jueves, 30 de octubre de 2014

Espera un poquito más...

 
Espera un poquito más...

A Mical Mendoza,
hija de José Santos/HeMem
 
 
Te acercaste a mi lado,
y dijiste, con ojitos llorosos:
- “Han pasado 5 meses sin mi papá,
no pareciera cierto…
Ha sido una real tortura…”
 
Hay mi niña…quisiera poder darte consuelo…
y se hace difícil con el corazón oprimido…
El Padre Eterno lo sabe,
Él te lo devolverá un cercano día…
 
Pasa demasiado rápido el tiempo…
El dolor no…
el vacío se agiganta…
pero la esperanza lo hace aún más…
 
Espera mi niña…
Permite que el Padre de ternuras infinitas
te abrace y sostenga…
Aguanta y espera, sólo un poquito más…
 
 

Nancy
30-10-14
 

lunes, 13 de octubre de 2014

—Estímulo en el viento—





Transcurre la siesta de un cálido día de primavera. El termómetro marca casi 31 C° . Tengo que apurarme a escribir algo antes de recoger mis cosas para ir a nuestra casita, a unas 18 cuadras de aquí, la casa de mis envejecidos y delicados padres. Estos días han sido de ir y venir todo el tiempo, acompañando a Damita allá mientras Ezequiel trabaja, amaneciendo con Jaelita en brazos tratando de calmar sus dolores de pancita, común en los bebés…¡¡han pasado tan rápido los años!!...pareciera que fue ayer que era a Damy a quien tratábamos de calmar…y a hora le toca a su bebita…es preciosa…una bendición…
Quería vivir para ver crecer a mi hija…y ahora a mi nietita…

Como dijo Waldo, Jaelita ya está experimentando la herencia de Adán…como todos…aunque será por poco tiempo, hasta que amanezca el milenio en que seremos libres…

Ya fueron a las reuniones, los hermanos de su nueva congregación los adoptaron a los tres y los arropan con su cariño…nos hace felices como papás ver que los quieran tanto…
¡¡Y Jaelita es el furor de la congregación!!, jaja…¡¡todos quieren sacarse fotos con ella!!...realmente no deja de conmovernos el amor de nuestra maravillosa hermandad…reflejado también en los tiernos y amorosos mensajes que ustedes les enviaron desde lugares distantes del mundo…gracias por ser parte de nuestros días…gracias por su amor…

La vida en estos días finales del sistema está tan llena de cambios, no somos inmunes a ellos y no dejan de afectarnos las ausencias de los amados, una lista dolorosa de afectos que sigue haciéndose más larga…habrá mucho que contarles cuando regresen…pronto…

Mis espinas en la carne a veces se tornan más punzantes y agresivas, como ahora mismo mientras escribo…pero a lo largo de estos años de paréntesis forzoso en la común rutina de toda ama de casa…he aprendido, como los colibríes, a buscar en el fondo de las cosas simples que aún puedo hacer, y sacar el néctar dulce de las flores silvestres, de mi entorno sencillo, que nutre y vigoriza el alma para no dejar de volar…

Las enfermedades no me dejan llevar una vida normal, y es interminable la lista de las cosas comunes a todos los mortales, que yo no puedo hacer…
Pero he aprendido a dar gracias por cada momento, a pesar del dolor físico o toda angustia, porque precisamente, esta condición física, permite tener tiempo para ahondar en las cosas bellas y profundas de Jehová y su maravillosa Creación, propósitos y Organización, y extraerlas, como si fuera con pinzas, (o con el pico de un Colibrí), no sólo para fortalecer la amistad con el Padre Tierno, Hacedor de cielo, tierra y mares…sino también para poder compartirlas con otros, con el que sufre en silencio, y aún en la distancia, sentarme a su lado y compartir la carga…y algo del néctar de las promesas que sostienen en la adversidad…aunque sea en forma de alguna tarjeta con textos que consuelan…o alguna palabra o algunos versos que suelo dejarles aquí…en especial los de los amigos ausentes que dejaron tanto:

—Estímulo en el viento—

     Oh, alma mía, sé que hay corazones que arrojan estímulos al viento, como hojas frescas de un otoño recién nacido. Vasijas de barro resistiendo la tempestad. Negándose la osadía de rendirse al resistidor, al desaliento. Corazones de miel que miran por la ventana, mas allá de lo que ven los ojos. Que entregan sus palabras tiernas como pétalos a la brisa de la mañana. Y ella las recoge exultante, para depositarlas con ternura sobre los habitantes del futuro. Aquellos que sufren en un mundo donde abundan las tinieblas.

