domingo, 10 de agosto de 2014

Despedidas...y Esperanzas...




Hay una mezcla en el paisaje, unos contrastes con tintes de nostalgia y esperanza superpuestas. Árboles que resisten con algunas hojas secas aferradas a su rama, otros completamente despojados…y otros que comienzan a retoñar y pincelar de verde el lienzo vivo que aún tiene tonos ocres de fondo…aún queda un mes de invierno (sí, deshojo sus días…), y este panorama de cambios es también una postal de la vida…
 
 No sé si vendrán más adelante, o están más suavizados este año, pero no se  han sentido tanto los vientos de Agosto por estas latitudes, como es habitual en este tiempo. O tal vez yo no los sienta encerrada aquí adentro. Pero sí ha habido un vendaval de emociones que golpearon con fuerza estos días, arrancándonos afectos, rostros amados que se durmieron, uno detrás de otro: a los que ya se fueron recientemente, se sumaron una hermana carnal de papá, un tío y un primo de Waldo (el hijo 10 días después de su padre) y ahora una tía muy amada, hermana menor de mi mami que vivía en Jujuy, a unos 345 km de aquí.
Me llamaron para avisar cuando estábamos en la puerta de casa, regresando de Catamarca, yo estaba muy delicada y ya no podía emprender otro viaje de nuevo inmediatamente. Fueron mis padres y mi sobrina los cuidó.  Aún estamos elaborando los duelos…pero con la esperanza cierta de que volverán…
 
Venía de acompañar a Waldo en un viaje veloz de dos días a Catamarca, una provincia vecina que está a unos 250 km de aquí, para poder saludar a los primos que quedaron tan devastados por las tragedias seguidas. En medio de tanto dolor, hubo brotes de verde esperanza que nos reconfortaron: conocer al resto de la familia que no conocía más que de nombre, disfrutar de su hospitalidad y cariño y ensanchar el corazón con queridos rostros nuevos…
Es muy difícil para mí viajar, me agoto mucho y toda la marejada de dolores aumenta…pero a pesar de todo, me permití disfrutar del paisaje, con sus altas montañas y vegetación de altura…una belleza nueva que llenaron los ojos y el sentimiento y embargó de gratitud y alabanza al Hacedor…sí…Jehová lo ha hecho todo bello a su tiempo (Ecle.3:11)
 
Ajena a todas estas angustias (aunque no tanto, porque también le afectan a su mamá), Jaelita sigue creciendo y ya nos va dando algunos sustitos, amenazando con llegar antes de tiempo: Damita ya está en su 7° mes. Ya está la cuna lista, su placard con su pequeña ropita, su cochecito, el bolso preparado para ir al sanatorio…esperemos que aguante lo poco que queda hasta la cesárea programada para fines de Septiembre.
 
Una de las gatitas de Damita: Pelusa, es ultra mimosa y parece que desde ya ama a Jaelita, se duerme abrazando la pancita de Damy…ella ya conoce sus latidos…y Jaelita ya debe reconocer su cálida compañía:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Como ven…a pesar del paisaje de invierno en nuestras vidas…también hay verdes retoños de esperanza…y los disfrutamos…
Y sin duda, la razón de fondo para llenarnos de gozo a pesar de las adversidades, es el privilegio inmenso de poder sumar nuestro granito de arena en esta campaña mundial histórica de la que participamos de la mejor manera que podemos, aun cuando no sea todo lo que quisiéramos dar…
Waldo y yo también estamos haciendo el precursorado auxiliar este mes, de 30 horas, esperamos poder alcanzar la meta, pero sobre todo, poder participar en esta campaña mundial al lado de ustedes, en cada rincón de esta bella gema azul. 

