y colocas en su lugar asignado,
danzando un ballet sublime en sus órbitas etéreas
que nuestros mortales ojos jamás verán…

Pero Tú las ves. Están allí. Por Ti.
Porque Tú quisiste que así fuera.
Por tu voluntad fueron creadas.
Y nosotros también.
Por amor de tu gran Nombre
puedes hacer de nosotros lo que tú te propones
para encajar en tu propósito eterno.
Inmerecido privilegio que no queremos olvidar…

Ayúdanos a vernos como Tú nos ves…
Cuando las espinas aguzan con crueldad…
Cuando entre lágrimas nuestras fuerzas se diluyen…
Cuando no podemos mover el peso de nuestros pies…
Que nos inunden tu paz y tu luz
y permitan radiante ver la esperanza cierta,
ancla y faro en la tempestad…

Que por tu voluntad seamos cuanto tú te propones,
y que por tu infinito poder sigamos a tu Hijo,
sobre árido camino o sobre mares tempestuosos.
Que nada nos detenga de seguir alabándote,
bendito Jehová, nuestro Amado Dios.


Nancy
27-01-16












viernes, 22 de enero de 2016

Ajustando Velas...




Aquí estoy...sigo aquí…Tratando de reanudar el diálogo luego de este paréntesis forzoso. Gracias por la preocupación que muchos expresaron en correos electrónicos, mensajes en el sitio de tarjetas, por teléfono, etc.
Estuve unos dos meses sin PC. En el ínterin, pasamos momentos difíciles y tristes que aún nos afectan. Mi mami se cayó y fracturó la muñeca izquierda, es la segunda vez en esa mano. Por sus graves problemas de estómago no puede tomar ningún analgésico, así es que ha sido desgarrador verla sufrir tanto.  Era una fractura para cirugía, pero dada su condición general e intolerancia medicamentosa, no la operaron, sólo se pudo enyesarla así como estaba, con la advertencia que su manito quedaría mal.
Y así fue. Luego de 49 días de yeso, está en rehabilitación ahora, pero no puede casi manejarla. Así le quedó:

 

¡Ha llorado tanto por el intenso dolor! Y eso que ella es muy fuerte. Yo muchas veces ya no podía dejar de llorar a su lado…sólo Jehová sabe el dolor que ella afronta cada día, de todo, su salud es muy frágil…y la mía también…creo que ha sido mucho desgaste emocional todo este tiempo y no logramos recuperar fuerzas…

La construcción en casa aún no termina, eso también es estresante, la preocupación permanente por la salud de Damita, el cambio de congregación, en vísperas de la mudanza (un consuelo los hermanos, muy amorosos), la pérdida de hermanos queridos y parientes…y una larga lista de etcs que sería abrumador tan sólo enumerar…pero que han ido sumando peso tras peso en el corazón y mente…gracias a Jehová que en su gran bondad, nos sostiene y ayuda a sobrellevar lo que humanamente no podemos…

Parte Médico:

Este también ha sido un tiempo de controles de rutina. Demasiados. Faltan algunos estudios cardíacos, otros ya están: el aneurisma, la insuficiencia y regurgitación aortica siguen su curso. Añadieron un remedio más.
Y aparecieron otros problemas en el metabolismo, de tiroides, así es que faltan más estudios y consultas…cansan…

Estamos atravesando un verano con temperaturas
extremadamente altas, a menudo sobre los 40 C°, lo que aumenta más la debilidad muscular y obliga a pasar la mayor parte del tiempo conectada al respirador.
En uno de esos momentos es que se hace tan dificil siquiera seguir respirando, escribí estas líneas:

Cuando las adversidades se multiplican, el poder de Jehová se hace aún más evidente y podemos sentirnos como Ana, como vimos en el libro “Ejemplos de Fe”. Luego de abrirle su corazón a Jehová en oración:
´Ana se sintió aliviada. Había colocado el peso de su carga emocional sobre unos hombros infinitamente más anchos y fuertes que los suyos: los de su Padre celestial (lea Salmo 55:22). ¿Acaso puede haber algún problema demasiado grande para él? Jamás... ¡ni entonces, ni ahora, ni nunca!´
*** ia cap. 6 pág. 56 párr. 15 Le abrió su corazón a Jehová ***

Es un sentimiento que lo experimentamos cada día.

En medio de este vaivén de circunstancias cambiantes, se hace imperioso ajustar las velas de continuo para mantener la barca a flote, como dice una frase que me gusta:

“El pesimista se queja del viento;
el optimista espera que cambie;
el realista ajusta las velas.”

Y sí. Ya el puerto de nuestro deleite está frente a nuestros ojos. Seguimos orando por fuerzas para no detenernos, aunque haya mucho peso que abrume, no podemos distraernos de lo importante, unos de una manera, otros de otra, todos seguimos esforzándonos por alcanzar la otra orilla…la del ansiado Paraíso…la orilla de la abundancia de paz…ya está al alcance de la mano…sólo un poquito más...


domingo, 18 de octubre de 2015

Asamblea,Parte Médico,Fotos y Anhelos ...