     Hojas frescas que se unen al rocío del Hacedor, que ha enviado a sus ovejas en medio de la noche. Valerosos baluartes de fe que portan vasijas de barro con el agua de la vida. Y el mundo los ha odiado, porque se niegan a callar. Jamás las piedras tomarán su lugar, aún cuando les aten las manos, cuando el enemigo los relegue a una silla o a un camastro. No callarán. Seguirán mirando por la ventana sujetos a la esperanza y a la promesa de Jah, leales a su Dios, depositando hojas frescas en el viento.


         Oh, alma mía, asomémonos también por la ventana, para ver el futuro anhelado, para ver colibríes contra la tempestad...  para recoger estímulo del viento. 


José Santos
2008
                                                                  

"¿Por qué estás desesperada, oh alma mía, 
y por qué estás alborotada dentro de mí? 
Espera a Dios, porque todavía lo elogiaré 
como la magnífica salvación de mi persona."
(Salmo 42:5)







 








martes, 30 de septiembre de 2014

¡¡Ya llegó!!...

 
 
El jueves pasado por la noche, Damita y Ezequiel tuvieron que salir un poquito antes de la reunión porque estaba con muchas contracciones. Fueron al sanatorio por una revisión, pero ya la hicieron quedar para realizar la cesárea al día siguiente…¡¡Y nació Jaelita!!

Se adelantó unos días, estaba prevista para hoy, pero nació el viernes 26 a la mañana, a las 8:18 hs, pesó 3.030 Kg, y medía 45 cm, con 37 semanas de gestación. Su nombre: Jael Rocío.
Tanto Damita como ella están bien, ya en casita, arropadas por todo el amor de la familia, amigos, hermanos locales y todos ustedes que aún desde lejos nos acompañaron estos meses con sus oraciones, cariño, mensajes y llamadas...gracias por todo su amor...
Gracias Jehová por esta bendición...que sea para Él...
Es una bebita muy hermosa…y no es porque sea mi nietita..¡realmente es preciosa!

Así es que, como imaginarán, estos días han sido muy ajetreados, yendo y viniendo de una casa a la otra, ultimando detalles, tejiendo souvenirs (unos 60 pero creo que tendré que hacer más)…se los dejo aquí para ustedes, aún en la distancia:
 



Yo tejí los vestiditos e hice las tarjetitas, mi mami cosió las florcitas con una mostacilla al centro, Damy les puso el cordón dorado, Ezequiel hizo el cartel de Bienvenida para el sanatorio y Waldo corrió a conseguir todas las cositas que se me ocurrían para hacer…él está detrás de todo lo que hago…es un gran esposo, compañero, papá…¡y abuelito!



Tanto entusiasmo me hace andar más de la cuenta y mis pies y piernas están insoportables de hinchados y doloridos, así es que apenas puedo me acuesto entre tarea y tarea…pero estamos felices de poder acompañar a nuestros hijos en esta etapa tan importante de su vida…y la nuestra…

Somos concientes de que “A menos que Jehová mismo edifique la casa, de nada vale que sus edificadores hayan trabajado duro en ella.” (Salmo 127:1)
Por eso oramos que Él guíe a los flamantes papis y bendiga los esfuerzos por ponerlo a Él en primer lugar en sus vidas, criando a Jaelita en sus caminos y enseñándole a amarlo con todo su corazoncito y ser…

J ehová te hizo, le perteneces
A Él, nosotros te
E speramos con amor inmenso, y
L as gracias le damos por poder tus ojitos ver…








sábado, 6 de septiembre de 2014

Cuenta Regresiva...


¡Me encanta Tucumán en esta época! Pareciera que toda la provincia de pronto se convirtiera en un inmenso jardín, con todas su calles adornadas por gigantescos ramos de flores amarillas intensas, rosadas, blancas, lilas y violetas…toda una gama aportada por los grandes Lapachos en flor a los que se suman los árboles “pata de cabra”, ó “Árbol Orquídea”.

Y aún queda flotando el en el aire la fragancia de los azahares, naranjos en flor, característicos de las calles tucumanas, ya sea en la ciudad, los barrios y cada rincón de estas cálidas tierras…parecen árboles nevados al estar cubiertos por sus pequeñas y perfumadas flores blancas…ahhh…todo se llena de vida mientras el invierno acomoda su maletas para seguir su viaje por otras latitudes…

Es como si las flores le tomaran el pulso a la Tierra, reconocen en su latido que llegó su momento de entrar en el paisaje, de desplegar sus coloridos trajes, de envolvernos con su esencia…de dejar el letargo de los días fríos y entibiarnos el alma…
Sí…ellas saben que se acerca la Primavera…ellas saben…
 
Jehová mediante, esta Primavera también nos traerá otra florecita que esperamos con amor: Jaelita parece que no aguantará hasta el 29 de este mes, fecha en la que está programada la cesárea de Damita. Es impresionante cómo creció esa bebita…¿quieren verla moverse dentro de pancita de su mami?...bueno, les dejo este video que se grabó Damy mientras su bebita se mueve con vehemencia dentro suyo, está filmado desde arriba:

video
 

Sí, ella también, como las flores, sabe que se aproxima su tiempo de entrar en el paisaje…