Es emocionante vivir estos tiempos. ¡Como también emociona ver el logo JW “en toda la creación que está bajo el cielo”.! (Colosenses 1:23).
Será inexcusable no saber Quién es Jehová, lo que hará y lo que espera de los mansos que lo buscan a tientas…
 
Tengo varios proyectos de cositas que quiero tejer, espero hacerlos, les iré mostrando. Por ahora voy a descansar un momento antes de continuar, tantas emociones le han pasado factura a este corazón, estoy muy fatigada y tengo un dolor en el pecho como una herida que arde, tal vez la insuficiencia y regurgitación aortica estén molestando, tengo pendiente ir al cardiólogo y otros doctores estos días…
 
Mientras tanto, disfrutaré los mates que estoy tomando en esta tardecita de invierno en compañía de ustedes, Waldo trabaja, mis papis estudian para las reuniones de toda semana en la cocina. Lulita toma los últimos rayitos de sol en el patio, mientras la luna ya viene empujando, vestida de noche y estrellas…
 

Ciclos
 
 
Cosas que terminan.
Cosas que empiezan.
Metas que se alcanzan
y otras que se trazan…
Rostros que parten…
y rostros que recién llegan…
Un vacío al despedir…
y brazos que se abren para recibir…
El sol se esconde…
y la Luna reina…
Y siempre hay luz…
aún en la más oscura tiniebla.
Porque no estoy sola…
Porque siempre estás Tú…
Porque compensas con dicha
lo que el dolor quita…
porque lo que hoy falta,
volverá a ser…
Cuando la Vida sea Eterna
y la usemos para agradecer…
 
 
Nancy
10-08-14
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 28 de julio de 2014

Vislumbres...



Estos días de sol pleno, a pesar de las bajas temperaturas mañaneras, han mostrado un rostro más amable de este invierno que ya transita poco más de un tercio de su camino por aquí.
 
La vida en este sistema, tan alejada del propósito original, (por ahora), tiene sus afiladas espadas que inmenso dolor causan a la humanidad toda…y no somos inmunes a ellas. Estos días recibimos varias noticias tristes sobre la pérdida de familiares, amigos y hermanos…y se hace imperioso ajustar el foco para ver más allá del dolor, manteniendo los ojos fijos en las cosas que no se ven (2 Cor.4:18)…pero de las que ya podemos tener:


VISLUMBRES
 
¡Cuánto anhelamos los perfectos días!
en que no haya canciones que con lúgubre acento,
nos hablen de una dicha que aniquiló la muerte
o de un amor que terminó en traición.
Será verdad entonces todo lo que se diga;
todo lo que se haga tendrá sana intención.
 
Jehová desde su trono mirará complacido
los afanes del hombre, la paciente labranza,
las siembras y la siega; la mano que se tiende,
la amistad perdurable; la sólida esperanza.
 
Cuando nada oscurezca el fulgor de esos días,
y ya no existan dudas que ultrajen la razón,
la paz del infinito sellará nuestra frente,
y ningún imposible herirá el corazón.
 
Álef Guímel


martes, 8 de julio de 2014

En tu propio mar…Para Jaelita

 
En tu propio mar…
 
 
Para Jaelita con amor…
(¡Mi niña ya espera a la suya!
No sé en qué momento
el tiempo pasó…)
 
 

Juega mi niña,
giras y nadas en tu propio mar,
dueña única de tu espacio,
sigues creciendo dentro de mamá.
 
Princesita hermosa…
escapada de un cuento fantástico, (*)
cual sirenita inquieta
te mueves y retozas dentro de mamá.
 
Crece tranquila, tu Hacedor vigila,
él te ha formado y ya sabe de tus gustos,
el color de tus ojitos, el cariño de tus manos.
A Él le perteneces. Él hizo el mar y el cielo…
y con amor te hizo a ti…
 
Sigue creciendo, sirenita hermosa
princesita de tu propio mar…
nadando y jugando pasan estos días…
nosotros te esperamos y amamos…
en nuestro corazón ya tienes tu lugar…
 

Nancy
07- 07 -14
 
(*) “En Literatura,  el cuento fantástico es el que se caracteriza por la imposiblidad real de sus personajes, lugares o temas."
La alusión a una “sirenita” es sólo una metáfora en el sentido, de que, tal como en la fantasía (no en la realidad), las sirenas viven y respiran bajo el agua…así los bebés viven y “juegan” en su propio mar.
De ningún modo expresa una creencia en personajes ficticios.
 