Así termina uno de mis libros favoritos, el que acabamos completar de estudiar en las congregaciones: “Acerquémonos a Jehová”. Amo ese libro. Aunque ya lo estudiamos hace unos años y ahora…me encantaría volver a estudiarlo…es tan profundo…bueno…como lo es la Persona de quién habla: de nuestro Hacedor Jehová…jamás terminaremos de aprender y disfrutar de su maravillosa personalidad, así como de aprender a imitarlo en la vida cotidiana. Es como decía uno de los párrafos:
“Es un viaje que, si seguimos fieles, jamás terminará. En efecto, nunca dejaremos de acercarnos a Jehová.” 
 *** cl cap. 31 pág. 318 párr. 21 ‘Acerquémonos a Dios, y él se acercará a nosotros’ ***

Y qué maravilloso que así sea. Encaja con ese anhelo de eternidad que Él puso en nuestro corazón al tiempo de crearnos. Y no es una declaración ambiciosa. Es simplemente la manera en que estamos hechos, su propósito incambiable para la humanidad. (Eclesiastés 3:11)

Pensar en ello, meditar en todo lo que envuelve, nos da estabilidad ahora, aún en medio de tormentas en mar abierto como suele ocurrirnos atravesar en este tiempo agitado del fin. No somos inmunes a los tsunamis que golpean nuestro derrotero diario. Al contrario, somos blancos de los ataques del enemigo. Desde todo ángulo. Sabemos que así sería. Pero no navegamos a ciegas. Hay un Faro inmenso que ilumina nuestros días, y tenemos cada vez más segura el ancla del alma: La Esperanza que se agiganta, radiante, inminente, ante nuestros fatigados ojos…

Hace mucho que no escribo.
El oleaje fuerte no ha dado tregua
y ha quitado fuerzas para dejar
que serenas fluyan las palabras
que no encontraban aliento
para poderse expresar…

No sé si escribir en versos libres o mera prosa, dejaremos que simplemente las palabras dejen contar algunas de las lindas cosas que a pesar de todo: mala salud y angustias de todo tipo, (muy largas de contar), hemos podido disfrutar.
Jaelita ya cumplió un añito. Camina por entero como un trompito, parece esos muñequitos a cuerda que van por cada rincón hasta que se topan con algo, cambian de dirección…y siguen andando…

Lo más lindo: dio su primeros pasos solita, en el Salón del Reino, luego de una reunión…¿quieren compartir esos momentos?....aquí está:


video

Rogamos Jehová guarde su corazoncito y mente y crezca amándolo, por toda la eternidad.


Otro motivo de gozo: En Septiembre tuvimos la visita de nuestros hermanos Viajantes, así es que tuvimos la posibilidad de hacer el precursorado auxiliar de 30 horas con Waldo y la bendición de poder estar presentes en la reunión de precursores. Ese mes fuimos 52 auxiliares y 10 regulares. ¡¡Y el día domingo hubo 90 publicadores en la predicación por la mañana!!

Foto en la reunión de precursores
 (yo ando por la segunda fila, a la izquierda, sentada, de pullover rojo y abrigo negro)

 Hago todo desde mi rincón, sentadita en mi escritorio entre la cama y el respirador. Una de esas mañanas, vino la hermana Nadia, la esposa del Viajante, a acompañarme a escribir, le gustó cómo organicé "mi territorio virtual"...con parientes no TJ de hermanos, inactivos, personas interesadas, estudios y revisitas de otros hermanos de muchas partes del mundo....les pido las direcciones de personas a las que no les molestaría recibir una carta de ánimo, una breve descripción de sus circunstancias y sobre qué tema necesitan ayuda.
Por lo general, están enfermos o deprimidos... los hermanos les explican mi situación de salud...y esperan con gusto algún mensaje…¡y yo feliz y agradecida de poder escribirles!
No es mucho, ni todo lo que quisiera, ni la manera en que me gustaría hacerlo…pero es lo poco que puedo…

Y en Septiembre también tuvimos nuestra maravillosa Asamblea Regional: “Imitemos a Cristo”….¡qué manera de llorar! ¡Sumamente emotivo y conmovedor el programa! ¡Qué bendición tan grande estar en el pueblo de Jehová y ser instruidos por Él tan maravillosamente! No comentaré nada porque aún no la tuvieron en todas partes….sólo decirles que no se pueden perder ni un instante…ni un preludio musical…¡Gracias Jehová por esta Asamblea y gracias por tu Esclavo Fiel y Discreto!
Asamblea en Familia:

Con nuestra querida Ana


Waldo durante su discurso:



Parte Médico:

Desde el punto de vista físico, fue muy difícil estar presente los 3 días. El último, no parecía posible que pudiera levantarme siquiera de la cama. Pero con la ayuda de Jehová, mi amorosa familia y los arreglos de congregación para poder viajar desde casa junto a los hermanos, pude estar. Y disfrutarlo.
Luego, estuve unos 10 días muy enferma, con mucha fiebre y me ha costado reponerme. Aún ahora, me siento muy convaleciente y débil…lo que, sumado a la debilidad muscular de base…hace que me sienta como una mecha de lino que humea.
Este agotamiento tan extenuante y el dolor, aún sin hacer nada, sólo abrir los ojos al despertarme, es una prueba permanente…pero no lucho sola…realmente, de manera muy particular: Andamos por Espíritu, como familia, porque todos tenemos nuestras propias espinas…

Gracias Jehová por dejarnos descansar
nuestra humana fragilidad en tus brazos eternos,
en tu seno de amoroso de Padre,
y sentir que todo sentido tiene
si dejamos que nuestros pasos cansados guíes
con tu fuerza infinita, más allá de las nuestras…



Nancy
18-10-15