Con la ayuda de Jehová, pudimos estar presente y disfrutar de nuestra Asamblea Regional…¡qué maravillosa provisión de Jehová!...¡tremendamente emotiva! ¡¡Con razón el hermano Viajante nos advirtió que lleváramos pañuelos!! ¡Menos mal que le hicimos caso!
No puedo comentarles nada porque muchos de ustedes aún no la tuvieron…sólo decirles que hagan arreglos para no perderse ninguna sesión, ningún discurso…nada…

Yo no puedo mantenerme sentada por mucho tiempo, necesito estar recostada y apoyar la cabeza pues no la sostengo por debilidad de los músculos del cuello (¡y de todos!), así es que Waldo, amorosamente, sigue llevándome una silla reposera para aguantar el programa. Pero al final de cada día ya no podía más del cansancio y el dolor espantoso en todo el cuerpo y las piernas, necesitaba levantarlas sobre algo, así es que, aunque me daba vergüenza tener que levantarme al final del programa cada día, tuvimos que irnos al final del auditorio para que me diera un poco el aire y pudiera apoyar las piernas sobre su maletín, estaban terriblemente hinchadas, ¡mis pies ya parecían pelotas de fútbol con sandalias! ¡ya en vez de dar pasos…rodarían!

Aún así, la maravillosa instrucción de la que pudimos beneficiarnos, hacía que todo esfuerzo fuera compensado con creces…¡Gracias Jehová por esta Asamblea! ¡Y gracias a su Esclavo Fiel y Discreto por tanto trabajo en dispensarnos el alimento al debido tiempo!
Les dejo algunas fotitos de la familia:



 
Con los papás de Ezequiel y Emanuel, su hermano
 
Con mis padres:

Waldo en su discurso

 
Jaelita ya me está apurando a que termine de tejer souvenirs para ella…así es que ando muy atareada, dentro de lo que dan las fuerzas…
 
Luego de la asamblea volvimos a la rutina de recorridas médicas, durante la semana me hicieron 3 estudios que solicitó el Cardiólogo, los resultados estarán el martes, día en que también tiene que volver a verme el doctor…no sé qué cosita rara nueva hay en la ecografía doppler cardíaca que me hizo el jueves…ya veremos de qué se trata…
Sigo sin fuerzas y muy dolorida, como siempre, y cada pequeña cosa cuesta muchísimo esfuerzo…aunque por fuera no se note…

Ya la madrugada se instaló a mi lado, acompañando mi insomnio, el que aprovecho ahora para escribirles, mientras veo mi escritorio lleno de cositas en color rosa: hilos, tejidos, flores, cintas…un recordatorio del trabajo que aún me falta…espero mostrárselos luego…

Oramos que esta cuenta regresiva hasta el nacimiento de Jaelita transcurra sin sobresaltos, y que tanto ella como su mamita estén bien y podamos pronto disfrutar de tenerla en los brazos, con la bendición de Jehová…
 
Gracias por acompañarnos en cada tramo del camino y compartir nuestras vivencias cotidianas…los quiero mucho…


Lluvia de Colores...

 
 
Lluvia de Colores
 
 
Una brisa suave agita las ramas…
una amarilla lluvia cae sobre tu pelo…
Juega el viento con las flores del Lapacho
y sin que tú lo sepas, te corona de pétalos…
 
Sigues caminando,
y la lluvia es rosada ahora…
sigues caminando,
y te llueven flores blancas…
 
Lluvia de colores,
flores que bajó el viento
para que tú mejor las veas.
Alfombran las veredas,
las plazas y jardines…
perfuman el aire
y alivian corazones…
 
Lluvia de colores…
¡envuélveme toda!
Recostada bajo mi naranjo
me cubriste con encaje de Azahares,
lluvia que da paz,
lluvia que no moja,
lluvia que adorna lo que toca…
 
¡Lluvia de colores…
eres un canto a la Vida!...
 
Y me nutres de Ella…
 
 
Nancy
06-09-14
 
 
Lapacho Blanco
 
 
 
 Árbol Orquídea ó Pata de Cabra

 
Azahares...flor del Naranjo

Lapacho Amarillo
 
 
 

domingo, 10 de agosto de 2014

Despedidas...y Esperanzas...