 
 

martes, 1 de julio de 2014

Frío de Ausencias…

 
¡No me gusta el frío! ¡Otra vez!. No puedo evitarlo. No quiero repetir esa frase cada vez que de frío me estremezco. Pero no puedo evitarlo. Me sale sola la exclamación. No tiene sentido. No logro nada con decirlo. Pero no puedo evitarlo. Es una expresión que sale como volcán con cada gélido estremecimiento. Cuando me doy cuenta…ya lo dije…y me tapo la boca como niño que expresó mal lo que quiso decir…porque sé que es parte de las estaciones que matizan el clima desde el comienzo de los tiempos…y sé que a  muchos les encanta…(y sí, también me gustan los paisajes nevados…para verlos por la ventana al lado del calor envolvente de una estufa o chispeante chimenea).
 
Y aquí estoy. Acurrucada en mi rincón con los brazos cruzados como si estuviera con un chaleco de fuerza, tratando de retener el escaso calor que este cuerpo medio congelado pueda generar. ¿Será mi pésima circulación?¿O tal vez mi falta de movilidad? ¿O los inviernos son más fríos? Aunque dicen los que saben que “inviernos eran los de antes”. De antes que yo nazca. Al menos por aquí.
 
Y no sé porqué tengo que estar escribiendo del invierno si es la estación que menos me gusta. Todo lo que duele...duele más.  Bueno, tal vez por eso escribo esto. Porque necesite expresar lo que pesa y abruma aquí adentro. Como el frío. Como las ausencias. De los que ya se durmieron, y de los que temo se duerman…
 
  
Sí…será por eso que este invierno está peor,
a pesar de que brilla el sol sobre el cielo azul…
 
Descansa Nonito amado…
Descansa querido Héctor...
Descansa Lira, amiga del alma...
Y se hace larga la lista
de los que guarda la memoria…

Tejeré una abrigada manta
con sus cálidos recuerdos,
sus risas y enseñanzas,
para abrigarme el corazón
cuando siento frío,
para esperar que regresen
los pájaros y las flores…
después de todo…
ya falta menos
para que sonría la Primavera…
 
 

viernes, 27 de junio de 2014

Ver de nuevo...

 
¡¡Todo bien!!...¡¡y rápido!!…gracias a Jehová la cirugía láser en los ojitos fue exitosa y he vuelto a ver como cuando salí de las cirugías de cataratas en el 2012…¡hermoso!...redescubriendo los colores, los detalles, los rostros, las hojas de los árboles en su copa...sus formas definidas y no sólo una masa verde o dorada sobre un tronco borroso.
Es como si hubiera estado en una habitación en penumbras ¡y de pronto prendieron todas las luces!...así se siente...
 
Hicieron capsulotomía posterior, “es un procedimiento quirúrgico que casi siempre debe realizarse tras la cirugía de la catarata, después de unos meses o unos años”.
 
Aunque se supone que no debía doler, pero tuve fuertes puntadas en los ojos por dos días y algunas molestias en la cabeza, con gotitas antinflamatorias pero ya estoy bien y quería saludarlos y agradecerles.
 
Lo que escribí en aquél  momento vuelve a ser válido para expresar lo que ahora siento:
 
 
Ver de nuevo
 
 
Gracias Jehová por tu bondad constante,
por haberlo hecho todo tan bello
y por poder descubrirlo ahora con mis ojos nuevos.

Esta oportunidad de volver a ver
deja acariciar y entrever lo que en breve será
lo cotidiano bajo tu Reino justo
cuando no quede en la tierra
nadie que por alivio clame,
donde el mudo cantará con alegría
y pronunciará feliz tu amado Nombre.
Cuando los ojos que sin luz están podrán ver
tus maravillosas obras y extasiados
por tanta belleza solo podremos alabarte,
cantar y eternamente agradecerte...
(Isaías 35:5,6)

Gracias Jehová por mis ojos nuevos...
 
 
Dáleth
16-12-12

http://paginasdenancy.blogspot.com.ar/2012/12/estrenando-ojitos.HTML

 
Y gracias de todo corazón por sus mensajes llenos de amor y acompañarme en cada tramo de esta travesía…hacen que las cargas pesen menos y pintan de colores los días grises...
 
Los quiero mucho...
 
PD: En la entrada citada arriba del 2012 aparecen las fotos de Blanquita y Pelusita recién llegadas...ahora están así:

 
 
 

lunes, 23 de junio de 2014

Ausente con aviso...