Hay una mezcla en el paisaje, unos contrastes con tintes de nostalgia y esperanza superpuestas. Árboles que resisten con algunas hojas secas aferradas a su rama, otros completamente despojados…y otros que comienzan a retoñar y pincelar de verde el lienzo vivo que aún tiene tonos ocres de fondo…aún queda un mes de invierno (sí, deshojo sus días…), y este panorama de cambios es también una postal de la vida…
 
 No sé si vendrán más adelante, o están más suavizados este año, pero no se  han sentido tanto los vientos de Agosto por estas latitudes, como es habitual en este tiempo. O tal vez yo no los sienta encerrada aquí adentro. Pero sí ha habido un vendaval de emociones que golpearon con fuerza estos días, arrancándonos afectos, rostros amados que se durmieron, uno detrás de otro: a los que ya se fueron recientemente, se sumaron una hermana carnal de papá, un tío y un primo de Waldo (el hijo 10 días después de su padre) y ahora una tía muy amada, hermana menor de mi mami que vivía en Jujuy, a unos 345 km de aquí.
Me llamaron para avisar cuando estábamos en la puerta de casa, regresando de Catamarca, yo estaba muy delicada y ya no podía emprender otro viaje de nuevo inmediatamente. Fueron mis padres y mi sobrina los cuidó.  Aún estamos elaborando los duelos…pero con la esperanza cierta de que volverán…
 
Venía de acompañar a Waldo en un viaje veloz de dos días a Catamarca, una provincia vecina que está a unos 250 km de aquí, para poder saludar a los primos que quedaron tan devastados por las tragedias seguidas. En medio de tanto dolor, hubo brotes de verde esperanza que nos reconfortaron: conocer al resto de la familia que no conocía más que de nombre, disfrutar de su hospitalidad y cariño y ensanchar el corazón con queridos rostros nuevos…
Es muy difícil para mí viajar, me agoto mucho y toda la marejada de dolores aumenta…pero a pesar de todo, me permití disfrutar del paisaje, con sus altas montañas y vegetación de altura…una belleza nueva que llenaron los ojos y el sentimiento y embargó de gratitud y alabanza al Hacedor…sí…Jehová lo ha hecho todo bello a su tiempo (Ecle.3:11)
 
Ajena a todas estas angustias (aunque no tanto, porque también le afectan a su mamá), Jaelita sigue creciendo y ya nos va dando algunos sustitos, amenazando con llegar antes de tiempo: Damita ya está en su 7° mes. Ya está la cuna lista, su placard con su pequeña ropita, su cochecito, el bolso preparado para ir al sanatorio…esperemos que aguante lo poco que queda hasta la cesárea programada para fines de Septiembre.
 
Una de las gatitas de Damita: Pelusa, es ultra mimosa y parece que desde ya ama a Jaelita, se duerme abrazando la pancita de Damy…ella ya conoce sus latidos…y Jaelita ya debe reconocer su cálida compañía:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Como ven…a pesar del paisaje de invierno en nuestras vidas…también hay verdes retoños de esperanza…y los disfrutamos…
Y sin duda, la razón de fondo para llenarnos de gozo a pesar de las adversidades, es el privilegio inmenso de poder sumar nuestro granito de arena en esta campaña mundial histórica de la que participamos de la mejor manera que podemos, aun cuando no sea todo lo que quisiéramos dar…
Waldo y yo también estamos haciendo el precursorado auxiliar este mes, de 30 horas, esperamos poder alcanzar la meta, pero sobre todo, poder participar en esta campaña mundial al lado de ustedes, en cada rincón de esta bella gema azul. 

Es emocionante vivir estos tiempos. ¡Como también emociona ver el logo JW “en toda la creación que está bajo el cielo”.! (Colosenses 1:23).
Será inexcusable no saber Quién es Jehová, lo que hará y lo que espera de los mansos que lo buscan a tientas…
 
Tengo varios proyectos de cositas que quiero tejer, espero hacerlos, les iré mostrando. Por ahora voy a descansar un momento antes de continuar, tantas emociones le han pasado factura a este corazón, estoy muy fatigada y tengo un dolor en el pecho como una herida que arde, tal vez la insuficiencia y regurgitación aortica estén molestando, tengo pendiente ir al cardiólogo y otros doctores estos días…
 
Mientras tanto, disfrutaré los mates que estoy tomando en esta tardecita de invierno en compañía de ustedes, Waldo trabaja, mis papis estudian para las reuniones de toda semana en la cocina. Lulita toma los últimos rayitos de sol en el patio, mientras la luna ya viene empujando, vestida de noche y estrellas…
 

Ciclos
 
 
Cosas que terminan.
Cosas que empiezan.
Metas que se alcanzan
y otras que se trazan…
Rostros que parten…
y rostros que recién llegan…
Un vacío al despedir…
y brazos que se abren para recibir…
El sol se esconde…
y la Luna reina…
Y siempre hay luz…
aún en la más oscura tiniebla.
Porque no estoy sola…
Porque siempre estás Tú…
Porque compensas con dicha
lo que el dolor quita…
porque lo que hoy falta,
volverá a ser…
Cuando la Vida sea Eterna
y la usemos para agradecer…
 
 
Nancy
10-08-14