 
Vengo un ratito a saludarlos y contarles que quizás esté unos días ausente, espero que pocos…(pero miraré de reojo por aquí y el correo)...
 
Me adelantaron para hoy a las 9 de la mañana la cirugía de ambos ojos, será con láser, espero recuperarme pronto y seguir compartiendo nuestros detalles cotidianos en esta gran aventura de vivir...y encima…en los días finales…
 
Gracias por estar allí,
por compartir lo simple y lo bello,
la angustia y el dolor,
y por sobre todo:
la esperanza y el amor…
 
 
Los quiero mucho
 
 

viernes, 20 de junio de 2014

Cuando Despiertes en Primavera…


 
A Héctor Mendoza Alcayaga
(He´Mem y José Santos)
 

Último día de otoño.
Este año no verás llegar el invierno
por tus costas del Pacífico.
Pero me consuela pensar
que despertarás en la primavera
del ansiado Paraíso.
Tu Musa te llora. Tus hijos y nietos…
Tus hermanos y amigos…
habrá tanto que contarte
cuando despiertes en primavera…
 
No estuviste solo en la despedida,
unas trescientas almas que te amaban
te acompañaron a tu última morada.
Y un sinfín de amigos en la distancia
te lloraron y por los tuyos oraban.
 
Te conocí mientras buscabas un Colibrí
que había escrito tanto consuelo
y esperanza en forma de poesía,
Lira era su nombre…
como Álef Guímel la conocían.
No llegaste a tiempo para verla…
cuando viniste…ella ya dormía…
 
Soñaste con recoger sus versos
y sumarlos a los tuyos y a los míos
y a los de otros tantos que se acercaron
a un solo Sitio donde se respira
esperanza escrita en prosa y poesía.
Me alentaste a escribir,
aunque capaz no me creía.
- “Sólo soy barro con lágrimas mojado
qué podría escribir yo si de lírica no sabía,
sólo tengo esperanzas y sueños
y expresarlos no puedo”…
eso te dije un día.
 
Y tú respondiste:
“Tus sueños, no son sueños,
mujer de barro y acero,
Son esperanzas ciertas,
simple espera por lo que es seguro.”
Y así nació Dáleth, esa parte mía
que se siente viva al volcar lo que siente
en palabras que guardadas estaban
y hoy vuelan como semillas al viento
esperando que alguien las recoja
y haga más dulce y suave su sendero
y pinte alguna sonrisa en su abatimiento.
 
Ahora tú duermes y sentimos el desamparo
de tu paternal y fraternal cariño.
Llorarte a ti es llorar por tres:
por Héctor, el hermano sabio y equilibrado,
por He´Mem, el que escribía bellos cuentos
en la esperanza anclados,
y por José Santos, el poeta dulce,
el esposo enamorado de su Normita,
su Musa de juventud y otoño
que deshoja los días hasta que regreses…
 
Antes de dormirte le pedí a Mical,
(la dulzura que tienes por retoño),
que te diera este mensaje:
“Tus palabras se escuchan fuerte…
trascienden fronteras…
aún sin voz…”
Ahora ese mensaje cobra un sentido
más fuerte y real, más cierto y dolido…
 
¡Tantas veces escribí sin tener fuerzas para hablar!
Tomaré prestadas las palabras que dijiste un día
porque hoy es lo que haremos tus amigos por ti:
 
“No necesitas voz, para gritar tu canto.
Tus manos escribirán por ti
y tu hermano sembrará en el viento,
lo que se niega a proferir tu aliento.”
(José Santos)
 
Aquí estamos, con las manos llenas
de las semillas que nos dejaste…
las sembraremos en el viento…
y un día tú mismo las recogerás…
cuando despiertes en primavera…
 
 
Dáleth /Nancy
20-06-14
 
 
PD: Los seudónimos para escribir fueron tomados del alfabeto hebreo, de los nombres de las letras, pueden verse subtitulando algunos Salmos, como por ejemplo, el Salmo 34:
 
Álef Guímel: 1° y 3° letras hebreas
He´Mem:       5° y 13 ° letras
Dáleth:           4°  letra